SISS inició investigación contra Aguas Antofagasta por emergencia sanitaria tras falla eléctrica en planta desaladora

El organismo requirió a la empresa tomar las medidas definitivas para subsanar los riesgos que se presentan en esta infraestructura y supervisa el plan de contingencia, reforzando los puntos de distribución de agua potable para los vecinos.

0
494

La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) informó que aplicará las máximas sanciones que permitan la ley debido a la inoperancia de la empresa Aguas Antofagasta, luego de la cadena de errores que mantienen sin agua potable al 60% de los clientes de la capital regional, desde el domingo por la tarde.

Así lo afirmó el superintendente Jorge Rivas, quien lamentó la situación que afecta a los vecinos, e informó que los equipos de la SISS se mantienen en terreno verificando las medidas de mitigación requeridas a la empresa, referidas al suministro alternativo de agua potable a la población y las acciones relacionadas con la reposición del servicio. Asimismo, señaló que dispuso una investigación para determinar las responsabilidades de la empresa y aplicar las sanciones correspondientes.

Además, Rivas afirmó que instruyó medidas inmediatas a la concesionaria para reponer el suministro de agua potable y señaló que un equipo de fiscalizadores de Santiago, liderados por el jefe nacional de Fiscalización de la SISS, Gabriel Zamorano, se trasladó a la capital de la segunda región para reforzar la inspección en terreno, tanto el despliegue del suministro alternativo de la empresa Aguas Antofagasta, y el desarrollo de los trabajos de reparación de la falla eléctrica de la planta desaladora y que afecta a la impulsión que abastece el estanque La Chimba.

«Nos encontramos constatando los hechos y los elementos probatorios de lo ocurrido en la emergencia. Esto se está realizando a través de una investigación que aún se mantiene en desarrollo y que considera establecer cómo ocurre la emergencia en la planta desaladora La Chimba, y sobre cómo la empresa está abordando la emergencia en dos frentes: el primero, referido a los trabajos de reparación de los respaldos eléctricos para dar continuidad del servicio de agua potable. Por otra parte, la investigación considera la utilización eficiente y eficaz de los recursos, el despliegue de suministro alternativo, las medidas de mitigación y los cuidados que adoptó Aguas Antofagasta para dar la información correcta y oportuna a los clientes durante el desarrollo de la emergencia», detalló el superintendente.

Rivas indicó que hasta ahora la empresa ha dado muestras que no estaba preparada para un abastecimiento de emergencia, pues no contaba con suficientes estanques ni camiones aljibe, ni tampoco fuentes alternativas de agua. «El escenario de abastecimiento de emergencia es muy deficiente. Creemos además que la entrega de información oportuna y veraz de la empresa a la comunidad no ha estado a la altura de la gravedad de la situación, pero ya iniciamos una investigación al respecto», aseguró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí