Conaf se alista para asumir el control de parques de Tompkins

Uno de los aspectos del proceso tiene que ver con la licitación para concesionar servicios turísticos dentro de estas áreas protegidas.

0
190

“Las tierras ubicadas en los parques nacionales son las más hermosas, espectaculares y únicas en el país. Son un orgullo para la nación y representan la mejor cara hacia el mundo”, planteaba en 2014 el empresario Douglas Tompkins sobre la importancia de donar predios privados al Estado. Desde ese año, el ecologista, fallecido en 2015, ya se había puesto como meta el traspaso de los predios que había adquirido en el país desde la década de los 90.

La Fundación Tompkins Conservation tiene previsto concretar la entrega, el próximo 26 de abril, de dos parques: Pumalín, la primera reserva fundada por el conservacionista, con superficie de 402.392 hectáreas en Los Lagos, y el Parque Nacional Patagonia, en la Región de Aysén, de 304.527 hectáreas. La institución que se hará cargo será la Corporación Nacional Forestal (Conaf).

Carolina Morgado, directora de Tompkins Conservation, explicó que Pumalín tiene en su interior siete campings, nueve cabañas, un restaurante y un centro de informaciones. En tanto, en el Parque Patagonia existe un restaurante para 50 personas, tres campings y un lodge para diez pasajeros. La donación incluye el mobiliario, como mesas y camas, y viviendas destinadas a los funcionarios.

“Hemos planteado a la Conaf cómo establecer los términos de referencia de las futuras licitaciones públicas para entregar las instalaciones de los parques en concesión. Llevamos tiempo aportando nuestra experiencia en el manejo”, señaló Morgado.

Añadió que el tipo de empresa que quede a cargo de las instalaciones “va a tener un gran efecto en el parque. Una concesión no puede representar un mero negocio para el postulante, pues le debe importar la conservación”.

“Esperemos que a la compañía elegida esté consciente de la protección del patrimonio natural”, enfatizó.

La fundación firmó un convenio de colaboración de diez años con Conaf. Así, en el caso del parque ubicado en Aysén, Tompkins Conservation seguirá a cargo del Programa de Vida Silvestre, lo que implica el monitoreo de la población de huemules y de guanacos, por ejemplo.

Por su parte, Conaf informó que está en proceso de diseño de las bases de licitación para la futura concesión de las instalaciones durante este año, pero no entregó detalles sobre los plazos en que deberán administrarlas. La entidad también deberá elaborar un plan de manejo de los parques, con el fin de definir áreas, usos y capacidades de carga de las reservas (cantidad máxima de visitantes según sector). Esa institución, asimismo, reclutará personal para la mantención de la infraestructura y labores de resguardo.

El ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, aseguró que los territorios tendrán “protección total, por lo que continuará la prohibición de caza o la pesca en ellos”. Al mismo tiempo, recordó que se deberán destinar recursos para su mantención, a través de un presupuesto especial que estará a cargo de Conaf.