Empresas y confinamiento, ¿El teletrabajo llegó para quedarse?

De acuerdo a una encuesta de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), un 81% de empresas consultadas implementó el teletrabajo debido al Covid-19. En este contexto, Pía Fernández De La Fuente, jefa de operaciones de la consultora ambiental AMS, conversó con Codexverde sobre cómo enfrentaron la pandemia laboralmente y sus perspectivas a futuro.

0
1330

Una gran preocupación para los y las chilenas durante esta emergencia sanitaria fueron los empleos y la incertidumbre de lo que sucedería con el trabajo cuando se decretara una cuarentena total.  En Chile, según un sondeo realizado por Trabajando.com al inicio de la pandemia, el 56% de las compañías no había diseñado ningún plan de acción para este tipo de eventos y, de hecho, el 52% de todas las empresas, ni siquiera habían implementado antes un tipo de jornada remota entre sus colaboradores.

En marzo las empresas se vieron obligadas a implementar esta nueva modalidad y los trabajadores a instalar improvisadas oficinas en sus hogares. De acuerdo con una encuesta realizada por la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), un 95% de las empresas consultadas había implementado teletrabajo, de las cuales el 81% afirmaba que aquello había sido causa del Covid-19.

Actualmente, en Chile, gran parte de las comunas están en fase de preparación, es decir, con mayores libertades para salir de casa, ir al trabajo o realizar otro tipo de actividades. En este contexto, las empresas se enfrentan al dilema si volver a una modalidad presencial o continuar con el teletrabajo, comparando ventajas y desventajas tanto para empleadores como para los trabajadores, y en consideración de sus distintas realidades.  

Un estudio de Randstad Chile, basado en más de 400 representantes de distintas empresas, aseguró que un 63% de estas implementarían el teletrabajo algunos días de la semana, mientras que el 12% dijo a tiempo completo. Del 25% restante, 15% reconoce que aún no ha tomado la decisión, el 8% sostiene que todos tendrán que volver a la oficina y solo el 2% comenta no ha implementado home office durante este periodo.

Por otro lado, las empresas dedicadas a la sustentabilidad e impacto ambiental también se han visto fuertemente afectadas por la contingencia del Covid-19, debido a que una parte importante de su labor es en terreno. En el caso de las consultoras ambientales, el confinamiento incide en la realización de declaraciones y estudios de impacto ambiental.

Se desconoce por cuánto tiempo se impondrá esta “nueva realidad”, por tanto, es imperativo conocer a más detalle cómo se adaptan a estas situaciones las empresas dedicadas a tratar asuntos ambientales, debido a su importancia tanto para el sector productivo como para el entorno. Por ello, Codexverde entrevistó a Pía Fernández De La Fuente, socia y gerente de operaciones de la consultora AMS, que cuentan con una experiencia profesional de más de 15 años.

Pía Fernández De La Fuente, socia y gerente de operaciones de AMS
  1. En el marco de la pandemia por el Covid-19, ¿De qué forma se organizó AMS para continuar prestando sus servicios relacionados a DIA y EIA?

Desde nuestra cultura inicial en AMS, se optó por la flexibilidad laboral de los trabajadores, para lo cual se establecieron plataformas de trabajo y organizativas, de manera que los profesionales pudieran desarrollar sus labores desde cualquier ubicación. Esto nos generó una diferenciación en el mercado, dado que los profesionales valoraron mucho ese grado de flexibilidad para el desarrollo integral de sus actividades, lo cual se alinea a la calidad de vida de nuestros colaboradores, maximizando sus tiempos, aumentando el compromiso y colaborando a la sustentabilidad. Por ello, en el marco de la pandemia por el Covid-19, la flexibilidad laboral que teníamos implementada se transformó en una ventaja estratégica para el desarrollo de nuestro servicio. Para la organización fue muy natural continuar el funcionamiento en la situación de restricción de movilidad, dado que los profesionales estaban acostumbrados a trabajar desde sus casas y teníamos ya los sistemas operacionales adecuados e implementados para dicho funcionamiento.

  • ¿Qué ha pasado con los servicios que presta AMS y que requieren visitas en terreno en comunas con restricción de movilidad (pasos de cuarentena o transición)?

Dado que prestamos servicios a empresas que realizan actividades esenciales, como lo son las eléctricas, es que hemos podido seguir desarrollando visitas a terreno, siguiendo todos los protocolos establecidos por la autoridad sanitaria, así como los protocolos internos que se han indicado para desarrollar las actividades de manera segura para nuestros profesionales y colaboradores. Demostrando así nuestro compromiso con la continuidad operacional de nuestros clientes y con la sustentabilidad en el desarrollo de nuestros colaboradores.

  • Más allá de que las condiciones sanitarias, ¿Tienen definido cómo operará AMS en el 2021? ¿Qué lecciones saca la empresa en torno a la flexibilidad laboral y al teletrabajo?

Para el 2021, nuestra operación seguirá desarrollándose alineada con la flexibilidad laboral y teletrabajo que venimos implementando desde un inicio de nuestras operaciones, así que en ese sentido solo vimos la ventaja competitiva que nos significó el adelantarnos a los tiempos.

  • Recientemente abrieron una oficina en Puerto Varas. ¿Tienen contemplado seguir abriendo otras sucursales a lo largo del país o la pandemia ha paralizado algún plan de expansión de ese tipo?

Efectivamente, estamos analizando el abrir otras sucursales, pero esperaremos ver cómo se desenvuelve el escenario Covid19 y la evolución política social que está ocurriendo en nuestro país antes de implementar expansiones.

  • ¿Cuál es su opinión respecto a la plataforma online del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA)? ¿Ha funcionado correctamente para el ingreso de información y otras acciones, correspondientes a la realización de DIA y EIA?

La plataforma online del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental es un sistema muy ágil para la carga y consulta de información en el SEIA, por lo que ha funcionado muy acorde a las necesidades en estos tiempos de pandemia. Es una plataforma que se viene utilizando hace muchos años, por lo que está madura en su desarrollo y facilita la gestión de titulares y consultores en el SEIA.

  • Según un informe del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), la cantidad de proyectos activos en evaluación ambiental entre marzo y mayo de este año fue 2,5 veces superior al promedio de los dos últimos dos años y en términos de inversión (potencial) la diferencia fue siete veces superior. En ese contexto, ¿Por qué creen que se dio esa tendencia? Considerando la pandemia, ¿Creen que esta alza pueda provocar la realización de proyectos deficitarios, tanto en lo técnico como en participación ciudadana?

Los proyectos que se están analizando entre marzo y mayo son proyectos que vienen de mucho antes. No olvidemos que las DIAs se demoran un poco menos de un año y los EIAs prácticamente dos años en tramitarse. Dado lo anterior, ese incremento se obtuvo antes del efecto Covid-19, e incluso, en los proyectos más largos, previo a los movimientos sociales que generaron incertidumbre a las inversiones. Creemos que los próximos índices en términos de inversión y de proyectos bajarán más adelante por estos acontecimientos.

Con respecto a la profundidad de los proyectos, el SEIA ha ido aumentando el estándar requerido a los proyectos y la especificidad de las medidas propuestas, para que la evaluación realizada sea lo más certera posible y se le pueda dar un seguimiento al cumplimiento normativo adecuado por parte de la Superintendencia del Medio Ambiente. Por ello, no es posible hoy en día tramitar proyectos deficitarios que sean aprobados en el SEIA. Con respecto a la participación ciudadana, el Servicio de Evaluación Ambiental suspendió el plazo de tramitación para aquellos proyectos que requiriesen dicho proceso y que por las condiciones sanitarias establecidas no pudiese ser realizado, por lo que dichas iniciativas han debido “congelar” su tramitación hasta que se pueda realizar la actividad de la manera en que lo establece la ley.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí