Conoce detalles de la iniciativa público-privada para reciclar plásticos flexibles

A pesar de su alta reciclabilidad y el gran consumo del polipropileno (PP) flexible en la vida cotidiana, actualmente solo se valoriza alrededor del 1%. Este material se utiliza como embalaje de tallarines, hamburguesas, galletas, snacks, entre muchos otros productos.

0
596

Las empresas Agrosuper, Carozzi, Nestlé, Tresmontes Lucchetti y Walmart, dieron inicio al proyecto piloto que tiene como objetivo impulsar el reciclaje de polipropileno (PP) flexible, que se utiliza como envase de múltiples productos de consumo masivo, como tallarines o galletas. La iniciativa cuenta con el patrocinio del Ministerio del Medio Ambiente, Sofofa y la Asociación Gremial de Industriales del Plastico de Chile (Asipla).

La ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, comentó que esta alianza público-privada “permitirá aumentar el número de puntos limpios preparados para recibir este material, permitiéndonos aumentar sus tasas de reciclaje, que actualmente ronda el 1%, pero que ocupamos mucho al ser utilizado en productos de consumo masivo. Con la participación de la ciudadanía podremos convertir estos plásticos flexibles en nuevos productos y avanzar hacia un desarrollo sustentable y un Chile circular sin basura”.

De acuerdo al proyecto, el prolipropeno flexible será recepcionado en diversos puntos limpios, gestionados por TriCiclos y MSur, quienes acopiarán los envases de este material y los trasladarán a Inproplas, empresa valorizadora que transforma los envases reciclados en pallets de plástico que son utilizados como materia primera para nuevos productos.

En este sentido, Sergio Verdugo, gerente general de Inproplas, destacó que “una vez que los residuos de envases son depositados en la boca del punto limpio, somos las empresas las que completamos el ciclo, para terminar con la valorización de esta materia prima reciclada en nuevos productos, como maceteros, cubosdren, palas, separadores de moldaje, entre otras aplicaciones. Desde Inproplas estamos poniendo a disposición de este piloto toda nuestra tecnología, conocimientos, equipo humano y ganas, para que el proyecto, que hoy es un piloto, se consolide y se transforme en una solución permanente de reciclaje de plásticos flexibles”.

Por su parte, Jaime Cataldo, secretario ejecutivo de la Asociación de Municipios MSur, comentó que han dispuesto, “su gente y puntos limpios para implementar este piloto con el objetivo de incidir en una cultura de reciclaje, comunicarnos con los consumidores y que aprendan que este tipo de envases se pueden reciclar”.

Muchos plásticos son técnicamente reciclables, sin embargo, la falta de infraestructura para disponer de estos materiales específicos complica su valorización. El presidente de Asipla, Walter Schär, indicó que, “para nosotros, como gremio representante de la industria del plástico, es tremendamente significativo el lanzar este proyecto piloto de recolección y valorización de envases flexibles. Estos envases poseen una combinación virtuosa de atributos, siendo claves para la conservación de alimentos y convirtiéndose una de las alternativas de empaque más sustentables del mercado, pues consumen considerablemente menos energía y agua que otras materialidades en su fabricación y transporte. Pero tal vez lo más destacable es su alto potencial de valorización o reciclabilidad”.

Créditos: Ministerio del Medio Ambiente.

¿Dónde operará este proyecto piloto?

La primera etapa de esta iniciativa piloto tendrá una duración de cinco meses a partir del 24 de mayo y operará en ocho puntos limpios. Seis se ubicarán en la Región Metropolitana, en las comunas La Reina, Peñalolén, Quilicura, Santiago, La Granja y El Monte, uno en Concepción y otro en La Serena. En estos espacios se promoverá el reciclaje del plástico flexible, se analizará el proceso de recuperación y valorización, y finalmente se evaluarán alternativas para facilitar la gestión y reciclaje de estos materiales.  Lo anterior permitirá aprender sobre las dificultades que tienen los consumidores y valorizadores para reciclar el PP, sirviendo de insumo también para diseñar soluciones que permitan construir una cadena de valorización robusta.

Bernardo Larraín, presidente de Sofofa, en el hito de lanzamiento del proyecto, manifestó que “creemos mucho en la lógica de proyectos colaborativos para enfrentar desafíos transversales, tales como los de economía circular, siendo los gremios una plataforma para potenciar este tipo de pilotos”.

Por su lado, Nicolás Fuentes, subgerente de Sostenibilidad de Carozzi, indicó que, “en Carozzi estamos comprometidos con fomentar el reciclaje en todos sus niveles y sabemos que es necesario ofrecer una solución de recolección más robusta a los consumidores, que les dé la factibilidad de reciclar envases de polipropileno flexible. Es por esto que hemos trabajado en impulsar este piloto, con el fin de dar una solución a la problemática de ausencia de puntos de recuperación de PP flexible en Chile y de educar a la población sobre la forma correcta de identificación, segregación y disposición de los envases”.

Créditos: Ministerio del Medio Ambiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí