Las aves migratorias lo agradecen: aprueban creación del Santuario de la Naturaleza Tubul-Raqui

Dada su gran extensión, biodiversidad y capacidad para prestar servicios ecosistémicos a las comunidades locales, el humedal costero del golfo de Arauco es considerado uno de los más importante de la Región del Biobío.

0
371
Créditos: Marcelo Vildosola

Una de las principales añoranzas ambientales de la Región del Biobío se materializó este jueves. El Consejo de Ministros por la Sustentabilidad y el Cambio Climático decidió aprobar, en su primera sesión transmitida en vivo, la creación del Santuario de la Naturaleza Humedal Tubul-Raqui, ubicado en la comuna de Arauco.

La petición fue levantada por la Municipalidad de Arauco que, apoyada por la colaboración técnica de la Seremi del Medio Ambiente del Biobío, consiguió presentar una propuesta para proteger el humedal.

El futuro santuario -que se convertirá en el quinto de la región- cuenta con una superficie aproximada de 935,4 hectáreas (ha.) y forma parte de uno de los ecosistemas más importantes de la zona, dada su gran extensión total (2.398 ha.), su alta biodiversidad y capacidad de prestar beneficios a las comunidades locales. Además, destaca como uno de los humedales más importantes del centro sur chileno, dada la alta presencia de aves que utilizan el humedal como ruta migratoria, albergando cerca de 100 especies.

La declaración de este nuevo santuario contribuye a la mitigación y adaptación al cambio climático, ya que permite almacenar y depurar aguas, ayudar en la fijación de carbono, control de inundaciones, reducción de sequías y conservación de la biodiversidad.

Junto con su importancia para el ecosistema, en este humedal se desarrolla la extracción artesanal del pelillo, la especie más importante de macroalga cultivada en el litoral costero, que es usada en la industria alimentaria, farmacéutica y con fines de investigación en biotecnología.

“Este es un gran avance en la conservación de la biodiversidad. El humedal Tubul-Raqui es de gran relevancia para el ecosistema en la Región del Biobío y también impactará directamente en las comunidades, porque en este humedal se desarrolla la pelillera. Esta actividad es reconocida como un modelo exitoso y sustentable del manejo del pelillo, y es un importante motor de desarrollo socioeconómico local”, aseguró la ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas.

El santuario de la naturaleza recibe el nombre de Tubul-Raqui porque en él desembocan los ríos del mismo nombre, de origen costero y pluvial. Su vegetación está constituida por comunidades emergidas de plantas vasculares con raíces que ocupan territorios con altos niveles de salinidad, derivada de la influencia marina costera, como perennes y halófitas Spartina densiflora y Sarcoconnia fruticosa, observándose en muchos casos una combinación de ambas especies, lo que da lugar a complejos mosaicos de vegetación. 

El humedal registra seis especies de fauna acuática y 107 especies de fauna terrestre. Destacan, igualmente, los anfibios y reptiles presentes, todos clasificados en el marco del Reglamento de Clasificación de Especies (RCE).

La propuesta de creación del santuario de la naturaleza para Tubul-Raqui forma parte del Plan Nacional de Protección de Humedales 2018 -2022, cuyo objetivo central es proteger la biodiversidad y los servicios ecosistémicos en áreas prioritarias de humedales, a través de la declaración de una categoría de área protegida que garantice su conservación y gestión a largo plazo.

El seremi del Medio Ambiente, Oscar Reicher, señaló que “con esta declaratoria, la Región casi duplica la superficie de humedales protegidos actualmente.” Asimismo, enfatizó en el aporte de las organizaciones socio ambientales de la comuna “que impulsaron esta declaratoria”, así como también destacó “a las profesionales del Ministerio que trabajaron arduamente para este logro”.

Créditos: Marcelo Vildosola

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí