Liberan monitos del monte en terrenos del proyecto Campus Naturaleza UdeC

Esta es la primera actividad de otras similares que se realizarán con el objetivo de ampliar el hábitat para diversas especies de fauna endémica de la zona.

0
558

Los incendios forestales de febrero de este año causaron graves daños en la Región del Biobío, en donde miles de hectáreas de bosques fueron arrasadas por el fuego, y la fauna silvestre sufrió grandes pérdidas. En este escenario, Mauricio Nahuelquin relata que estaban en labores de limpieza en el sector de Poñen (Florida) tras los incendios de ese entonces cuando encontraron a un ejemplar de monito del monte (Dromiciops gliroides), dando inicio a una cadena, que culminó con el ingreso del marsupial a su nuevo hogar en terrenos del proyecto Campus Naturaleza Universidad de Concepción.

Este ejemplar, junto a otro procedente de Chiguayante, estuvieron 10 meses bajo los cuidados del Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre de la Universidad de Concepción sede Chillán, para convertirse ahora en huéspedes de una iniciativa inédita a nivel nacional. 

A través del proyecto, la universidad conservará 25 hectáreas de estos bosques relictos y 17 de ecosistemas acuáticos, además de acciones de conservación de la naturaleza, restauración ecológica, bienestar humano y salud integral, entre otras aristas.

El director del Proyecto Campus Naturaleza UdeC, Cristian Echeverría, comenta que esta actividad “viene a confirmar el compromiso de la universidad de asegurar la protección de la biodiversidad a largo plazo y al mismo tiempo crecer en superficies de hábitats para distintas especies. Todo esto se da desde una mirada interdisciplinaria y de compromiso de varias facultades para la protección de la biodiversidad y su conexión con el bienestar humano”.

Agrega que el plan está siendo visto como un lugar que asegurará la continuidad de ciertas especies en el futuro. “Este es un espacio que custodia la biodiversidad local, en donde es posible recibir fauna que ha sido afectada por diferentes factores antrópicos, como incendios o destrucción de hábitats. Esta es la primera de varias liberaciones, en donde lo que se busca es ampliar el hábitat para que distintas especies puedan desarrollarse, dispersarse y reproducirse”, enfatiza.

Lucha por su supervivencia

La doctora Paula Aravena, médico veterinario y directora del Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre de la Universidad de Concepción en Chillán, expresa que “estos ejemplares de monito del monte, son víctimas de los últimos incendios forestales, donde sufrieron intoxicación por humo y quemaduras en su piel. Tenemos una ejemplar hembra, que ingresó a nuestro centro el 4 de febrero desde Florida y un ejemplar macho que ingresó procedente de Chiguayante, un poco después”.

Añade además que estos cumplen un rol importante dentro del bosque nativo. “Ellos tienen un rol ecológico muy relevante en la fertilización del bosque nativo, ya que consumen semillas y la van defecando de manera íntegra. Acá, ellos tragan las semillas, dejando estas heces que van a tener mejores capacidades que si estuviera la semilla sola en el ambiente natural. Además, los monitos del monte se mueven en un rango de hogar por alrededor de un kilómetro cuadrado; en ese movimiento, van diseminando las semillas de bosque nativo a distintas áreas”.

En otro sentido, el director regional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Roberto Ferrada, reconoce el gran trabajo que realizan los colaboradores del  centro de Concepción, “y también el de Mauricio, quien hizo la denuncia de esta hembra afectada por los incendios forestales de febrero pasado. Nuevamente, vemos el resultado de un trabajo colaborativo entre la comunidad representada hoy por Mauricio, quien dio aviso oportuno al SAG, permitiendo su traslado al Centro de Rescate, que permite que estemos dando esta buena noticia a la comunidad”.

En relación a los incendios forestales que podrían afectar la región durante la temporada estival, el directivo del SAG recordó que “cuando se producen incendios forestales los animales huyen del lugar buscando refugio, relocalizándose en forma natural. Si encontramos ejemplares escapando debemos dejarlos que sigan su camino y en aquellos casos en que estén lesionados o con quemaduras debemos intervenir, ya que requieren de nuestra ayuda. Por ello, solicitamos informar al SAG para coordinar su rescate o trasladarlos en forma directa a los centros autorizados por el Servicio para su atención oportuna”.

El monito del monte se encuentra protegido por la Ley de Caza y está clasificado como especie beneficiosa para la actividad silvoagropecuaria. Los dos ejemplares vivirán en terrenos del proyecto Campus Naturaleza Universidad de Concepción, en donde existen hábitats aptos para su desarrollo, inmersos en los remanentes de Bosque Caducifolio de Concepción, un ecosistema de transición entre la zona central y sur del país, con especies únicas e irremplazables.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí