Producción vitivinícola del Valle de Itata apuesta por la sustentabilidad para ser más competitiva  

Mediante un acuerdo público-privado que contempla siete metas, se busca una mayor eficiencia en el uso de los recursos, generar ahorros y añadir valor al negocio para elevar la posición competitiva de productores de uva y vino de seis comunas en la Región de Ñuble.

0
169

Con el interés de fortalecer la sustentabilidad de las empresas vitivinícolas del Valle del Itata, incorporando acciones que contribuyan al aumento de la competitividad y la adaptación al cambio climático, la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC) y la Cooperativa Agrícola y Vitivinícola Cerro Negro Quillón (COOVICEN) firmaron un Acuerdo de Producción Limpia  (APL) que beneficiará a 72 productores de uva y vino.

Se trabajará con pymes ubicadas en las comunas de Quillón, Coelemu, Portezuelo, Quirihue, San Nicolás y Trehuaco, en la capacitación de productores y trabajadores de los campos vitivinícolas en prácticas de sustentabilidad, en la incorporación de innovación para la implementación de tecnologías y limpias y en nuevas estrategias comerciales que permitan acceder a nuevos mercados.   

El APL es cofinanciado por el Gobierno Regional de Ñuble con recursos del FNDR por $200 millones, en el marco del Programa Especial de Gestión Territorial para Zonas Rezagadas.  El 70% de los recursos será focalizado en adelantar un plan de inversión en tecnologías limpias.

Osvaldo Alcaya, jefe de la División de Fomento e Industria del Gobierno Regional de Ñuble, valoró este tipo de iniciativas “que van en función tanto de apoyar la reactivación post pandemia, como también mejorar la competitividad del sector y, en especial, apoyar certificaciones como la de producción limpia y dar un sello que pueda resaltar y dar valor a la actividad productiva de nuestra región, donde uno de los principales rubros es el viñatero”.

Para el sector vitivinícola del Valle del Itata es muy relevante alinearse con el compromiso país en materia de cambio climático, por lo que el APL promueve la eficiencia energética y las energías renovables, la gestión sustentable del recurso hídrico y  de los residuos sólidos, así como la implementación de un Plan de Manejo Integrado de Plaguicidas.

Ximena Ruz, directora ejecutiva de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, aseguró que “por un período los vamos a acompañar, junto con los servicios que también se sumaron al APL, para buscar mejoras en cuanto a eficiencia, prácticas sustentables y, en definitiva, cómo hacer las cosas mejor, verificando el grado de avance de las metas propuestas. Estamos en una crisis climática, nuestro país es altamente vulnerable y el sector vitivinícola también, por tanto este tipo de acuerdos nos permiten encauzar de mejor forma los esfuerzos para una mejor y más rápida adaptación”.

“Estamos orgullosos de haber sido la asociación invitada a participar en este desafío de difundir la producción limpia, tanto en el mundo empresarial como en quienes laboramos en dichas empresas, en la incorporación de prácticas y técnicas sustentables para poder mejorar la competitividad de los productores de uva y vino beneficiados”, manifestó Eduardo Carrasco,  presidente de COOVICEN.

Junto con desarrollar productos de valor agregado con mayor nivel tecnológico y de trazabilidad, se busca establecer una estrategia de promoción y mejorar los canales de comercialización de productos vitivinícolas del Valle del Itata, potenciando la asociatividad para una comercialización directa.

Patricio Riveros, subdirector (s) de Odepa, destacó que el Valle tiene un gran potencial para crecer con una mirada estratégica sustentable. “El Ministerio de Agricultura está impulsando diversas acciones tendientes a mejorar las condiciones de comercialización de uvas y el vino, a revalorizar las producciones de los pequeños vitivinicultores; ampliar los mercados y fomentar la innovación. Este APL que hoy firmamos ayudará a avanzar con paso firme en lograr estos objetivos y posicionar de buena forma al Valle del Itata”, señaló.

El APL cuenta con el apoyo técnico del Ministerio de Energía, la Seremi de Salud de Ñuble, la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA) y el centro de formación técnica INACAP Sede Chillán.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí