Primera liberación en Chile de agente de control biológico para el manejo de mosca de alas manchadas en cultivos orgánicos

El investigador entomólogo Dr. Ernesto Cisternas Arancibia, quien dirigió los planes de control biológico y natural de esta primera liberación en Chile, entre 6 y 7 mil insectos, explica que “cuando llega una nueva plaga e invade un territorio, como es el caso de la mosca de alas manchadas, los daños regularmente son muy altos y, en este caso, afecta a la fruticultura de exportación y, por ende, la fruticultura de consumo interno y autoconsumo”.

0
599

En una parcela dedicada al cultivo de frutas y hortalizas orgánicas en la localidad de Panquehue, Región de Valparaíso, se realizó la primera liberación en el país, reintroduciéndose el agente de control biológico, el endoparasitoide Pachycrepoideus vindemmiae (Rondani) para el manejo de la plaga mosca de alas manchadas (Drosophila suzukii).

Mosca de alas manchadas es una especie plaga que fue detectada el 2017 en el sur de Chile y actualmente se encuentra establecida también en la región de Valparaíso.

Desde 2017 Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) La Cruz inició la búsqueda de enemigos naturales presentes en la Región de Valparaíso, detectándose tempranamente la presencia de, al menos, tres de los principales parasitoides también presentes en distintos países donde la mosca de alas manchadas se ha establecido.

El investigador entomólogo Dr. Ernesto Cisternas Arancibia, quien dirigió los planes de control biológico y natural de esta primera liberación en Chile, entre 6 y 7 mil insectos, explica que “cuando llega una nueva plaga e invade un territorio, como es el caso de la mosca de alas manchadas, los daños regularmente son muy altos y, en este caso, afecta a la fruticultura de exportación y, por ende, la fruticultura de consumo interno y autoconsumo”.

Como primera medida de manejo, agrega, “se utiliza y establece el uso de insecticidas autorizados por el SAG y como los daños llegan a ser extremos cuando no se controla, los productores deben establecer programas de aplicaciones preventivas para el manejo y control de la mosca de alas manchadas”.

Este parasitoide Pachycrepoideus vindemmiae (Rondani) ha sido colectado y multiplicado bajo condiciones de laboratorio en INIA La Cruz cuya crianza estuvo en manos de Ana Morales Rozas, técnico de laboratorio y dirigida por el investigador entomólogo Dr. Ernesto Cisternas Arancibia.

Paraditoide liberado

Liberación

En el proceso de reintroducción, el parasitoide fue liberado en una zona de berries (moras, frambuesas y frutillas) donde se detectó la presencia de adultos de moscas de alas manchadas.

El Doctor Cisternas explica que el tiempo de residencia de la plaga mosca de alas manchadas en la localidad de Panquehue, específicamente en este huerto, es reciente y este parasitoide se adaptará a D. suzukii como recurso para reproducirse o alimentarse, igual como ha sido reportado en otras partes del planeta. Cabe esperar un incremento en el número de parasitoides y depredadores que participan del control natural de esta plaga.

De acuerdo a la investigación y literatura existente en el mundo, este parasitoide ha resultado efectivo para controlar la población de la mosca de alas manchadas, con un porcentaje de eficacia desde un 50%. Eso sí, precisó el experto, que “los niveles de parasitoidismo de las pupas de mosca de alas manchadas , que han sido determinados son muy variables. Para Chile no se han determinado las tasas de parasitoidismo, en ello debemos trabajar intensamente”.

Precisa el especialista que el “uso de los enemigos naturales es una de las medidas de manejo sostenible e inteligente de las plagas que permiten la existencia de nuevos equilibrios, permiten reducir las aplicaciones de insecticidas, migrar a ingredientes activos naturales y a manejos agroecológicos y orgánicos y de esta forma producir de forma sustentable y sostenible, minimizando el impacto sobre el ambiente y reduciendo los riesgos para la salud humana”.

Además, este predio por su condición de producción orgánica posee una gran diversidad de enemigos naturales los que podrían aumentar de manera natural a lo largo del tiempo.

Pachycrepoideus vindemmiae puede reproducirse también sobre otras especies de moscas por lo que podría tener un impacto positivo en el control biológico natural no solo de la  mosca de alas manchadas, sino de otras moscas presentes en el huerto. “El parasitoide si bien no va a controlar la plaga en su totalidad sí va a contribuir a prevenir el crecimiento de la población evitando que aumente la presencia de  mosca de alas manchadas y por ende sus daños”.

El especialista entregó detalles de las acciones que se han desarrollado en el lugar para controlar diferentes plagas presentes en este huerto orgánico. “El control biológico es la opción de manejo para la Drosophila suzukii. En este predio dedicado al cultivo orgánico de frutas y hortalizas, hemos fortalecido el desarrollo del control biológico aumentativo y de conservación y hemos obtenidos resultados promisorios utilizando diversos agentes biológicos”, señala el Dr. Cisternas. “La primera liberación que se realizó fue para el control de la plaga Bagrada hilarisochinche pintada mediante el uso del parasitoide naturalizado de huevos Trissolcus hialinipennisademás del uso de otras estrategias como cultivo trampa y control mecánico de bagrada con aspiración G-VAC”.

También se realizó la liberación de depredadores para el control de pulgones en frutilla Chrysoperla defreitasi Brooks, y se liberó el endoparasitoide de larvas Goniozus legneri para Cydia pomonella o polilla de la manzana, Cydia molesta y Proeulias spp que atacan los duraznos, almendros y nogales y ahora se está liberando el parasitoide Pachycrepoideus vindemmiae (Rondani) agente natural que endoparasita pupas de la Drosophila suzukii o mosca de alas manchadas.

Destaca el especialista que todos estos enemigos naturales han sido propios del predio. “No hemos traído individuos de otros hábitats, sino que son naturales de estas zonas agroecológicas. Solamente los hemos aumentado en el laboratorio y reintroducido en su ambiente”.

Dr. Ermesto Cisternas, responsable de la liberación en campo del insecto.

Es importante destacar que los parasitoides y depredadores que hemos encontrado en la región de Valparaíso, también se encuentran en otras regiones del país, precisa el experto. “El estudio de las nuevas interacciones entre los enemigos naturales (predadores, parasitoides, patógenos) y la plaga es algo complejo, más aún en las primeras fases de desarrollo de la plaga en su nuevo medio ambiente. Por ello es en extremo relevante su estudio”, asegura el Dr. Cisternas.

El parasitoide P. vindemmiae ha sido encontrado e identificado en diferentes localidades y hábitats naturales de la región y en el predio en Panquehue. Se espera que tenga un impacto positivo y efectivo en el control biológico natural de la plaga  mosca de alas manchadas que se encuentra en fase de establecimiento en el predio y la región de Valparaíso.

Si bien esta es la primera liberación, el plan contempla continuar realizado nuevas liberaciones y de esa manera, ir evaluando el nivel de parasitismo y su efectividad en el control de  mosca de alas manchadas por parte del equipo de especialistas del INIA La Cruz. También, dijo el Dr. Cisternas, “a partir de esta primera liberación se va generar información fundamental que nos permitirá establecer las dinámicas de vuelo, que permitan comprender el manejo de las liberaciones en campo, así como las fenologías e interacciones huésped-parasitoide”.

Sin duda, esta liberación viene a contribuir a este modelo sustentable de producción de frutas y hortalizas, y mientras mayor sea el universo de insectos controlando las plagas, tanto mejor. “Todavía queda mucho por saber sobre su comportamiento en Chile, ciclos estacionales, preferencias y especificidad de huéspedes estacionales. La investigación recién comienza”, concluye el Dr. Cisternas.

Leslie Vergara, productora orgánica en Panquehue, recuerda que partió con este proyecto el 2007 y el 2011 recibe la certificación. “Decido comenzar a producir sus propias frutas y hortalizas motivada por un cambio en la alimentación de mi familia y por el deseo de aportar a reducir el uso de plaguicidas”. Relata más adelante, “me impactó darme cuenta de la cantidad de agroquímicos que se estaba utilizando en la producción de alimentos y la verdad no quería alimentar a mis hijos sabiendo de la carga de plaguicidas que contenía. Partí con una chacra de 2 mil metros cuadrados cultivando de todo”.

Actualmente, entrega canastas en el colegio de sus hijos ya que la producción era alta y requería comercializar sus productos a familias que sintonizaran con su misma filosofía de conciencia y respeto por los procesos de la naturaleza. Además de puntos de venta en La Reina, Santiago y otros lugares.

Para mí ha sido todo un aprendizaje escuchar a los investigadores entomólogos del INIA La Cruz. Han pasado 4 años, recuerda “y ha sido maravilloso aprender de ellos y aplicar la tecnología del control biológico de esta manera. Agradezco el aprendizaje que he recibido y todo lo que me han compartido los especialistas principalmente los doctores Ernesto Cisternas, Aart Osman y Ana Morales, que realizó la crianza de los diferentes controladores biológicos”.

Si todos los agricultores usaran la tecnología de esta manera, concluye, tendríamos un mundo mucho más consciente y amigable con el medio ambiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí