“Agua para Aprender”: el programa que busca dar solución a la falta de agua en establecimientos educacionales

Este programa implementará soluciones permanentes de acceso a agua potable en escuelas rurales de las regiones de Los Lagos y La Araucanía.

0
626

La educación, herramienta esencial para el desarrollo y crecimiento de una comunidad, es una de las dimensiones más afectadas por la carencia de agua potable. Las escuelas rurales cumplen un rol transversal en la población fuera de las ciudades, pues no solo son un centro de formación, sino también un punto de encuentro comunitario y muchas veces de alimentación para miles de niños.

El estudio realizado en 2021 por Fundación Amulén, “Educar sin agua: una realidad invisible”, arrojó que existen 1.350 escuelas rurales en Chile que se encuentran en situación de carencia del recurso, con lo cual son más de 27.100 los alumnos afectados. Tras estos hallazgos, Amulén decidió desarrollar un programa dirigido a acortar las brechas de acceso a agua potable en zonas rurales.

“Agua para Aprender” comenzará su impacto en las regiones de Los Lagos y La Araucanía, debido a su bajo nivel de acceso a agua potable formal y a los niveles de pobreza. Serán 15 escuelas de ambas regiones las beneficiadas y, en cada caso, se definirá la mejor solución de acuerdo a las necesidades particulares de cada una. Los proyectos a desarrollar apuntan a entregar un suministro de agua potable que cumpla con los criterios de cantidad, calidad y continuidad y, con ello, formalizar la resolución sanitaria del sistema de abastecimiento. Esto se logrará con implementaciones como construcción de pozo profundo, mejoramiento de norias, recambio de infraestructura y equipos, tratamiento de agua para asegurar su calidad, captación y potabilización de agua lluvia, entre otras.

“Buscamos dar visibilizar a la carencia de acceso a agua potable en la educación rural, porque esta carencia afecta la continuidad de la educación de los niños y niñas. Trabajaremos en 15 escuelas para implementar soluciones reales a problemas invisibles, mejorando el acceso a agua potable y, con ello, la calidad de vida de las comunidades”, mencionó Antonia Rivera, directora ejecutiva de Fundación Amulén.

El estudio demostró que, en casos donde los establecimientos no pueden asegurar un abastecimiento confiable, se deben buscar nuevas fuentes de suministro, solicitar ayuda externa o incluso cerrar estos lugares. Esto implica perjuicios importantes para los docentes y estudiantes, ya que no sólo deben preocuparse de la educación, sino que también de encontrar las mínimas condiciones para ello.

La realidad en Los Lagos y La Araucanía

De acuerdo a la última encuesta CASEN, La Araucanía es la región más pobre del país, con un 17,4% (muy por sobre el promedio nacional) y la segunda con la mayor pobreza extrema 5,9%, que está por sobre el promedio nacional de 4,3%. La Araucanía cuenta además con siete de las comunas más pobres del país. Con relación al acceso al agua, esta región es la que posee el mayor porcentaje de población rural en carencia hídrica, alcanzando un 71,1%.

Las escuelas rurales de Los Lagos, por su parte, son unas de las más afectadas de acuerdo al estudio realizado por Fundación Amulén. Es la región con mayor acceso informal al agua, concentrando un 62,3% de las escuelas cuyas fuentes son pozos, norias, camión aljibe, ríos, vertientes, etc. Adicionalmente, independiente del tipo de abastecimiento, ya sea formal o informal, 31,6% de las escuelas rurales encuentra particularidades negativas en el agua consumida, ya sea olor, color o sabor, y el 53,6% presenta interrupciones en el suministro de agua.

Silverio Morales, alcalde de la Municipalidad de Cochamó, comenta que “es profundamente relevante realizar acciones para enfrentar la crisis hídrica y para mejorar el acceso al agua potable, ya que en esta zona la situación ha estado de mal en peor. Cada vez se nota más la falta de agua en el diario vivir de las personas y sin agua no se puede hacer nada, ya que lo es todo, es vida. Por lo general, la gente vincula la falta de agua a otros temas, pero también afecta la educación y el funcionamiento de las escuelas, por lo que es fundamental tomar cartas en el asunto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí