Proyecto inmobiliario en Horcón amenaza playa Luna, balneario nudista y sitio protegido por su biodiversidad

Vecinos están dispuestos a todo para impedirlo. Iniciativa privada podría afectar a cinco balnearios, además del acantilado Quirilluca. Core de la UDI aseguró que el proyecto "es incompatible con los sitios de valor ambiental".

0
342

En peligro está la Playa Luna, conocida por su condición de balneario nudista de la Región de Valparaíso. Al menos así lo contaron sus vecinos, quienes relataron a La Estrella de Valparaíso, el miedo que sienten de que ese y otros cuatro balnearios, además del acantilado Quirilluca, sean afectados por el proyecto inmobiliario “Maratue”.

El proyecto -que se construirá en una zona de protección ambiental- propone en un plazo de 45 años, la construcción de 14.180 viviendas de diversas características en una zona de 1.200 hectáreas y con un inversión de dos mil millones de dólares.

Los vecinos se enteraron del proyecto en una reunión a la que fueron convocados a la Escuela de Horcón. Ahí la familia Lería, propietaria del proyecto inmobiliario, contó los detalles de la iniciativa privada.

La meyor preocupación está en “Acantilados de la Quirilluca”, un sitio categorizado como N°1 para la conservación de la biodiversidad por la Conama Región de Valparaíso, en el marco de la “Estrategia Regional para la Conservación de la Biodiversidad”.

Justiniano Lagos, presidente del Sindicato de Pescadores, aseguró que a la larga la iniciativa privada busca “construir para venderle a esta gente las casas con playas privadas- porque hay cuatro playas ahí, hermosas- entonces independiente de los metros que den, van a terminar cerrando todo el lugar”.

Javiera López, vecina de Horcón y nudista, cuenta que esta inversión les negará el derecho que tienen a andar desnudos por la costa. Agregan que esto ya ocurrió en la playa Cau-Cau, donde la construcción de un condominio terminó por acabar con la privacidad del público.

El problema ya escaló al gobierno regional. El Consejero Regional Manuel Millones, señaló que “el proyecto habitacional Maratue es incompatible con los sitios de valor ambiental”.

A juicio del director de la Comisión de Patrimonio del Consejo Regional “sin duda alguna que un proyecto de 14 mil viviendas va a generar un impacto en el sistema ambiental presente en esa zona de Qurilluca y su entorno, como son los acantilados, el humedal , el bosque y la playa La Luna, entre otras zona de valor”.