Laguna del Laja cuenta con nuevo sistema para monitorear al huemul en Chile central

Los sitios a monitorear fueron seleccionados sobre la base de una categorización y corresponden a zonas cuya última prospección es de hace más de diez años, en las cuales es urgente realizar un seguimiento. Los primeros datos serán recogidos en octubre.

0
326

El uso de las cámaras trampa es uno de los métodos más eficaces para obtener información actualizada y técnica relacionada con las especies y su hábitat. Es por eso que se ha convertido en una herramienta esencial de los sistemas de monitoreo de la biodiversidad, ya que gracias a ellas se ha conseguido un valioso registro fotográfico y audiovisual, que permite conocer e identificar la presencia, ausencia y comportamientos de las especies en los territorios.

Como parte del trabajo que la Iniciativa de Conservación de Especies Amenazadas MMA/FAO/GEF viene desarrollando en relación a la última población del huemul (Hippocamelus bisulcus) de Chile central, ciervo nativo declarado en categoría de conservación en peligro de extinción, el equipo de la iniciativa ejecutó, junto a los guardaparques y jefa sección de Biodiversidad de Conaf Biobío, Ana Hinojosa, una expedición de prospección que los llevó a instalar 13 cámaras trampa en el sector norte de la Laguna del Laja, que forma parte de la Reserva de la Biósfera Corredor Biológico Nevados de Chillán-Laguna del Laja, así como también evaluar en el lugar indicios de la presencia de la especie.

“Los últimos registros de huemul en la Laguna del Laja, son de hace más de diez años, por lo que es urgente actualizar la información relacionada con la presencia de este ciervo nativo. Sabemos que con este sistema de monitoreo vamos a contar con información valiosa para saber más del huemul en nuestro territorio”, comentó el seremi del Medio Ambiente, Mario Delannays, agregando que los datos que se obtienen de los sistemas de monitoreo permiten evaluar el estado y las principales amenazas de las especies, lo que llevará a tomar los resguardos correspondientes. Además, destacó la importancia del trabajo colaborativo desarrollado entre Conaf y la Iniciativa de Conservación de Especies Amenazadas, que busca conocer el estado de la biodiversidad del Parque Nacional Laguna del Laja y sus alrededores.

Los sitios prioritarios donde se instalaron las cámaras trampa, fueron identificados durante los talleres de estandarización del monitoreo de la especie, organizados por la Iniciativa de Conservación. La coordinadora de la iniciativa en el Biobío, Fabiola Lara, indicó que el huemul está amenazado producto de la acelerada fragmentación de su hábitat. “Agudizado por los sistemas productivos y proyectos que se están realizando en la cordillera, que se descontinúan los corredores biológicos naturales de la especie. Buscamos minimizar esos impactos a través de la educación ambiental, la implementación de buenas prácticas y acciones que protejan su hábitat, abarcando otras especies que conviven con él y, en general, la biodiversidad”.

Equipo del proyecto de Conservación de Especies Amenazadas MMA/FAO/GEF.

Sitios seleccionados

Durante una semana el equipo encargado de la instalación de las cámaras trampa, recorrieron los sectores de Puntilla de Chillán y El Colorado, ambos ubicados en la zona norte de la Laguna del Laja y que forman parte de la Reserva Nacional Ñuble. “Son sitios que están distantes unos 13 kilómetros el uno del otro, donde se cree hay presencia de la especie y que tienen distintos niveles de intervención humana. En uno de ellos vimos actividad ganadera, mientras que en el otro había un campamento abandonado”, indicó el profesional de la iniciativa Conservación de Especies Amenazadas MMA/FAO/GEF, Carlos Garcés.

El profesional agregó que con la instalación de este sistema de monitoreo se espera obtener datos en octubre de este año. “Para la sistematización, la Reserva de la Biósfera Corredor Biológico Nevados de Chillán-Laguna del Laja, se dividió en diferente grillas, de una superficie de dos por dos kilómetros, en total 400 hectáreas, equivalente a un rango de hogar que tiene el huemul en Chile Central. Estas grillas fueron categorizadas en relación a los años en los que se realizó la última prospección en el lugar. Siendo los sitios más urgentes, aquellos donde no se ha realizado prospección hace más de 10 años; medianamente urgente, entre seis y 10 años; y poco urgente entre cero y cinco años”, comentó el profesional.

La jefa regional de la sección de Biodiversidad de CONAF Biobío, Ana Hinojosa, explicó que los lugares de ubicación del huemul se pueden conocer si se tienen bien situadas y georreferenciadas las cámaras trampa. Con los datos que entregan, agrega, se puede saber si la especie es macho o hembra, si es un grupo familiar, si hay crías, su estado sanitario a través del pelaje y astas, o si son animales viejos. “Por eso son herramientas muy importante a la hora de monitorear el huemul, ya que gracias a sus registros podemos generar acciones que permitan disminuir las amenazas de la especie”.

A su vez, el biólogo experto en huemul, Marcelo Ramírez, comentó que lo que más le llamó la atención es la gran cantidad de hábitat para que exista el huemul y la poca evidencia en el lugar sobre la presencia del ciervo nativo. “Hay mucho potencial como hábitat y creo que si mejoramos o seguimos aportando a su conservación, el sector es viable para que sea utilizado por la especie”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí