Organizaciones celebran cierre de termoeléctricas y ministro Pardow sostiene que «abre el proceso para seguir incorporando energías renovables a la matriz”

Hoy Bocamina II y Tocopilla U15 dejaron de funcionar. Esta acción pretende limpiar la matriz energética, mejorar la calidad de vida de las personas y cumplir los compromisos establecidos en la recientemente promulgada Ley Marco de Cambio Climático.

0
1085

Las regiones del Biobío y de Antofagasta fueron los escenarios de otro paso hacia la eliminación del carbón de la matriz energética, compromiso que forma parte del Plan de Descarbonización, el cual se está trabajando desde 2018. Esta acción es parte de los objetivos de la agenda de energía, enfocado en concretar la producción de energía limpia, sustentable, segura y de frenar el impacto de la crisis climática.

La comuna de Coronel fue testigo del último día de operaciones de la central termoeléctrica Bocamina II, cierre que está orientado a entregar certezas en pos del trabajo por una transición energética con un fuerte compromiso con el medio ambiente, el territorio y las comunidades. 

La desconexión de la mencionada central a carbón es un hito ambiental para Coronel, comuna que desde la inauguración de Bocamina II (Enel) en 2012, ha enfrentado los efectos ambientales de la generación de energía en base a carbón.

Adicional a Bocamina II, también se concretó el cese de operaciones de Tocopilla U15 (Engie), sumando al día de hoy ocho las centrales a carbón que han depuesto sus operaciones. 

El ministro de Energía, Diego Pardow, valoró el tanto de las centrales, hecho que va en el camino hacia una Transición Socio Ecológica Justa, con foco en el medio ambiente, el territorio y las comunidades. “El cierre de estas centrales termoeléctricas abre el proceso donde necesitamos seguir incorporando energías renovables a nuestra matriz productiva y en particular, energía renovable de base que permita reemplazar el rol que cumplían estas centrales a carbón para dar suficiencia y seguridad al sistema”, señaló la autoridad de Energía.

Reacciones

La Coalición Chao Carbón, integrada por organizaciones ciudadanas de Coronel, Mejillones, Huasco y Quintero /Puchuncaví, Santiago, Valparaíso y Magallanes celebraron el cierre de la central Bocamina 2.

El alcalde de Coronel, Boris Chamorro, expresó que este es un largo trabajo que viene a concentrar un ciclo importante para toda la ciudad de Coronel, y también para los  movimientos sociales y ambientales. “No hubiese sido posible sin el movimiento Chao Carbón, del cual somos parte. Estamos muy conformes con los pasos que se han dado y estamos muy contentos por el trabajo, de la orientación y convicción que hay detrás de este trabajo, que nos va a permitir hacer la desconexión la de la última termoeléctrica de Enel en Coronel y que se suma al cierre del vertedero de Ceniza en Cerro Millabu”.

Al respecto, Ariel Durán, concejal de Coronel y miembro de Chao Carbón ,valoró este hecho como “histórico para Coronel, luego de décadas de manifestaciones, acciones legales, recursos de protección y acciones administrativas ante Contraloría, a las cuales se ha sumado el municipio durante los seis años”. 

Durán agregó que ahora “tenemos el desafío de concretar una mesa de transición justa con todos los actores como el gobierno, la empresa, sector privado, vecinas y vecinos de Coronel que han sido afectados, y lograr las acciones de remediación que le corresponde a la empresa, ya que aún existen varios compromisos laborales y de remediación ambiental que están pendientes y estaremos atentos a que sean exigibles a Enel y al Estado de Chile”.

Asimismo, Gonzalo Soto de Salvemos Coronel señaló que “esta es una verdadera victoria ciudadana y de toda la gente que luchó por terminar con la contaminación ambiental de más de 50 años de presencia de centrales a carbón en nuestra comuna. Nos alegra la decisión del gobierno, pero aún quedan pendientes mayor claridad por la remediación de la empresa, qué pasará con los pasivos ambientales y los derechos de agua, por ejemplo, y que aún no tienen respuesta”.

Por su parte, Juany Hernández, de la Agrupación de Afectados por Metales Pesados, que llevan años de denuncias a nivel nacional e internacional contra la generación a carbón, destacó que «es una lucha que hemos dado por muchos años todas las fuerzas vivas de la comuna con el apoyo del municipio, ya que los últimos alcaldes no nos apoyaron mucho y estoy contenta porque a pocas horas que esta empresa cierre, se ve cómo logramos ganar esta tremenda batalla que dimos y es reconfortante, pero estoy con sentimientos encontrados porque está muy claro el daño que se ha causado a las comunidades y el Estado dice que tenemos metales pesados, pero no hay ningún tipo de remediación”.

Sara Larraín, directora de Chile Sustentable, que también integra la Coalición Chao Carbón, calificó como un importante avance el cierre de esta central, pero que debemos estar atentos, ya que “no hay olvidar que este cierre central estaba programado inicialmente para el 31 de mayo de este año (Resolución Nº 266 del 23 de julio de 2020), fecha que fue modificada el pasado 3 de mayo para retrasar cuatro meses el cierre de la central (Resolución Nº 325 de la Comisión Nacional de Energía)”, dijo.

Llamado al Presidente Boric

Pese al tono de celebración, Chao Carbón mantiene su cuestionamiento respecto a que la Comisión Nacional de Energía siga avalando la gestión del Coordinador Eléctrico Nacional, sobre la que, indican, que continúa priorizando el liderazgo del carbón y demás combustibles fósiles en el Sistema Eléctrico Nacional «con la excusa de la congestión en la transmisión».

«Dicho coordinador se niega a flexibilizar la operación del sistema eléctrico y permite el vertimiento de energía limpia proveniente de centrales solares y eólicas. Solo en el primer trimestre de este año se han derramado más de 500 GWh de energía limpia», agregaron.

En ese sentido, la coalición llamó al Presidente Boric a cumplir con su programa de gobierno en cuanto a mantener y acelerar el cronograma de descarbonización de la matriz eléctrica, para responder a la crisis climática y terminar con las zonas de sacrificio. Sobre todo, a poner sus esfuerzos en establecer un cronograma de cierre para las 10 carboneras sin compromiso a más tardar para su retiro al año 2030. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí