Cervecera Kunstmann llega a acuerdo con SMA por descarga de riles a río Valdivia

0
1550

La puesta en marcha de la planta de tratamiento de residuos industriales líquidos (Riles), limpieza semanal de la planta actual, además de capacitación para el personal a cargo de la misma, fue el compromiso que adquirieron las autoridades de Cervecera Kunstmann con la Superintendencia de Medio Ambiente, debido al proceso sancionatorio que se inició en diciembre de 2015 por incumplir la normativa de infiltración entre los años 2013 y 2014. 

“Dentro de los diversos instrumentos que fiscaliza la superintendencia, se encuentra la norma de riles y por cierto, cuando hay incumplimiento a esa norma, se inicia un proceso sancionatorio, que es lo que ocurrió en este caso en diciembre de 2015”, explicó Eduardo Rodríguez, jefe de la macrozona Sur de la Superintendencia de Medio Ambiente.  

Respecto del acuerdo firmado con la empresa cervecera, la autoridad del organismo fiscalizador indicó que “una de las opciones que da la ley orgánica es, precisamente, presentar un cronograma para lograr cumplir con la norma, lo que involucra tiempo e inversiones para la empresa y por supuesto, una fiscalización constante de parte de la superintendencia de Medio Ambiente. Nosotros aceptamos su propuesta, pero en caso de incumplir este programa convenido, la empresa puede arriesgar una multa por un monto de siete mil 200 millones de pesos”. 

De parte de la empresa, Juan Carlos Aravena, del departamento ambiental de la Cervecera Kunstmann, sostuvo que “efectivamente, la empresa incumplió la norma entre los años 2013 y 2014, problemas que ya están subsanados. Además, ya estamos dentro de los rangos normales a partir de 2014 y nos hemos mantenido así hasta ahora”. 

Respecto del acuerdo al que se llegó con la autoridad medioambiental, Aravena dijo que “lo que Cervecera Kunstmann quiere aclarar es que nunca ha descargado ni un litro de riles al río Valdivia. El proceso que nosotros hacemos se llama infiltración, en el que se separan los residuos sólidos de los líquidos y estos últimos, los cuales son orgánicos, se desechan en la tierra. Los otros se envían a plantas especialistas en tratamiento”. 

“Nosotros, además de presentar a la superintendencia los datos de estar dentro de la norma a partir del 2014, mostramos los planos aprobados de la construcción de una nueva planta de tratamiento de residuos líquidos, que estará en funcionamiento dentro del primer trimestre de 2017 y que utilizará la última tecnología mundial”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí