COP28: “La Tierra está golpeada pero no acabada”, luego de que los países acordaran abandonar los combustibles fósiles

"Si bien, esta COP no ha logrado el consenso que esperábamos sobre la eliminación total de los combustibles fósiles, la intención de incorporarlo marca un antecedente importante. Sin embargo, debemos acompañar esta disposición con acciones concretas desde los gobiernos centrales y subnacionales, la academia, organizaciones y la sociedad civil para establecer un cambio real", dijo Ricardo Bosshard, director de WWF Chile.

0
628

En un momento significativo para la acción climática, los países participantes en la cumbre climática de la ONU COP28 han acordado abandonar los combustibles fósiles, pero no se han comprometido a una eliminación total.
 
Manuel Pulgar-Vidal, líder de la práctica global de Clima y Energía de WWF y presidente de la COP20, señaló: “La Tierra está golpeada pero no acabada, una vez que los países acuerdan en la COP28 la transición hacia el abandono de los combustibles fósiles, aunque sin llegar a un consenso sobre la eliminación total del carbón, el petróleo y el gas. No obstante, la decisión de abandonar los combustibles fósiles es un momento importante. Después de tres décadas de negociaciones de la ONU sobre el clima, por fin los países se han centrado en los combustibles fósiles contaminantes que provocan la crisis climática. Este resultado señala el principio del fin de la era de los combustibles fósiles.
 
«Es lamentable que el resultado sugiera un espacio para distracciones peligrosas como la captura, utilización y almacenamiento de carbono a gran escala y los ‘combustibles de transición’. Para que el planeta sea habitable seguimos necesitando la eliminación total de todos los combustibles fósiles y seguiremos trabajando para conseguirlo».


 
«El balance mundial deja claro que, ocho años después del Acuerdo de París, todavía estamos lejos de limitar el calentamiento global a 1,5 ºC y evitar los peores efectos de la crisis climática. En esta década crítica, todos los países deben aumentar la ambición y la implementación de acciones climáticas. Es vital que los países trabajen ahora para transformar sus sistemas energéticos y sustituir los combustibles fósiles contaminantes por energías renovables limpias y más baratas, como la eólica y la solar, a una velocidad y escala sin precedentes».

Para Ricardo Bosshard, director de WWF Chile: «Si bien, esta COP no ha logrado el consenso que esperábamos sobre la eliminación total de los combustibles fósiles, la intención de incorporarlo marca un antecedente importante. Sin embargo, debemos acompañar esta disposición con acciones concretas desde los gobiernos centrales y subnacionales, la academia, organizaciones y la sociedad civil para establecer un cambio real».


 
Stephen Cornelius, subdirector de Clima y Energía de WWF, ha declarado lo siguiente: «El financiamiento es clave para desbloquear la acción por el clima. La pronta decisión de poner en marcha el Fondo de Pérdidas y Daños ha sido un paso fundamental. Las numerosas promesas que hemos escuchado en la COP28, aunque bienvenidas, son una gota en el océano en comparación con lo que se necesita. El fondo de financiamiento tendrá que aumentar en varios órdenes de magnitud para ayudar adecuadamente a las personas que se encuentran en peligro. La necesidad de financiamiento para pérdidas y daños y para la adaptación seguirá aumentando rápidamente si los países no invierten más en la reducción de emisiones y en la eliminación progresiva de los combustibles fósiles contaminantes».
 
Mientras que para Fernanda Carvalho, directora de Política Energética y Climática de WWF: «Junto con la eliminación progresiva de los combustibles fósiles, la naturaleza forma parte integral a la acción climática efectiva. Es decepcionante ver cómo los países no incluyen la recomendación del IPCC de proteger entre el 30 y el 50% de todos los ecosistemas. Este debería haber sido el momento en el que los países se comprometieran a abordar paralelamente las emergencias de clima y de la naturaleza. Actuar para restaurar la naturaleza y transformar los sistemas alimentarios es vital para reducir las emisiones y construir una mayor resiliencia ante el aumento de las temperaturas. Aunque los países volvieron a reconocer la importancia de las soluciones basadas en la naturaleza, deberíamos haber visto cómo aumentaba la ambición sobre la acción combinada clima-naturaleza, especialmente a raíz del histórico Marco Mundial para la Biodiversidad de Kunming-Montreal acordado el año pasado por estas mismas fechas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí