La necesidad de mejor gestión de agua en las praderas

En el sur, las lluvias todavía permiten el crecimiento de las praderas. En ese sentido, aunque tradicionalmente las praderas no se han regado, el cambio climático y la creciente presión por mejores resultados está llevando a usar cada vez más el riego en praderas. Si se cuenta con un sistema de riego, la inversión en este sistema es menor y puede hacer una tremenda diferencia en el resultado final.

La agudización de la sequía en nuestro país se ha acentuado afectando tanto a agricultores y ganaderos, sobre todo aquellos que se sitúan en las praderas, un lugar donde el recurso se hace más necesario.

Cristóbal Rivas

La escasez del agua ha dificultado el crecimiento de estas zonas. Otro de los principales sectores que se ha visto afectados es el lechero en el sur del país, ya que los animales bovinos cuentan con menor cantidad de alimentos, y por ende la producción de leche ha caído entre 15% y 25%.

Hoy el problema de seguridad hídrica es ubicuo en Chile y la verdad que en el mundo entero. Como Wiseconn, operamos en más de 1.000 campos clientes desde Arica a Chile Chico pero la verdad es que el grueso se concentra entre la 4ta y 7ma región. Sin embargo, en el último tiempo ha habido un marcado desplazamiento al sur, principalmente en búsqueda de mejor seguridad de contar con el agua.

Por eso, como cada vez se está usando más riego en praderas, sistemas tecnológicos para la optimización de agua, como DropControl está siendo usado por agricultores para monitorear la humedad de las praderas y hacer un uso eficiente y efectivo del agua.

En el sur, las lluvias todavía permiten el crecimiento de las praderas. En ese sentido, aunque tradicionalmente las praderas no se han regado, el cambio climático y la creciente presión por mejores resultados está llevando a usar cada vez más el riego en praderas. Si se cuenta con un sistema de riego, la inversión en este sistema es menor y puede hacer una tremenda diferencia en el resultado final.

Los costos de inversión para aplicar estos modelos de automatización son relativamente bajos, si se hacen junto a la instalación del riego. Para las praderas, la inversión suele ser de unos USD50 dólares por hectárea, dependiendo de la complejidad. Lo bueno es que se logran beneficios de reducción de costos y mayor producción en poco tiempo y luego de 2 temporadas se nota y paga la inversión.

Con todas estas condiciones, si el sistema se usa bien y los productores se proponen bajar el consumo de agua, se puede implementar tanto en el sector agrícola como ganadero y se justifica. Para este último, se necesitan sobre 400 hectáreas para implementar el sistema.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí