Programa de ciencia ciudadana llama a conservar y monitorear orquídeas nativas en Chile

La iniciativa, que busca hacer un llamado a la población para cuidar a esta especies de plantas que se encuentra bajo amenaza, es organizada por el Centro de Conservación de Orquídeas Chilenas, con el respaldo de Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB), el Ministerio del Medio Ambiente y la plataforma iNaturalist.

0
814
Créditos: Isabel Mujica

En Chile existen 72 especies de orquídeas nativas, y si bien se suelen vincular a regiones tropicales, se encuentran distribuidas por todo el territorio nacional. Estas especies de flores, que se destacan por sus formas y colores, concentran su mayor cantidad de grupos entre las regiones de Valparaíso y Bíobío. Pese a esta gran diversidad, en nuestro país sólo se conoce el estado de conservación de 13 de estas especies.

Con el objetivo de proteger y ayudar a difundir el conocimiento acerca de las orquídeas, se lanzó el programa “Monitoreo Ciudadano de Orquídeas Nativas 2021”, llevado a cabo por el Centro de Conservación de orquídeas Chilenas (Cecorch), gracias al apoyo del Ministerio del Medio Ambiente (MMA), el Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB), y la plataforma iNaturalist.

Al respecto, Isabel Mujica, directora de Cecorch y científica IEB, señaló: “Queremos invitar a todas las personas, en especial a las organizaciones locales, a ser parte de este proyecto para convertirse en monitores de orquídeas y, de esta manera, ayudar a recabar información sobre la distribución, estado y amenazas de las poblaciones de orquídeas nativas, con el fin de aportar a la clasificación de sus estados de conservación. Todo esto, considerando que muchas especies están en peligro en todo el mundo. El año pasado ya tuvimos una experiencia similar y esta vez queremos sumar a más personas interesadas a esta linda iniciativa”.

En la a versión anterior (2020), la campaña logró que más de 100 personas a lo largo del país se ofrecieran para observar y monitorear poblaciones naturales de orquídeas. En base a esta experiencia Mujica apunta a que en esta versión anual buscarán enfocarse en las comunidades locales y en el uso de la plataforma iNaturalist, la cual permite reconocer especies a través del teléfono celular.

El lanzamiento de la iniciativa coincide con la temporada del año en la cual las orquídeas inician su etapa de floración en el territorio nacional, temporada que termina en enero/febrero. Los meses restantes, estas plantas viven bajo tierra, y es en otoño o invierno en donde emergen a la luz a través de pequeñas hojas. A pesar de lo anterior, durante todo el año las orquídeas forman vínculos muy estrechos con diferentes especies, sobre todo con diversos tipos de hongos.

“A diferencia de la mayoría de las orquídeas que hay en el mundo, las chilenas son terrestres y no epífitas (que crecen sobre otras plantas) y representan algunos de los linajes más antiguos del continente. Todas las orquídeas dependen mucho de sus interacciones con otros seres vivos que existen en su hábitat. Las orquídeas tienen semillas pequeñas que no poseen reservas energéticas, por lo tanto, no pueden germinar por sí solas. Por ello se asocian a un hongo, el cual entrega nutrientes a la planta hasta que ésta desarrolle sus primeras hojas y así pueda hacer fotosíntesis”, explica Isabel Mujica.

Créditos: Gerard Poblete

De cara a la quienes quieran proteger a esta especie de plantas, la científica afirma que para su cuidado es esencial que se tenga una buena calidad de suelo, hecho que protege a una red enorme de hongos, obteniendo por resultado el correcto desarrollo de las orquídeas.

Sin embargo, la biodiversidad de flora en nuestro país se encuentra bajo amenaza precisamente en aquellos lugares en dónde más abundan estas flores, más específicamente entre la Región de Valparaíso y Bíobío. Según asegura la directora de Cecorch, uno de los principales factores de riesgo, se debe al expansivo desarrollo inmobiliario y la abundancia de plantaciones forestales, razón que impulsa a la científica a seguir buscando la protección de estas especies a lo largo del territorio nacional. Agrega una mención especial a aquellas orquídeas que están en los extremos de Chile: una especie que crece en bofedales, en el Altiplano; y a escasas especies ubicadas en la Patagonia.

Cabe destacar que la actividad transmitida a través del canal de Youtube de Cecorch, contó con la exposición de Charif Tala, jefe del Departamento de Conservación de Especies del MMA; Gabriela Narváez, de la Universidad Austral de Chile y coordinadora del Monitoreo; Mauricio Cisternas, del Jardín Botánico Nacional y fundador de Cecorch; y de Jorge Herreros, administrador de la plataforma iNaturalist Chile. Este evento fue liderado por la División de Recursos Naturales y Biodiversidad del MMA, contando a su vez con la participación de comunidades y monitores locales e interesados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí