Experto de ONU tras visita a Chile: «Es inaceptable que en sus escuelas niños y jóvenes estén expuestos a químicos tóxicos»

David Boyd indicó que Chile también está sufriendo gravemente el impacto de la crisis climática mundial, incluyendo sequía, desertificación, incendios forestales devastadores, olas de calor mortales, aumento en el nivel del mar, erosión costera y una intensidad cada vez mayor de eventos climáticos extremos.

0
1556

«Chile se enfrenta a una abrumadora serie de crisis ambientales interconectadas que violan los derechos humanos, incluido el derecho fundamental a vivir en un ambiente limpio, saludable y sostenible», indicó la semana pasada el relator especial de la ONU sobre derechos humanos y el medio ambiente, David Boyd, en su visita a nuestro país.

“Estas crisis, que llevan muchos años produciéndose, incluyen zonas de sacrificio profundamente preocupantes donde las comunidades marginadas y vulnerables sufren la exposición a sustancias tóxicas y la degradación ambiental, la escasez de agua y donde además muchos de sus residentes carecen de acceso a agua potable saludable y suficiente y se enfrentan a una contaminación atmosférica mortal”, señaló Boyd en una declaración tras una visita de 10 días a Chile.

El relator especial indicó que Chile también está sufriendo gravemente el impacto de la crisis climática mundial, incluyendo sequía, desertificación, incendios forestales devastadores, olas de calor mortales, aumento en el nivel del mar, erosión costera y una intensidad cada vez mayor de eventos climáticos extremos.

“Chile debe responder a la crisis ambiental mediante la puesta en práctica de medidas urgentes para garantizar el acceso universal al agua limpia, al aire limpio y a los ambientes no tóxicos para todas las personas”, dijo Boyd.

“Resulta completamente inaceptable que las niñas, niños y jóvenes de algunas comunidades estén creciendo sin un abastecimiento fiable de agua en sus hogares y escuelas y que estén expuestos a químicos tóxicos que amenazan su salud”, señaló.

El experto de Naciones Unidas hizo un llamado a desarrollar leyes y normas ambientales más fuertes, asignar mayores recursos a la protección ambiental y llevar a cabo un cumplimiento más estricto de las normas ambientales en el país. 

Ámbitos positivos

Por su parte, el relator especial dijo estar impresionado con el liderazgo de Chile en la necesaria transición hacia la energía renovable. “Estuve gratamente sorprendido al saber que Chile es el número uno en el mundo en la participación de la electricidad producida con energía solar y la reciente Ley Marco de Cambio Climático de Chile es muy sólida».

También aplaudió el cierre de ocho centrales eléctricas a carbón y el inminente cierre de la fundición estatal en Ventanas como uno de los pasos tan necesarios para aliviar la contaminación extrema en las zonas de sacrificio y para el combate del cambio climático.

El experto mencionó que Chile también está bien posicionado para cumplir con su compromiso de proteger el 30% de su territorio terrestre y marítimo para 2030 y ya ha protegido 21% de su territorio y 41% de sus océanos. El Gobierno también está trabajando en muchas iniciativas prometedoras relacionadas con las personas defensoras de los derechos humanos ambientales, los impuestos verdes, los delitos ambientales y más, sin embargo, Boyd advirtió que su implementación y cumplimiento son clave.

El experto indicó que todas las futuras medidas climáticas y ambientales que tome el Gobierno de Chile, incluida su Estrategia Nacional del Litio, la descarbonización y la protección de la biodiversidad, deben tener un enfoque basado en los derechos humanos que priorice los derechos de los grupos y las personas vulnerables incluidos los derechos de los Pueblos indígenas al consentimiento libre, previo e informado sobre los proyectos en sus territorios.

“El Gobierno tiene el objetivo ambicioso de lograr una transición socioeconómica justa, una meta que es absolutamente necesaria en un país que enfrenta enormes desafíos ambientales y una desigualdad sistémica”, dijo Boyd. “Los derechos humanos deben ponerse en el centro de este esfuerzo. Esta es una obligación legal, no una opción.”

Durante su visita, el experto de las Naciones Unidas viajó a la zona norte, centro y sur del país donde visitó Quintero-Puchuncaví, Calama, el Salar de Atacama y Puerto Montt, así como también Santiago. Se reunió con funcionarios locales de gobierno, jueces, fiscales, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, miembros de las agencias de las Naciones Unidas, representantes de las empresas y académicos.

Boyd mencionó estar impresionado por el testimonio apasionado y profundo de miembros de la sociedad civil, Pueblos indígenas y comunidades locales, muchos de cuyos líderes eran mujeres.

“Me sentí profundamente conmovido por las historias de dolor, sufrimiento y temor que compartieron las víctimas de las injusticias ambientales de Chile”, dijo Boyd. “Las personas que defienden el asombroso patrimonio natural de Chile son héroes para el planeta y la humanidad y hago un llamado al Gobierno a responder con urgencia y de manera positiva a sus inquietudes y recomendaciones”.

El relator especial presentará un informe completo ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en marzo de 2024.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí