Inicia cuenta regresiva para la entrada en vigencia de la ley de plásticos de un solo uso en Chile

A partir del 13 de febrero, todos los locales de expendio de alimentos del país ya no podrán entregar una serie de utensilios de plásticos de un solo uso tales como cubiertos, bombillas, plumavit, entre otros.

0
614

A partir del 13 de febrero, todos los locales de expendio de alimentos del país ya no podrán entregar una serie de utensilios de plásticos de un solo uso, y los supermercados deberán ofrecer y recibir botellas retornables. En esta primera etapa, tenedores, cucharas, cuchillos, bombillas, revolvedores y palillos de plástico, además de cualquier producto de plumavit, quedarán prohibidos en todos los establecimientos de expendio de alimentos.

Las próximas regulaciones entrarán en vigor en agosto de 2023, cuando todos los almacenes y minimarkets deberán vender y recibir botellas retornables. Luego, en 2024, quedará prohibida la entrega de cualquier desechable para el consumo dentro de los establecimientos de expendio de alimentos, mientras que todos los plásticos quedarán prohibidos cuando se compre para llevar o delivery, a excepción de ciertos productos que deberán ser de plásticos certificados. Todas las regulaciones regirán también en las dependencias de organismos públicos.

Adicionalmente, todos los supermercados, almacenes y minimarkets deberán exhibir que tienen a la venta al menos un 30% de bebidas en botellas retornables. 

Al respecto, Liesbeth van der Meer, directora ejecutiva de Oceana Chile indicó que, “este es un primer paso para descontaminar nuestras playas y océano de plásticos de un solo uso, pero es esencial que toda la ciudadanía esté al tanto y exija, denuncie o alerte cuando vea que la ley no se está cumpliendo”.

Cabe señalar que, la ley contempla sanciones que varían entre una y veinte Unidades Tributarias Mensuales (UTM) dependiendo del tipo de infracción y del producto comercializado, las cuales serán aplicadas por el Juzgado de Policía Local de la comuna donde se encuentre situado el local. Corresponderá a las municipalidades fiscalizar el cumplimiento de la ley, mientras que cualquier persona podrá denunciar si ello no ocurre.

“La ley dio un periodo de seis meses para que los establecimientos de expendio de comida se prepararan para la prohibición de elementos como las bombillas o revolvedores plásticos y hemos visto como muchos locales ya dejaron de utilizarlos y están avanzando en incorporar productos de materiales sustentables. Esta ley debe ser vista como una oportunidad para que como país avancemos hacia un Chile circular y sin basura”, afirmó Marcelo Fernández, subsecretario del Medio Ambiente.

Según un estudio publicado por Oceana y Plastic Oceans Chile, una vez que la ley esté completamente implementada se evitará la utilización de 23.240 toneladas de plásticos de un solo uso que cada año se generan desde los locales de expendio de alimentos en todo el país. La producción global de plástico en 2018 superó los 450 millones de toneladas métricas y estudios estiman que 10 millones de toneladas terminan en el océano anualmente. Esto sumado a que a nivel global se está reciclando solamente un 9% de estos plásticos.

“Por más de 70 años como sociedad nos hemos enfocado principalmente en los beneficios que trae este material casi indestructible, dejando de lado el impacto negativo que genera cuando está siendo desechado inadecuadamente”, aseveró Mark Minneboo, director ejecutivo de Plastic Oceans Chile. “Esta ley se hará cargo de un grupo de productos plásticos que actualmente no tiene la posibilidad de ser reciclados, por lo tanto, el objetivo es diferente: generar una reducción directa de esos plásticos y fomentar la reutilización. Esperamos que esta ley impulse nuevos modelos de consumo y soluciones innovadoras que no dañen al medio ambiente”, añadió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí