Ante criticas, Aguas Andinas afirma que invertirá US$500 millones para mejorar el servicio

0
1050
  • Sanitaria presentó cuatro opciones de obras a la SISS, la que debería elegir una para ampliar la independencia de 32 horas, que prevé estaría lista en 2019.

Guillermo Pickering, presidente de Aguas Andinas, aprovechó la junta de accionistas de la mayor sanitaria del país para responder a las críticas contra la compañía, por supuestas faltas de inversiones, y así evitar los cortes de agua que se produjeron en febrero pasado y este mes -además de abril de 2016- debido a los efectos de las lluvias y aludes que generaron turbiedad en el río Maipo.

Junto con asegurar que la empresa “ha dado la cara” y “nunca ha eludido las inversiones”, desembolsando US$ 2.500 millones desde el año 2000 a la fecha, destacó que la firma no solo está pensando en las obras por US$ 90 millones para aumentar en 2019 la autonomía en abastecimiento en períodos críticos de nueve a 32 horas. También aseguró que hay una lista con cuatro planes que propusieron hace menos de un año a la Superintendencia de Servicio Sanitarios (SISS), para elevar a 48 horas el tiempo de independencia ante situaciones de crisis, por los efectos del clima.

Pickering destacó que una de estas iniciativas -de un total de cuatro- del plan de obras de seguridad (denominada Fase 3) es la repotabilización de aguas servidas, para inyectarlas a las napas subterráneas. “Es una contribución gigantesca al medio ambiente”, a la vez que dijo que con esto se podrían mitigar situaciones derivadas de turbiedades en el río Maipo.

El detalle de los proyectos los presentó a los accionistas el gerente general de Aguas Andinas, Narcís Berberana, quien indicó -en su exposición – que el reciclaje de agua, mediante la regeneración de aguas tratadas en las plantas de la empresa, para transportarlas luego a puntos de suministro, involucra una inversión de US$ 500 millones.

Si bien esa es una de las alternativas que baraja la firma, es la que más se ajusta a su plan de convertirse en una compañía de “cero residuos”. A la vez, Berberana señaló que se introduciría agua en napas subterráneas, lo que ayudaría a zonas que en el futuro podrían verse impedidas de captar el recurso desde las profundidades de la tierra por escasez.

Los otros proyectos que compiten con la repotabilización son: incrementar la capacidad de reserva de agua cruda con un segundo estanque contiguo al Estanque Pirque (Fase 2 de 32 horas de autonomía), por US$ 115 millones; el plan “Embalse Coyanco” y transporte hasta el Estanque Pirque (US$ 238 millones); y la conducción desde el Embalse El Yeso hasta Pirque (US$ 410 millones).

Tarifas e inquietud

Consultado por el impacto en las tarifas de estas iniciativas, Pickering afirmó que cada una de ellas tiene sus “complejidades y virtudes” y será la SISS la que debe definir una de las obras, por lo que declinó anticipar algún escenario respecto de los valores. La inversión de US$ 90 millones para tener 32 horas de autonomía involucra un aumento de tarifa de 1,1%

“Hemos explicado esto, porque se ha puesto en duda nuestra voluntad de hacer inversiones y eso no es efectivo”, sostuvo el presidente de la sanitaria.

Pickering también señaló a los accionistas de la compañía que el proyecto de ley -moción de diputados-, que modifica aspectos relevantes del mercado sanitario, como límites de rentabilidades, crea “incertidumbre”.

Fuente: El Mercurio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí