Centro Antártico Internacional se inauguraría en 2025 en Punta Arenas

El Consejo Regional de Magallanes y de la Antártica Chilena aprobó el financiamiento para este proyecto que busca potenciar la ciencia y la cultura, tanto del país como del mundo.

0
347
Créditos: Inach

El 29 de septiembre, el Consejo Regional de Magallanes aprobó por mayoría el financiamiento de cara a la construcción del Centro Antártico Internacional (CAI), hecho no solo es relevante para Punta Arenas, ciudad muy cercana a la Antártica, y para la región austral, sino que también simboliza una oportunidad muy importante para Chile y el mundo entero.

De esta forma, el país da un paso hacia la consolidación en su identidad como nación polar, ya que podrá entregar al mundo un espacio único, que se va a dedicar al estudio de la ciencia antártica y el cambio climático, y el vínculo de este mismo territorio con su comunidad. En tanto, en cuanto a lo que respecta a su infraestructura, este centro contará con cinco pisos y una superficie aproximada de 28 mil metros cuadrados. 

“Hoy es un día muy importante, pero no solo para Magallanes, lo es para Chile como nación polar, y también lo es para la ciencia antártica, ya que con la futura construcción del CAI, estaremos dando la relevancia que requiere una ciudad Antártica como lo es Punta Arenas, por donde pasan más de 20 países para efectuar ciencia de calidad en el prístino continente”, señaló el director del Instituto Antártico Chileno (Inach), el Dr. Marcelo Leppe Cartes.

Esta aprobación del financiamiento del CAI muestra la voluntad de Magallanes de cara a asumir su identidad antártica, evidenciando una visión de largo plazo y un compromiso con la protección de este territorio mediante el crecimiento de la ciencia antártica y la educación. Iniciativas como estas pueden potenciar el crecimiento, la sustentabilidad urbana, turismo fuera de temporada, y la creación de espacios de alto nivel para académicos y científicos, con los beneficios que esto conlleva. Lo anterior se ha visto demostrado en la experiencia de otras ciudades polares en el mundo.

Primer nivel de infraestructura

Uno de los principales aportes del CAI tiene relación con la búsqueda de desarrollar una moderna infraestructura que agilice el desarrollo de la ciencia antártica de alta calidad y que a su vez sea un gran soporte logístico para la realización de una mayor cantidad de viajes o expediciones a la Antártica Este proyecto tiene en consideración laboratorios en las áreas de: Hielo, atmósfera y océano; ecología y evolución; geología, paleontología y clima, con las correspondientes áreas de almacenamiento, colecciones y un laboratorio multipropósito con sala de refrigeración. Con todo lo anterior, se calcula atender a 500 investigadores e investigadoras que integran el Programa Nacional de Ciencia Antártica, y a su vez, a científicos y científicas de diversos programas internacionales.  

Créditos: Inach

Respecto a lo anterior, Marcelo Leppe destacó que “las facilidades logísticas y el acceso a laboratorios de alta calidad es un gran incentivo para que científicas y científicos de todo el mundo elijan Chile como su base de operaciones, fortaleciendo una comunidad de investigación polar que se va potenciando año a año”.

En tanto, la cercanía de este edificio con el muelle Mardones potenciará las actividades logísticas que se puedan brindar a los Programas Antárticos Nacionales de los países que ya desarrollan desde Chile actividades en la Antártica. Existirán espacios para el apoyo de las expediciones, como áreas de almacenamiento y manejo, carga y descarga de camiones y bodegas, zona de maniobras en el muelle y helipuerto. También, existirá un área destinada exclusivamente a las y los visitantes, con diferentes espacios interactivos y salas climatizadas que simularán la experiencia de vivir en un ambiente polar. Finalmente, contará con acuarios con especies antárticas y subantárticas, junto a un parque de dinosaurios, un planetario y una incomparable reproducción viva del bosque antártico que tuvo lugar hace millones de años. De cara a la comodidad de los visitantes, el centro contará con tiendas de souvenir, dos cafeterías, un auditorio para 600 personas y estacionamientos para bicicletas y vehículos.

El Centro Antártico Internacional fue diseñado por los arquitectos Alberto Moletto, Cristóbal Tirado, Danilo Lagos y Sebastián Hernández, equipo el cual en 2017 ganó el concurso convocado por el Ministerio de Obras Públicas (MOP). La inauguración del CAI se estima que sea eventualmente en el año 2025.

Acuarios antárticos

Durante la Expedición Científica Antártica (ECA 54), en 2017, se empezó a implementar un sistema de acuarios para el futuro CAI que facilitará realizar un proceso de divulgación de especies antárticas y subantárticas vivas en Punta Arenas. Dichos acuarios comenzaron a entrar en funcionamiento en marzo de ese mismo año, en el interior del edificio de los laboratorios “Embajador Jorge Berguño Barnes” del Inach.

Dicha iniciativa, única a nivel internacional, posee 16 acuarios los cuales en los últimos tres años de funcionamiento han reunido a un total de 20 especies antárticas, sin embargo, no todas al mismo tiempo, dado que se trabaja con números reducidos (hasta los 10 o 15 individuos). En un futuro y con la construcción proyectada del nuevo edificio, se busca que los acuarios alcancen una capacidad total de 133 mil litros, se amplíe el número de especies antárticas y subantárticas y que, a su vez, haya un área de servicios y zonas para talleres

Bosque antártico

Otro de los objetivos es que el Bosque Antártico del CAI tenga una superficie de mil metros cuadrados, donde se prevé que vivirán más de mil plantas de 34 especies diferentes, las cuales alguna vez hayan poblado la Antártica. Su principal objetivo radica en exponer la desconocida historia natural de la conexión del subcontinente de Sudamérica con la Antártica, un territorio de tiempos pasados “verde” con frondosos y tupidos bosques y en el que existieron dinosaurios, pequeños mamíferos, aves, insectos, entre otros animales primitivos del Cretácico. 

Actualmente, especies vegetales con diversos requerimientos hídricos, de luz y temperatura están creciendo y desarrollándose en el Vivero Forestal de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), ubicado en Río de los Ciervos, kilómetro 5,5 al sur de Punta Arenas, gracias al convenio de colaboración entre CONAF e INACH. En septiembre de 2019 llegaron los primeros ejemplares a estas instalaciones, para lo cual se acondicionó y climatizó un área de 72,9 metros cuadrados para su estadía.

Con el objetivo de asegurar las condiciones idóneas de desarrollo, crecimiento y propagación de estas plantas, se instalaron dispositivos automatizados para mantener la humedad y temperatura, recreando así, las condiciones de un ambiente tropical, inclusive en época de invierno. Las plantas se separaron en dos grupos, aquellas que requieren más luz solar y las que no necesitan tanta, y, para el bienestar de estas últimas, se cubrió un sector del invernadero con una sombra parcial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí