Vecinos de Lampa exigen solución tras detectarse altos niveles de arsénico en agua potable

0
1107

El último informe de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) indicó que en la localidad de Valle Grande (Lampa) hay hay 0,0382 miligramos de arsénico por litro de agua, pese a que la norma chilena —NCh409/1—establece que por cada litro debe existir un máximo de 0,01 miligramos del elemento tóxico.

 

El presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, señaló que cuando el consumo de arsénico excede la norma puede acarrear consecuencias para la salud, que pueden ir desde problemas a la piel hasta aborto y cáncer, en caso de intoxicaciones agudas.

 

«Aquí hay gente, la más antigua del sector, que toma esta agua desde hace más de siete años, quizás ya tengan cáncer u otra enfermedad», afirma Laura Cofré, dirigente de la localidad, quien no descarta que los vecinos inicien movilizaciones para que se les entregue una solución.

 

Para el próximo 16 de marzo está agendada una reunión entre representantes de todos los vecinos de Valle Grande para abordar el tema y decidir las acciones a seguir.

 

Sanitaria afirma que está solucionando la situación

 

Ante el hecho, la empresa sanitaria Novaguas, que abastece la zona, informó que se encuentran en proceso de cumplir con los parámetros que exige la nueva normativa, por lo que ya contrataron una planta piloto de filtrado de agua, mientras concreta la inversión en una planta definitiva.

 

«Mientras se materializa la inversión en una planta de filtrado que permita cumplir con la concentración bajo 0,01 mg/L, se contrató una planta piloto de filtrado, que entró en operación al 100% a mediados de enero de 2013, normalizándose paulatinamente desde esa fecha las concentraciones de arsénico en la red», dice la empresa, en un comunicado.

 

Sostiene que tras la entrada en operación de esta planta piloto, las «muestras tomadas hasta el 15 de febrero cumplen la norma, sólo con la excepción puntual de los extremos de la red (que tienen) menor renovación de agua», De todas formas, dice que «se espera que para marzo 2013 toda la red tenga concentraciones de arsénico dentro de la norma».

 

La empresa remarca además que la nueva normativa –de junio de 2011– bajó «drásticamente» los límites de arsénico permitidos en el agua de 0,05 mg/L a 0,01 mg/L. Y apunta que existe una norma transitoria que permite a las sanitarias solicitar un mayor plazo –con tope hasta junio de 2016– para hacer las inversiones necesarias en las plantas de filtrado, plazo en el que deben cumplir con un límite de 0,03 mg/L.

 

De acuerdo al último informe de la SISS, en las localidades de Arica, Pozo Almonte y Valle Grande no se cumple con la norma de arsénico permitido en el agua, según muestras tomadas en diciembre de 2012.

 

En tanto, este domingo se espera que sean publicados los resultados de los nuevos análisis realizados en el mes enero por la entidad fiscalizadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí