Ministerio del Medio Ambiente publica guía para el ordenamiento territorial sustentable

0
1581

El territorio es el receptor del desarrollo de las ciudades y las áreas rurales, del crecimiento de los diversos sectores productivos, del uso de los recursos naturales, y de otros factores dinámicos que hacen que se encuentre en un proceso de cambio constante. Por tanto, requiere de una organización que oriente el desarrollo de todos estos elementos para asegurar que se armonicen y se mantengan en equilibrio con la realidad en que están insertos. La espacialización de las políticas que intervienen en el territorio es un desafío urgente y constante.

En la perspectiva del desarrollo sustentable, el territorio es considerado como un espacio multidimensional, entendiéndolo como una plataforma sobre la cual se producen complejas interacciones entre las dimensiones sociales, culturales, económicas, ambientales e institucionales. De manera específica, la dimensión ambiental es abordable desde una perspectiva territorial, donde es indispensable atenderla junto a las otras dimensiones de manera integral y como componentes de un todo en constante interacción.

En este panorama, el ordenamiento territorial, entendido como la “expresión espacial de la política económica, social, cultural y ecológica de toda la sociedad”, es una herramienta clave para establecer un marco de sustentabilidad a largo plazo. Su rol principal es asegurar la integración entre sectores como vivienda, transporte, energía e industria, y mejorar los sistemas nacionales, regionales y locales de desarrollo urbano y rural.

A través de un proceso de ordenamiento territorial sustentable se pueden tomar medidas orientadas al uso racional de los recursos naturales, la conservación de áreas de valor natural, la disminución de los niveles de contaminación ambiental, y la reducción de los impactos de las actividades humanas sobre el ambiente, entre otros aspectos. Esto resalta el potencial que tiene el ordenamiento como herramienta para promover medidas y acciones conducentes a mejorar el bienestar humano y hacer más sustentables la expresión territorial de las diferentes políticas.

Para buscar que los procesos de ordenamiento territorial incorporen la visión sustentable, que incluya la valoración ambiental en los diferentes territorios, el Ministerio del Medio Ambiente publicó la Guía de orientación para incorporar la dimensión ambiental en procesos de ordenamiento territorial sustentable, cuyos objetivos son:

  • Establecer la relación entre las funciones del proceso de ordenamiento territorial y la dimensión ambiental en el marco de un proceso de ordenamiento territorial sustentable (OTS)
  • Facilitar la identificación de temas y subtemas ambientales que deben ser considerados en procesos de OTS
  • Aportar a la generación de recomendaciones sobre el proceso de ordenamiento territorial en el marco del desarrollo sustentable.

Descarga la Guía de orientación para incorporar la dimensión ambiental en procesos de ordenamiento territorial sustentable

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí