Concha y Toro formará parte de red mundial de biodiversidad liderada por la IUCN y NatureMetrics

La viña chilena será la primera empresa de este sector en proporcionar información genética de su patrimonio al mapa mundial de la biodiversidad de NatureMetrics, quienes han utilizado eDNA para analizar distintas muestras en más de 200 gobiernos, empresas, organizaciones de conservación del mundo.

0
163
Créditos: Viña Concha y Toro

Durante el Congreso Mundial de la Naturaleza, organizado por Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), la compañía Viña Cocha y Toro anunció que iniciará una colaboración con este organismo, que se dedica al monitoreo de la biodiversidad en diferentes partes del mundo. En este proyecto se utilizará tecnología de punta para capturar y analizar el ADN de viñedos de la compañía, y obtener información respecto a la flora y fauna presente en tiempo real y en línea.

“La flora y fauna deja rastros de ADN en cada lugar que utiliza o transita. Obtener información cualitativa y cuantitativa nos permitirá avanzar de forma más expedita en nuestros esfuerzos de restauración ecológica, ya que uno de los grandes problemas en esta materia es el tiempo que toman los inventarios en terreno y lo puntual que es la información que se puede obtener en ellos. Usando el método eDNA podemos acceder a información en tiempo real y en línea. Además, gracias a esta iniciativa que forma parte de nuestro Programa de Conservación de Bosque Mediterráneo, la compañía estará haciendo una gran contribución al mapa de biodiversidad mundial, entregando información y poniéndola a disposición de la comunidad global”, detalla Valentina Lira, gerente de sustentabilidad de Viña Concha y Toro.

La iniciativa de la IUCN y NaturMetrics, eBioAtlas, se basa en que las distintas especies dejen depositado su ADN en distintos lugares como cursos de agua, humedales y bosques. Luego, en base a la innovadora técnica eDNA, se podrá reconocer a las especies presentes en los ecosistemas, y sus hábitos de migración. Para poder acceder a estos datos, Viña Concha y Toro primero deberá tomar muestras de agua de sus viñedos y bosques, las que luego serán secuenciadas y analizadas en los laboratorios de NatureMetrics en Reino Unido. Toda esta información recolectada será parte de un mayor repositorio de especies de flora y fauna, aportando de esta forma no solo a la biodiversidad local, sino también a un completo mapa a escala global

La Viña Concha y Toro será la primera empresa vitivinícola en proporcionar información genética de su patrimonio al mapa mundial de la biodiversidad de NatureMetrics, quienes han utilizado eDNA para analizar distintas muestras en más de 200 gobiernos, empresas, organizaciones de conservación del mundo. Al respecto, Will Darwall, jefe de la unidad de biodiversidad de agua dulce de la UICN, señaló que “el eDNA cambia las reglas del juego porque permite que las investigaciones se realicen mucho más rápido y tiene el potencial de recoger mucha más información que a través del muestreo convencional. Agregar datos de los viñedos de Viña Concha y Toro en Chile nos brindará información valiosa sobre su naturaleza local, lo que nos permitirá descubrir patrones y tendencias en otras escalas y, en general, definir acciones que podemos tomar para revertir los efectos negativos en la naturaleza a nivel mundial”.

“Nos enfrentamos a una crisis de biodiversidad y nos hemos quedado ciegos. Sabemos que tenemos que actuar para proteger las especies amenazadas y sus hábitats, pero la falta de datos dificulta establecer objetivos tangibles y monitorear el progreso, o incentivar a las empresas y los gobiernos para que tomen medidas significativas. Terminamos dando vueltas en círculos y sin ir a ninguna parte, mientras la pérdida de la naturaleza sigue acelerándose”, enfatizó a su vez, Kat Bruce, fundadora de NatureMetrics.

En el Congreso Mundial de la Naturaleza que se está celebrando este año en Francia entre el 3 y el 11 de septiembre, se reúne a más de 1.400 organizaciones, participantes provenientes de más de 160 países y miembros de la sociedad civil. Su principal objetivo es definir las prioridades e impulsar acciones para la conservación de la naturaleza y el desarrollo sostenible.

Cabe destaca que Viña Concha y Toro posee 4.272 hectáreas de bosque esclerófilo o nativo, presentes dentro de sus fundos en el país (por cada hectárea productiva, media hectárea de bosque nativo). Mediante el Programa de Conservación de Bosque Mediterráneo, la empresa ha buscado implementar iniciativas para la protección de estos bosques. Al respecto, Valentina Lira asegura: “En este sentido, la presencia de distintas especies de flora y fauna integrando el ecosistema de nuestros viñedos es prueba de que su patrimonio natural se encuentra en excelente estado de conservación y coexiste perfectamente con la producción de vinos de calidad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí