«Sentimos vergüenza de este mal llamado gobierno ecologista»: organizaciones critican aprobación de Comité de Ministros a extensión de Los Bronces

El Comité de Ministros se pronunció en contra del rechazo del Servicio de Evaluación Ambiental que calificó como desfavorable el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto “Los Bronces Integrado”, aprobando de forma unánime la propuesta de Anglo American que busca mantener la vida útil de la mina hasta el 2036.

0
1636
Organizaciones socioambientales se manifestaron afuera del Ministerio del Medio Ambiente.

En una jornada de casi dos horas, el Comité de Ministros (CM), presidido por la ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas, e integrado por las carteras de Economía, Salud, Agricultura, Energía y Minería, aprobó el proyecto minero “Los Bronces Integrado” de Anglo American, el que implica una inversión de US$3.500 millones. 

De esta forma, la decisión revierte el rechazo del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de mayo del 2022, que consideraba desfavorable el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) porque el proyecto no se hacía cargo del impacto atmosférico.

El proyecto, ubicado en las regiones Metropolitana y de Valparaíso, consiste en la construcción y operación de obras para adecuar y optimizar actividades de la mina Los Bronces, manteniendo los actuales niveles de producción de la planta de 180 mil toneladas/día, sus niveles autorizados de consumo de agua, así como la vida útil aprobada por la RCA 3159/2007 del proyecto “Desarrollo Los Bronces” hasta el año 2036.

Reacciones

De acuerdo con lo indicado por la compañía a Diario El Financiero la propuesta es “ambientalmente sólida, toda vez que al ser una operación subterránea, no afecta los glaciares ni contamina atmosféricamente. En construcción, dará empleo a 2.850 personas y en su operación, a unas 2.000”. Sin embargo, desde las organizaciones sociales no están de acuerdo con esta postura.

Sin embargo, Victoria Uranga, de la Corporación Defensa de la Cuenca del Mapocho, indicó que “ninguna condición por inédita que sea, va a reparar el daño que esta mina causará en glaciares y biodiversidad por la destrucción irreparable que genera y la contaminación que produce. Aquí lo que primaron fueron las mismas lógicas de los gobiernos anteriores, poder económico e inversión a costa de la vida de las personas y de los ecosistemas de las regiones Metropolitana y de Valparaíso”. 

“La verdad es que no nos sorprende, habíamos visto las señales de apoyo que se le dio a este proyecto desde el mismo subsecretario del Medio Ambiente hasta el ministro de Economía, y ahora tenemos esta votación; sin embargo, teníamos la esperanza de que el gobierno del Presidente Boric retomara el rumbo y se hiciera cargo de sus compromisos ambientales”, agregó Cristóbal del Río, representante del Movimiento No Más Anglo. 

Según lo estipulado por el comité, se estudiaron antecedentes técnicos y jurídicos, con una serie de exigentes condiciones ambientales que elevarán los estándares en relación al resguardo de la salud de la población derivada de las emisiones atmosféricas, además de medidas que permiten un riguroso seguimiento y monitoreo del recurso hídrico, las especies protegidas de flora y fauna próximas al proyecto y glaciares circundantes. 

Aún así, para Pamela Poo, directora de Políticas Públicas e Incidencia en Fundación Ecosur, comentó que se trata de una aprobación que sigue postergando la naturaleza, aumentando la contaminación atmosférica y desprotegiendo a la cuenca de Santiago, sin tener en cuenta la crisis ecológica y climáticas. “La empresa dueña del proyecto ha tenido históricamente un sin número de incumplimientos, por lo que no se entiende que se le haya entregado un espaldarazo con medidas tan mínimas. Por último, los glaciares son nuestra seguridad y respaldo hídrico, estos ecosistemas aún no cuentan con una ley que los proteja, por ende con la aprobación de este proyecto, se sigue postergando el avanzar en soluciones basadas en la naturaleza y en una economía pensada desde la adaptación”, expresó. 

Respecto a este último punto, referido a glaciares, desde el Ministerio del Medio Ambiente, señalaron que se tomaran medidas como informar respecto del material particulado sedimentable entre Andina y Los Broches, un monitoreo constantes de los valores de vibraciones y emisiones incidentes en glaciares blancos, se implementará un Plan de Alerta Temprana y también se acordaron medidas, exigencias y condiciones adicionales, cuyo detalle podrá ser consultado en el Acta de la sesión del Comité de Ministros.

En este aspecto, Fundación Glaciares Chilenos rechazó enfáticamente la aprobación del proyecto. “El solo hecho de poner sobre la mesa proyectos que afectan glaciares y que además ponen en riesgo el suministro hídrico de más de 7 millones de habitantes en plena crisis climática e hídrica, es cuando menos, irresponsable. Nos encontramos a la espera que este proyecto pueda ser detenido por las instancias competentes, para así evitar convertir a la Región Metropolitana y de Valparaíso en una nueva zona de sacrificio”, detalló un comunicado de la organización. 

Acciones futuras

Los vecinos y comunidad han anunciado que no se quedarán con esta resolución y apelarán al tribunal ambiental para que se evalúen efectivamente los impactos de este proyecto. 

“Para nosotros esto tuvo que ver con una decisión política, porque no había argumentos científicos. Debido a la aprobación que era inminente, como organizaciones opositoras al proyecto Los Bronces Integrado, nuestro foco está puesto en el Tribunal Ambiental en donde técnicamente tenemos un cúmulo de evidencia científica y jurídica que nos avala. En esa instancia no dudamos del rotundo rechazo que hará el mencionado tribunal del proyecto. Sentimos  vergüenza de este mal llamado gobierno ecologista. Llegaremos a la Corte Suprema si es necesario”, cuestionó Rosanna Caldana de la Corporación Camino a Farellones y Movimiento No Más Anglo.

Por su parte, la abogada de ONG FIMA y representante de la Corporación de Defensa de la Cuenca del Mapocho, Macarena Martinic, detalló que existen muchos antecedentes técnicos que deben ser considerados, ya que no han sido suficientemente evaluados. 

“Esta decisión da cuenta de cómo esta es una instancia en la que prima lo político y no lo técnico. Existen muchos antecedentes que ya habían sido advertidos en la evaluación, que dan cuenta de cómo no se logran acoger todas las observaciones ciudadanas y con ello aspectos del proyecto que no han sido suficientemente evaluados, no solo en términos de calidad de aire y cómo el titular no logra descartar el riesgo en la salud de la población, sino que tampoco se logran descartar impactos en glaciares, en la cuenca del río Maipo, en el sistema hidrogeológico que abastece de agua a la región metropolitana y otros impactos sobre la biodiversidad del lugar y la vida de las personas. Nuestra institucionalidad ambiental contempla un recurso judicial ante tribunales ambientales, esperamos que ahí sí primen los aspectos técnicos”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí