Greenpeace: “es una vergüenza que el Senado rechace que el agua sea para toda la población”

“El escenario actual en nuestro país es que hay 56 comunas con decreto de escasez hídrica en Chile en la zona en donde habita más del 70% de la población, 400.000 chilenos recibiendo agua por camiones aljibes y casi el 50% de los municipios del país están distribuyendo alguna ayuda en agua. Aún así el Senado rechaza la idea de legislar para priorizar a la población”, explican desde la organización ambientalista.

0
684
GPA_8110.jpgEmergencia Climática en Chile - En medio de la grave mega sequía que enfrenta el país, la desaparición de la laguna de Aculeo, apenas a 70 kilómetros de Santiago, es una de las evidencias más claras de la crisis hídrica que enfrenta el país. A la presión de riego de la agricultura y la necesidad de agua de los proyectos inmobiliarios, se sumó en la última década un escaso nivel de lluvias. La tormenta perfecta para un país que se seca gota a gota. © Martin Katz / Greenpeace - © Martin Katz / Greenpeace

Ayer martes, la Sala del Senado rechazó la idea de legislar sobre el proyecto de reforma constitucional que pretende consagrar las aguas del país como un bien de uso público. La iniciativa recibió 24 votos a favor y 12 en contra no seguirá su tramitación.

Matías Asun, director de Greenpeace en Chile enfatizó que: “Es una vergüenza nacional que en medio de una crisis hídrica el senado rechace votar que el agua sea para el consumo humano de todos los chilenos y siga priorizando por sobre nuestra población. Con esto, hoy existe mayor protección al derecho de aprovechamiento de aguas y su carácter de propiedad privada, que la obligación de priorizar sus uso de acuerdo a lo que consideramos más relevantes, acceso humano y ecosistémico. Es decir el agua que utiliza un palto o un eucalipto se encuentra protegido por la constitución y no así las personas y los ecosistemas que dependen de su acceso. Y Chile se encuentra en el puesto número 18 mundial en el ranking de riesgo de emergencia hídrica. Impedir este debate es atentar contra la vida”. 

Este proyecto  se encuentra desde el 2008 en el Congreso. Tras 11 años se realiza su votación alcanzando en el Senado 24 votos a favor contra 12 en contra para tratar el tema. No se logró los quorums constitucionales necesarios de dos tercios, razón por la cual se rechazó la iniciativa. Ante esto la organización ambientalista Greenpeace explicó que “este es un ejemplo clarificador de la necesidad de contar con una nueva Constitución que permita que  estos proyectos avancen. Hoy, aunque es una gran mayoría a favor, no obtuvo los dos tercios que exige la Constitución actual, para seguir tramitando”.

“Después de una década se vota este proyecto rechazando la idea de siquiera discutir esto, bloqueando la discusión de un proyecto que trate esta materia por más de un año. Mientras una laguna completa como Aculeo, se seca completamente, 56 comunas terminan con decreto de escasez hídrica en Chile, 400.000 chilenos recibiendo agua por camiones aljibes y casi el 50% de los municipios del país está distribuyendo alguna ayuda en agua a través de camiones. Una vergüenza nacional lo que han hecho los miembros del Senado que rechazaron la iniciativa, amparándose en los quórum especiales para mantener las cosas como están, en crisis hídrica”, finalizó Asun. 

Más reacciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí