Movistar Chile Open 2024 buscará ser un torneo cero residuos y carbono neutral

El ATP250 de Santiago, el evento tenístico más importante del país, presentó su plan integral de gestión ambiental, con el fin de reducir al máximo su impacto. Esto lo realizó bajo la asesoría de su socio estratégico Ambipar Environment.

0
438

Del 24 de febrero al 3 de marzo se disputará en San Carlos de Apoquindo el Movistar Chile Open 2024, cita deportiva que contará con un plan integral de gestión ambiental para lograr un nuevo estándar en Sudamérica en materia de torneos ATP, y que involucrará activamente al público asistente.

“Parte de nuestro objetivo, es mejorar la calidad de vida de las personas y también destacar nuestra ciudad. Somos un evento 360° que incorpora lo deportivo, la entretención, lo social y que busca ser cada vez más sostenible. Unirnos a Ambipar será clave para alcanzar la meta de cero residuos y continuar midiendo nuestra huella de carbono como lo hicimos el año 2022. Medirnos nos permite ser más conscientes del impacto de un evento de esta envergadura y realizar mejoras permanentemente”, señala Catalina Fillol, directora del torneo.

Papel de Ambipar

La empresa Ambipar Environment es el socio estratégico a cargo de codiseñar y ejecutar esta iniciativa, que tendrá dos pilares principales. El primero, consiste en implementar una gestión de los residuos sólidos generados en el evento, que maximice la valorización a través del reciclaje y otras tecnologías que eviten la eliminación en rellenos sanitarios.

Esto se materializará con la instalación de cuatro puntos limpios que permitirán la segregación inicial de materiales reciclables, compostables y con potencial energético, que posteriormente serán sometidos a procesos de clasificación y pretratamiento, antes de su valorización final, todo esto en base a un modelo innovador y eficiente que permitirá lograr el objetivo de Cero residuos a eliminación. Cada punto limpio, además, contará con monitores para enseñar al público sobre la correcta segregación de los residuos y sobre su posterior tratamiento y valorización.

Según Leonardo Curotto, gerente Comercial de Ambipar Environment, esta versión del Movistar Chile Open marcará un hito en la forma en que se gestionan los residuos generados durante los nueve días de competencia. Los residuos serán clasificados y pretratados fuera del recinto, en el Centro de Clasificación y Pretratamiento GIRI en Quilicura, que se encuentra en periodo de pruebas industriales antes de su entrada en operación.

“La experiencia de trabajar con el Movistar Chile Open será una excelente oportunidad para lograr sinergias entre el deporte y la gestión de residuos. Nuestra planta cuenta con la tecnología más avanzada de Sudamérica para estas operaciones y buscamos aprovechar estas nuevas capacidades para simplificar la experiencia del público y alcanzar el objetivo del cero residuos de manera conjunta, transformándolos en materia prima para el reciclaje, compostaje o valorización energética, enviándolos a empresas valorizadoras que cuenten con las autorizaciones ambientales y sanitarias correspondientes”, explica Curotto.

El segundo pilar del trabajo de Ambipar Environment será medir, registrar y verificar la huella de carbono de este torneo, a través de la cuantificación de las emisiones, directas e indirectas de gases de efecto invernadero (GEI) asociadas al evento, incluyendo también aquellas emisiones mitigadas a través de la valorización de residuos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí