Elecciones presidenciales: las propuestas ambientales de Gabriel Boric y José Antonio Kast

Conoce las propuestas de los candidatos de Apruebo Dignidad y del Frente Social Cristiano en torno a biodiversidad, electromovilidad, empleo verde, ciudades sustentables, cambio climático, minería, aguas y glaciares, institucionalidad ambiental, zonas de sacrificio, residuos y el Acuerdo de Escazú.

0
2540

El próximo 19 de diciembre se realizarán las elecciones presidenciales para designar al próximo jefe de Estado.

En ese contexto y como ya ha sido habitual en este medio de comunicación, compilamos las principales propuestas ambientales de Gabriel Boric, (Apruebo Dignidad) y José Antonio Kast (Frente Social Cristiano), contenidos en sus respectivos programas.

Cabe destacar que tanto Boric como Kast renovaron sus programas de gobierno, tras la primera vuelta presidencial del 21 de noviembre. Entre las principales novedades, en materia ambiental y climática, está el reforzamiento en las medidas de seguridad hídrica por parte de la candidatura de Apruebo Dignidad, mientras que el equipo republicano detalló sus acciones en torno a la crisis climática, tema que había estado casi ausente en la primera versión de su programa.

A continuación, revisa las propuestas en torno a biodiversidad, electromovilidad, empleo verde, ciudades sustentables, cambio climático, minería, aguas y glaciares, institucionalidad ambiental, zonas de sacrificio, residuos y el Acuerdo de Escazú.

Biodiversidad

Monumento Nacional Picaflor de Arica.

1.- Gabriel Boric (Apruebo Dignidad)

  • Impulsaremos la tramitación expedita del proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP), e iniciaremos una reforma al sistema de evaluación de impacto ambiental (SEIA) que fortalezca la participación de las comunidades y reconozca la vocación y características del territorio. Asimismo, desarrollaremos políticas de protección a los defensores ambientales que vean vulnerados sus derechos como consecuencia de su oposición a proyectos de inversión.
  • Promoveremos la especialización en estudios de biodiversidad y líneas prioritarias de investigación para producir propuestas de clasificación de las especies según su estado de conservación, las que recogerá el Ministerio del Medio Ambiente.
  • Fortaleceremos la capacidad nacional de fiscalización ambiental, articulando los servicios y destinando más recursos para la vigilancia ambiental y el monitoreo de la biodiversidad.
  • A la investigación de delitos medioambientales la dotaremos de mayores recursos humanos y materiales, como también de mayor colaboración internacional. Asimismo proveeremos recursos para la formación y capacitación de cuadros técnicos y profesionales, con el propósito de contar con unidades especializadas en fiscalización ambiental en todas las regiones.
  • Buscaremos aumentar significativamente la extensión de áreas prioritarias para la conservación de la biodiversidad, las áreas terrestres y marinas de región virgen, y la protección de los corredores biológicos, en el marco del nuevo Sistema de Planificación y Ordenamiento Territorial que propone este programa. En materia de fauna, proponemos la creación de un Sistema Nacional de Centros de Rescate y Rehabilitación de Fauna Silvestre, vinculado al Ministerio del Medio Ambiente.
  • Impulsaremos la creación de un Sistema Integrado de Observación del Océano que mejore nuestra comprensión y capacidad de predicción de los cambios ambientales y la adaptación al cambio climático. Crearemos la Red Nacional de Áreas Marinas Protegidas de Chile como parte integral de la estrategia de adaptación al cambio climático, y diseñaremos una gobernanza que integre a todos los sectores incumbentes para su creación e implementación.

2.- José Antonio Kast (Frente Social Cristiano)

  • Impulsaremos la aprobación de la Ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, desarrollando e implementando sus distintos instrumentos, además de avanzar fuertemente en los mecanismos de financiamiento para la conservación ambiental, con un Fondo Ambiental para la conservación público-privado con un sistema integral de donaciones. Uno de los déficits importantes en materia ambiental lo constituye la falta de una institucionalidad adecuada para la conservación del patrimonio natural.
  • Impulsaremos el aumento de áreas terrestres protegidas priorizando los ecosistemas endémicos, que se encuentran subrepresentados y con mayor vulnerabilidad frente al cambio climático para que podamos alcanzar las metas que se planteen en las conferencias de las partes de la Convención de Biodiversidad Biológica.
  • Avanzaremos en la implementación de planes de conservación para aquellas especies que se encuentran en grave peligro de extinción y en la elaboración de planes oficializados para las especies clasificadas y especies invasoras que las amenazan. Buscaremos que cada especie amenazada posea al menos un hábitat protegido.
  • Aumentaremos, de forma importante, los recursos para la conservación y restauración de la naturaleza, priorizando las áreas marinas y costeras continentales.
  • Mejoraremos la eficacia en la prevención, sanción y manejo de los incendios forestales, que han aumentado un 250% en la última década, con lo cual hemos perdido enormes cantidades de hectáreas de bosques y ecosistemas únicos de
    nuestro país, importantes reservorios de agua y biodiversidad, que detienen la desertificación y el cambio climático.

Electromovilidad

Electroterminal “El Conquistador”
  1. Gabriel Boric (Apruebo Dignidad)
  • Desarrollo de una nueva política nacional de transporte urbano sostenible.
  • Infraestructura para la movilidad urbana de bajo impacto ambiental, como el fomento de medios de transporte no motorizado, particularmente la demarcación y construcción de ciclovías/ciclorrutas de rápida implementación, con estándares de seguridad adecuados.
  1. José Antonio Kast (Frente Social Cristiano)
  • Introducción de redes de transporte subterráneo en el Gran Concepción y hacia el norte en Viña del Mar. Habrá una creciente electrificación del transporte público de las principales ciudades para bajar la participación de hidrocarburos, fomentando el desarrollo de la infraestructura que facilite el ingreso de la movilidad eléctrica urbana cuando los vehículos logren precios de mercado.
  • Reevaluar un tren eléctrico rápido de pasajeros (300 km/h), entre el Aeropuerto AMB y Viña del Mar.

Ciudades Sustentables

Valdivia
  1. Gabriel Boric (Apruebo Dignidad)
  • Agricultura urbana.
  • Ordenamiento territorial, gestión de riesgo y desastres, como también la construcción de viviendas sustentables.
  1. José Antonio Kast (Frente Social Cristiano)
  • Ampliar las redes de transporte público subterráneo de Santiago en al menos 40 km en los próximos 15 años, para mitigar la congestión urbana y reducir el uso de hidrocarburos en las ciudades, incluyendo una línea de metro al aeropuerto.
  • Programas de limpieza de ciudad usando la ciudadanía, como colegios, clubes deportivos, universidades, organizaciones de reincorporación social, presos por delitos menores.

Cambio Climático

  1. Gabriel Boric (Apruebo Dignidad)
  • Definiremos una hoja de ruta para afrontar la crisis climática, la cuál será consagrada en la Estrategia de Adaptación Transformadora a la Crisis Climática, de mediano a largo plazo y con enfoque en las regiones. Será el producto de un diálogo social con pertinencia local que logre detectar oportunidades, riesgos y mejoras posibles a partir del reconocimiento de esta crisis.
  • Esperamos que la Estrategia de Adaptación Transformadora contemple crear, con fondos existentes y parte de la recaudación del royalty, un Fondo Soberano de Adaptación al Cambio Climático para generar capacidad de ahorro y brindar margen presupuestario para las inversiones futuras, para desarrollar una política de desarrollo de un sistema alimentario sostenible, con el objetivo de asegurar la seguridad alimentaria de la población basada en criterios de salud, económicos y ambientales. Esta política de desarrollo potenciaría el rol de la agricultura familiar campesina, la pesca artesanal y la acuicultura de pequeña escala, así como el repoblamiento y uso sostenible de las algas.
  • Aprovechando la oportunidad que brinda la discusión de la Ley Marco de Cambio Climático en el Congreso, propondremos legislación para que aquellos proyectos productivos que deban someterse a un proceso de evaluación ambiental declaren sus proyecciones de GEI y medidas de mitigación consistentes con el objetivo de carbononeutralidad, y para que la exigencia de que en proyecciones de línea de base se considere el comportamiento futuro de componentes ambientales según diferentes escenarios climáticos. Además, propondremos que todas las políticas, planes e instrumentos de planificación territorial que se sometan a Evaluación Ambiental Estratégica incorporen la evaluación de riesgos y estrategias de adaptación para diferentes escenarios de cambio climático.
  1. José Antonio Kast (Frente Social Cristiano)
  • Avanzaremos, responsable y aceleradamente, en la eliminación de energías, emisiones contaminantes y gases de efecto invernadero. El programa se compromete con el cumplimiento de la Estrategia Climática de Largo Plazo presentada por Chile en la COP 26, así como con su Contribución Nacional Determinada, con miras a la meta de la carbono neutralidad, compatible con el Acuerdo de París, y estableciendo metas vinculantes de reducción o captura de carbono para cada sector de la economía. Nuestro interés es avanzar más rápido que la tendencia global proyectada en la COP 26.
  • Para abordar los enormes desafíos que genera el cambio climático, impulsaremos la tramitación de la Ley Marco de Cambio Climático, la cual crea un Consejo de Ministros, que abordará las acciones para la adaptación y mitigación, con un foco especial en la escasez hídrica y la transición de nuestra matriz energética.
  • Implementaremos el nuevo Servicio Nacional para la Prevención de Desastres Naturales, incentivaremos los planes de emergencia y los planes locales de adaptación para todas las municipalidades y crearemos instrumentos que desincentiven las emisiones de CO2 y fomenten su captura.

Minería

  1. Gabriel Boric (Apruebo Dignidad)
  • Minería y valor agregado:  Fomento de fundiciones de clase mundial, buscando el mínimo de emisiones, permitiendo el seguimiento de (GEI) y un estándar tecnológico que asegure la protección del medio ambiente; énfasis en desarrollar mejores capacidades en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) para el acceso a energías renovables o potencial de producción de hidrógeno verde.
  • Apoyo para que la pequeña y mediana industria a través de la nueva ENAMI.
  • Minería y emergencia climática: velar porque el agua dulce esté en primer lugar disponible para la naturaleza y el abastecimiento humano; Desarrollo público-privado de infraestructura de plantas desaladoras; Reducción de gases efecto invernadero (GEI), reemplazando el consumo de combustibles fósiles mediante la innovación en nuevas fuentes de combustibles; desarrollo de estrategia minera de adaptación al cambio climático.
  • Seguimiento de las emisiones de los procesos mineros; Revitalizar la estrategia para la regularización de la situación de abandono de Pasivos Ambientales Mineros (PAM)
  • Mejoras al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental relacionadas al desarrollo de exploraciones y proyectos mineros. Solucionar la falta de participación ciudadana en la aprobación de proyectos mineros. Continuar con la planificación que ya se está realizando por una minería de bajo impacto ambiental.
  • Fiscalización y nueva organización en la minería.
  • Mantener el carácter no concesible del litio, para que sólo se pueda explotar con contratos especiales de operación. 
  1. José Antonio Kast (Frente Social Cristiano)
  • Chile debe plantearse el desafío de la independencia energética en el largo plazo. Para esto, proponemos reducir progresivamente la dependencia del petróleo crudo, relevar el gas natural por su oferta y autonomía, aumentado la conversión a electricidad e hidrógeno para el transporte y la minería.

Agua y Glaciares

Científicos en glaciar Collins (INACH_R Canales)
  1. Gabriel Boric (Apruebo Dignidad)
  • Implementar una Política Nacional de Seguridad Hídrica que garantice el derecho humano al agua y el saneamiento, con un enfoque de protección y restauración de los ecosistemas.
  • Invertir significativamente en programas específicos de rehabilitación, fortalecimiento y creación de servicios sanitarios rurales, con foco en el bienestar de la población, vía soluciones descentralizadas que promuevan el cooperativismo y la asociatividad.
  • Hacer efectivas las competencias de fiscalización y monitoreo que tienen los diversos órganos, con un enfoque estratégico y el uso de tecnologías para detectar extracciones ilegales, aplicando todo el rigor de la ley a los infractores.
  • Aplicar efectivamente todas las herramientas administrativas disponibles en un marco de escasez, para limitar o prohibir usos, o establecer derechos provisionales priorizando el consumo humano, en el marco de la Ley de Servicios Sanitarios Rurales vigente.
  • Crear una política con enfoque de género para el acompañamiento técnico y psicosocial de personas que habitan en zonas de extrema sequía y falta de agua.
  • Colaborar con los gobiernos regionales y las municipalidades para fomentar programas de saneamiento rural.
  • Crear un Sistema Nacional de Gestión de Aguas, que materialice la implementación de un nuevo modelo sistémico de gestión en sintonía con la naturaleza, según lo que establezca la Convención Constitucional. Tendrá dentro de sus principales objetivos la unificación de las competencias del Estado en materia de aguas; consolidar un sistema integrado de información estandarizada, validada, transparente y actualizada sobre los recursos hídricos del país, que permita tomar decisiones de gestión basadas en la evidencia en cada cuenca; y aumentar las capacidades del Estado para la fiscalización y sanción en materia de recursos hídricos. Además, planificará participativamente intervenciones de los distintos actores en la cuenca. Por último, velará por la transición hacia un sistema de licencias de uso de aguas con características que se condigan con la naturaleza jurídica de bien nacional de uso público, y que permita otorgarlas sujetas a revisión periódica, de manera que la autoridad pueda verificar el cumplimiento de las condiciones de otorgamiento para renovarlas o revocarlas.
  • Para lo anterior se contempla un organismo rector que unifique, dirija y coordine las competencias del Estado en materia de aguas en sus distintos niveles, bajo un enfoque de gobernanza democrática y participativa, para una gestión integrada a nivel nacional, regional y territorial por cuencas.
  • Los Organismos de Cuenca, como órgano a nivel de una o más cuencas, serán instancias representativas de deliberación, planificación y coordinación, en un marco de gestión integrada de recursos hídricos (GIRH), entre los usuarios de aguas, los organismos públicos y actores privados y comunitarios relacionados con la gestión de las aguas en sus respectivos territorios.
  • Impulsaremos la participación de mujeres en la gestión estatal y comunitaria del agua en todos los niveles.
  • Para asegurar la robustez, resiliencia y capacidad de adaptación, incorporaremos criterios de enfoque de cuenca y el nexo agua-energía-alimentos a las inversiones que se materialicen en el marco de la Estrategia de Adaptación a la Crisis Climática y de las obras de infraestructura pública verde como parte del Plan de Reactivación Económica.
  • Revisaremos los procedimientos que determinan la oferta y disponibilidad de derechos de agua, considerando las proyecciones de cambio climático y la incorporación de variables medioambientales.
  • Aseguraremos la calidad de las aguas, a través de la protección integral de calidad de las aguas y de la planificación y protección de suelos, en sintonía con nuestra estrategia de basura cero.
  • Articularemos la investigación académica, en colaboración con centros y laboratorios existentes, y fortaleceremos los institutos tecnológicos públicos que desarrollan investigación aplicada en agua, para estudiar soluciones basadas en la naturaleza, gestión de aguas subterráneas y fortalecer el sistema de monitoreo de aguas, generando aplicaciones, tecnología y educación.
  • Incorporaremos tipologías de ingreso al SEIA que contemplen efectivamente proyectos forestales y agrícolas.
  • A través de los instrumentos de fomento al riego, promoveremos la diversificación de cultivos, el rescate de variedades tradicionales, el establecimiento de cultivos de bajo requerimiento hídrico y la producción de alimentos locales pertenecientes a la canasta básica de alimentos de la población nacional, para fortalecer la soberanía alimentaria.
  • Incentivaremos el uso de técnicas ancestrales de pueblos originarios que han permitido garantizar la sostenibilidad agrícola, por ejemplo la “siembra y cosecha de agua”.
  • Generaremos fuentes de financiamiento para apoyar iniciativas de desarrollo e investigación de técnicas o tecnologías que permitan utilizar el agua considerando de forma efectiva la protección de los ecosistemas.
  • Promover una política de gestión de acuíferos que incorpore proyectos de recarga.
  • Invertir –con enfoque en la reactivación sostenible– en soluciones basadas en la naturaleza que permitan no sólo restaurar ecosistemas sino asegurar el suministro de agua potable urbana y rural y mitigar el riesgo de desastres.
  • Reorientar, con enfoque ecosistémico, los recursos de la Ley de Fomento al Riego en materia de riego tecnificado y obras de infraestructura gris hacia la pequeña y mediana agricultura, las comunidades agrícolas y los pueblos originarios y tribal afrodescendiente.
  • Implementar un plan de gestión de embalses para priorizar el acceso al agua para consumo humano, minimizando los efectos negativos en la agricultura. El plan tendrá un enfoque de nexo agua-energía- alimentos-ecosistemas que incentive la generación de acuerdos de operación equitativos.
  • Asegurar el suministro en calidad, cantidad y continuidad en todas las ciudades del país, utilizando todas las herramientas disponibles, incluyendo la priorización del consumo humano, el reúso de aguas servidas, la desalación, terminar con las descargas de aguas residuales con tratamiento primario al mar, la mejora de sistemas de tratamiento de agua potable, la recarga de acuíferos, soluciones basadas en la naturaleza, etc.
  1. José Antonio Kast (Frente Social Cristiano)
  • Proponemos una hoja de ruta para alcanzar la seguridad hídrica de la población en 8 años, priorizando el consumo humano a través de la cobertura de agua potable y saneamiento para toda la población.
  • Facilitaremos el desarrollo de todas las nuevas fuentes de aguas y nuevas formas de almacenamiento, optimizando su gestión. Esto, a través de una fuerte inversión público-privada en infraestructura hídrica, con especial énfasis en riego tecnificado, infiltración de acuíferos, la construcción de embalses, plantas desaladoras, tratamiento de aguas residuales, uso de aguas grises y soluciones basadas en la naturaleza. Es decir, una política de diversificación y mejoramiento de la gestión del recurso hídrico.
  • Mejoraremos la eficiencia en la conducción y uso del agua en todos los sectores productivos y ambientes urbanos, poniendo especial atención en disminuir al máximo las pérdidas asociadas a las actividades humanas.
  • Realizaremos una restructuración administrativa al alero de la Subsecretaría del Agua, que unifique el funcionamiento de la Dirección General de Aguas, la Dirección de Obras Hidráulicas y la Comisión Nacional de Riego, fortaleciendo su carácter técnico, contribuyendo así a modernizar la actual institucionalidad. La cuenca hidrológica será la unidad básica de gestión en cantidad y calidad de las aguas, tanto superficiales como subterráneas, administrada por organizaciones locales en coordinación con los organismos técnicos del Estado, y en que se priorice el consumo humano y la protección de los ecosistemas.
  • Impulsaremos la aprobación del Nuevo Código de Aguas y la presentación del proyecto de ley de Organizaciones de Usuarios de Agua, respaldando el trabajo de la Mesa Nacional del Agua e incentivando la protección tanto del consumo humano como del caudal ecológico, y provisión agrícola para la producción de alimentos.
  • Crearemos un plan maestro territorial para concesionar la instalación de nuevas plantas desaladoras multipropósito (consumo humano, agricultura y minería) de gran escala, amigables con el medio ambiente, que garantice la mejor tarifa para los usuarios utilizando energías renovables, el uso de terrenos fiscales (borde costero y lechos de río) y una política de optimización que incluya apoyo técnico y económico a la pequeña agricultura.

Institucionalidad Ambiental

  1. Gabriel Boric (Apruebo Dignidad)
  • Se propondrán mejoras al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental relacionadas al desarrollo de exploraciones y proyectos mineros, apelando al cuidado de los ecosistemas y elementos ambientales sensibles, como lo son los glaciares, zonas marítimas, impacto a la flora silvestre, entre otros.
  • Establecer un Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental que considere las intervenciones que hacen los proyectos productivos silvoagropecuarios, en donde se diferencien los requisitos de la gran industria y de los pequeños productores.
  • Se requiere fortalecer la institucionalidad ambiental y apoyar la investigación de los ecosistemas terrestres y marinos. Asimismo, se precisa una mejor integración con la comunidad internacional entre otras cosas para una mayor eficacia en la detección y persecución de los delitos ambientales y tráfico de especies protegidas de flora y fauna y sus derivados.
  • Garantización de la participación ciudadana en el marco de la evaluación de los proyectos que ingresen al sistema.
  • Crear un Servicio Nacional Forestal público.
  1. José Antonio Kast (Frente Social Cristiano)
  • Propondremos una ampliación y mejora de los instrumentos que permitan la generación de normativa ambiental, especialmente normas de calidad, emisión y planes de prevención y descontaminación, otorgándole además una mayor predictibilidad y flexibilidad en cuanto a su modificación.
  • Mejoraremos los instrumentos territoriales, especialmente los instrumentos de planificación territorial y la Evaluación Ambiental Estratégica, de tal forma que la discrecionalidad del SEIA pueda reducirse y que este cumpla con su rol de instrumento de tercer nivel.
  • Proponemos la eliminación de las instancias políticas de la evaluación ambiental, y que el Servicio de Evaluación Ambiental tenga mayores grados de autonomía con decisiones que se basen en evidencia científica y no en opiniones políticas. Además, se requiere focalizar la evaluación ambiental en las situaciones de riesgo ambiental no normado, bajo la premisa de un mayor desarrollo normativo ambiental, Desde el punto de vista de los permisos sectoriales, se requiere reducir también sus contenidos discrecionales, transformando sus requisitos discrecionales en estándares técnicos establecidos normativamente. También se requiere racionalizar los mismos, mejorando los plazos, unificando criterios y exigencias a nivel nacional, pero respetando siempre las características propias de cada región.
  • Reduciremos la conflictividad ambiental por la vía de robustecer las vías legales de solución de controversias, mejorando y fortaleciendo especialmente a la Superintendencia del Medio Ambiente y a otros organismos, a fin de posibilitar vías alternativas a la conflictividad judicial a través de conciliaciones entre partes.

Energía

  1. Gabriel Boric (Apruebo Dignidad)
  • Incorporar sistemas de almacenamiento en distintas etapas desde la generación al consumo, en fuentes de generación variable con baja capacidad de regulación, pasando por transmisión para evitar congestiones y vertimiento de energías renovables. También en distribución y demanda, en la medida que permitan flexibilizar operacionalmente el sistema.
  • Participación activa de la demanda en el sistema, por ejemplo mediante el mecanismo de carga interrumpida, principalmente de los grandes consumidores, incentivando que instalen almacenamiento u otros mecanismos de gestión.
  • Reparación socioambiental de las zonas de sacrificio, haciéndonos cargo de proteger el empleo y fomentar la reconversión laboral de manera paritaria, así como de ajustar el mecanismo de equidad tarifaria para que no se pierdan los beneficios por generación local.
  • Un involucramiento temprano de la ciudadanía con relación a los proyectos de hidrógeno verde y una agenda de Transición Justa ante los desafíos regulatorios, ambientales y sociales para la construcción y operación de plantas de hidrógeno verde.
  • Trabajaremos con la ENAP, con privados y con la academia para que el avance de la industria esté alineado con nuestras directrices de desarrollo, las que establecen que el dinamismo económico debe impulsarse siempre protegiendo el medio ambiente y el bienestar de las personas. Aprovechar la experiencia acumulada, en ENAP, buenas experiencias del mundo privado y eventualmente CODELCO, será fundamental para acelerar el desarrollo tecnológico en la producción y las logísticas de almacenamiento y transporte.
  • Formación de profesionales a especializarse en las disciplinas identificadas a través del programa de becas Chile o similar en los temas específicos identificados, y que, a su retorno, el plan de trabajo contemple que sus labores sean desempeñadas en las empresas públicas o privadas ya definidas inicialmente y con los objetivos ya trazados. Además, establecer programas específicos con Universidades nacionales y centros de formación técnica que desarrollen los elementos y capacidades del ámbito local.
  • Fomentaremos cooperativas y empresas energéticas regionales con foco en un desarrollo económico local y sustentable. Asimismo trabajaremos en el programa Mujer Futura para promover la participación y capacitación femenina en el sector. Trabajaremos con la ciudadanía y los gobiernos locales como agentes activos en esta transición energética. El objetivo es terminar el periodo de gobierno con 500 MW instalados de generación distribuida residencial, considerando sistemas unitarios y comunitarios.
  • Se potenciará la calefacción distrital (calefacción que se distribuye a los inmuebles desde una fuente, en este caso renovable, mediante tuberías), sistema que permite ahorros, facilita la fiscalización, es eficiente y amigable con el medio ambiente.
  • Queremos terminar con la desigualdad energética caminando hacia un nuevo modelo energético sostenible, descarbonizado, solidario, con foco en los hogares. En este nuevo modelo, el acceso y la calidad de la energía son un derecho, tanto en las viviendas existentes como en las que se construirán. Un estándar térmico inadecuado afecta la salud y calidad de vida de las personas, por eso es fundamental cambiar la regulación de estándares y distribución.
  • Generaremos un programa de inversión pública, para mejorar el confort térmico de las viviendas y edificaciones públicas, con el fin de disminuir el costo de calefacción para los hogares. El objetivo es aislar térmicamente 400.000 viviendas en 100 comunas del país, para una reactivación económica verde y generación de empleos. También nos enfocaremos en la calidad del servicio, para que los hogares puedan confiar en que tendrán electricidad segura.
  • Para avanzar hacia un sector descentralizado se propone complementar las definiciones curriculares del sistema educativo para que incluyan contenidos sobre principios de la energía, autoabastecimiento energético y eficiencia energética.
  1. José Antonio Kast (Frente Social Cristiano)
  • Abordar el potencial hidroeléctrico del país, hoy cifrado en casi 16 GW, el que podría cubrir todo el consumo eléctrico actual en el país.
  • Ahondar en la caracterización de fuentes geotérmicas para avanzar su generación eléctrica y su masificación en procesos térmicos para usos industriales. Profundizar la evaluación y aplicación de tecnologías para la producción de biomasa de tercera generación para el transporte, como para procesos industriales y producción eléctrica.
  • Desarrollo compatible y responsable de energías durables, cuidadosas con el medio ambiente, minimizando el uso de suelo y los residuos futuros, previniendo inestabilidades en la transmisión afectando a los usuarios.
  • Avanzar en la interconexión eléctrica, con una carretera sólida, protegida, de alta capacidad, para mejorar la seguridad del suministro energético nacional. Aplicaremos normas para aumentar la eficiencia energética en la construcción residencial e industrial del país, en especial el centro y sur.
  • Investigación, para contribuir a revertir el escaso aporte a la I&D en general con investigación en energía. El desarrollo económico del país está fuertemente correlacionado con el desarrollo en energía sustentable.

Zonas de Sacrificio y contaminación

Manuel Madariaga/ Greenpeace
  1. Gabriel Boric (Apruebo Dignidad)
  • Impulso de una reforma a la planificación y desarrollo territorial en Chile, que permita el diálogo de 4 escalas: Regional, Provincial, intercomunal o metropolitano o Barrial, para mitigar las actuales zonas de segregación y de sacrificio, apuntando hacia un territorio socialmente integrado, inclusivo, participativo y que proteja el medio ambiente y el patrimonio local.
  1. José Antonio Kast (Frente Social Cristiano)
  • Proponemos un plan nacional para terminar con las denominadas zonas de sacrificio, mejorar la calidad del aire, en especial en el centro y sur del país y en zonas de alta concentración industrial, además de enfrentar los pasivos ambientales mineros, disminuir la contaminación marina y abordar el grave problema de los microbasurales.
  • Proponemos reducir la contaminación atmosférica, limpiando el aire de nuestras ciudades, considerando la realidad de cada región. Incluiremos la no superación de las normas de calidad ambiental en aire en los próximos 8 años, promoveremos el proyecto de ley que regula los biocombustibles sólidos, desincentivando el uso de la leña y generaremos una transición de la matriz residencial en la zona centro y sur del país hacia tecnologías más limpias. Estudiaremos ampliar la implementación de subsidios para el mejoramiento del aislamiento de viviendas en el sur del país.
  • Reduciremos la contaminación marina y de aguas, así como en suelos, por la vía de aumentar y mejorar las normas de calidad y de emisión, así como otros mecanismos de mejoramiento ambiental, con especial énfasis en aquellos lugares
    donde la salud de la población está siendo afectada. Asimismo, fortaleceremos los entes encargados de la evaluación y la fiscalización.
  • Avanzaremos, sustancialmente en justicia territorial para las zonas afectadas por la contaminación. En este sentido, se generará un programa de adecuación ambiental e incentivos para que los establecimientos industriales anteriores al
    funcionamiento del SEIA se acojan gradualmente a los estándares actuales de desempeño ambiental, además de la creación de un Fondo Nacional de Recuperación Ambiental y Social, con la finalidad de restaurar la calidad ambiental
    de estas zonas y recuperar el tejido social.
  • Impulsaremos con fuerza la economía circular, para reducir al mínimo posible la generación de residuos. Para ello, ampliaremos la implementación de la Ley REP a otras industrias y residuos, avanzaremos en una normativa que permita clasificar materiales para abordar los remanentes industriales, impulsaremos el reciclaje de biomasa, nutrientes y agua en la producción, y aprobaremos el marco jurídico para la valorización, reciclaje y aprovechamiento industrial de los residuos mineros.
  • Impulsaremos un Plan de Reducción de los Pasivos Ambientales Mineros, que inciden y afectan el entorno de relevantes comunidades y ciudades; además del Plan Chile Limpio, constituido por esfuerzos estatales y privados para la limpieza de microbasurales, y limpieza comunitaria de los espacios públicos, mares y cuerpos de agua, creando conciencia y cultura.
  • Adicionalmente, impulsaremos la Ley de Suelo. Aproximadamente el 76% del territorio nacional se encuentra afectado por la desertificación y suelos degradados. Es indispensable la protección de nuestro suelo fértil y la prevención de su contaminación.

Residuos

  1. Gabriel Boric (Apruebo Dignidad)
  • Impulso de Basura 0.
  • Profundización en el marco normativo que hoy entrega la ley REP.
  • Estrategia de Residuos Orgánicos. Se creará una empresa pública y una línea especial en la inversión en los GORE para que al final del período, todas las regiones cuenten con plantas de tratamiento de residuos orgánicos y estrategias de compostaje domiciliario, plantas de reciclaje inorgánico y una reinversión en mejorar estándares de rellenos. Estos no podrán ser instalados en comunas con alto deterioro ambiental. Propondremos entregar la competencia de disposición final de residuos a los gobiernos regionales, para que se puedan abordar a escala regional temas como el reciclaje.
  • Fondo de reciclaje actualmente son $220 millones de pesos, se quintuplicará, financiado a través de reasignación de recursos y las competencias serán transferidas a los Gobiernos Regionales.
  • Fortalecer el rol de los recicladores de base: se propondrá una nueva ley marco que regule la contratación de equipos de gestión de residuos a nivel municipal, facilitando el trabajo conjunto con recicladores de base.
  • Todo lo anterior, se ve complementado por la medida de aumento de 1.000 MM de dólares hacia los municipios.
  • Profundizaremos el marco normativo que hoy entrega la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor a través de una Ley Marco de Economía Circular y Gestión de Residuos que, al incorporar el enfoque de ciclo de vida, permita la generación de modelos de basura cero a escala municipal, la reducción de los desperdicios de alimentos, la regulación del uso de materia primas secundarias, políticas de ecodiseño, reglamentación de abonos y bionutrientes, reutilización de aguas residuales, la promoción de simbiosis industrial, la regulación de la obsolescencia programada y la participación efectiva de recicladores de base.
  1. José Antonio Kast (Frente Social Cristiano)
  • Basura orgánica para generar biogás y biofertilizante. Se debiera generar una ley para la industria de alimentos y agropecuaria, de modo tal que trate sus desechos orgánicos para formar compost y biogás.

Acuerdo de Escazú

  1. Gabriel Boric (Apruebo Dignidad)
  • Teniendo como base la protección lograda en el Acuerdo de Escazú –pendiente de ratificación por parte del Estado chileno– para quienes defienden temas medioambientales, se ampliará el resguardo a todas, todos y todes quienes ejercen labores de promoción, protección y denuncia de violaciones a los derechos humanos. 
  1. José Antonio Kast (Frente Social Cristiano)
  • No hace mención al acuerdo en su programa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí