INIA y Nestlé Chile firman convenio para desarrollar prácticas regenerativas con agricultores en Maule, Ñuble y La Araucanía

El proyecto es pionero en el área de cereales a nivel nacional y busca apoyar a los productores en su transición hacia este modelo, con el objetivo de que aumenten su potencial de secuestro de carbono y reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero que se generan a raíz de la producción de cereales, avena y cebada. 

0
710

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y Nestlé Chile, firmaron un convenio para potenciar las prácticas regenerativas de agricultura, como cultivos de cobertura, cuidado del suelo y uso de biofertilizantes. De esta manera, buscan trabajar colaborativamente de aquí a tres años en la ejecución de proyectos de investigación, desarrollo e innovación en torno a la temática, como forma de cuidar y restaurar el medioambiente. 

El proyecto es pionero en el área de cereales a nivel nacional y busca apoyar a los productores en su transición hacia este modelo, con el objetivo de que aumenten su potencial de secuestro de carbono y reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero que se generan a raíz de la producción de cereales, avena y cebada. 

Nestlé comenzará a trabajar junto a cinco de sus proveedores de trigo, principalmente, de las regiones del Maule, Ñuble y La Araucanía, los que en total suman 125 hectáreas que serán manejadas bajo este nuevo modelo agroalimentario.

“Estamos convencidos de que la regeneración de los ecosistemas es el único modelo posible para enfrentar los desafíos de un mundo en emergencia climática”, puntualizó  Andrés Eyzaguirre, Director de Asuntos Corporativos y Legales de Nestlé Chile, y añadió que con este tipo de avance “ampliamos el alcance de este modelo agroalimentario en Chile hacia los cereales, materia prima clave para muchos de nuestros alimentos”.

Por su parte, la directora nacional de INIA, Iris Lobos, expresó que como institución están enfocados en iniciativas que fomenten la transformación sostenible del sector agroalimentario nacional. “Mantenemos una vinculación activa de transferencia tecnológica con todos los actores, para implementar soluciones que optimicen procesos y se instauren bajo lógicas agroecológicas, donde la agricultura regenerativa es un eslabón relevante”, manifestó. 

Avanzando hacia la regeneración

El convenio firmado con INIA se enmarca en el plan de inversión global que lanzó Nestlé para apoyar y acelerar la transición hacia este nuevo sistema alimentario regenerativo, de la mano de sus proveedores de materias primas. Así, la compañía persigue la meta global de obtener el 20% de sus ingredientes claves a través de la agricultura regenerativa para 2025, y el 50% para 2030.

En Chile, el plan está avanzando a paso firme de la mano de más de 500 productores de leche fresca en la zona sur, de los cuales más de 200 se han comprometido con un modelo productivo regenerativo. En total, más de 26 mil hectáreas con diversas prácticas de agricultura regenerativa se verían impactados con este modelo, donde se producen cerca de 120 millones de litros de leche.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí