Autoridades visitan Biofactoría La Farfana para impulsar nuevas alternativas de reúso de agua

En la visita de los ministros de Obras Públicas y de Medio Ambiente a las instalaciones de la empresa Aguas Andinas, se destacó las nuevas alternativas del reúso de agua y el aumento de agua de río para ser potabilizada que entrega la biofactoría. Respecto a este modelo, en otras partes del mundo existen exitosos casos como los de California, España y Singapur

0
308
Créditos: Aguas Andinas

Durante la visita a la Biofactoría La Farfana de Aguas Andinas, a inicios de semana, los ministros de Obras Públicas, Alfredo Moreno, y de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, valoraron las nuevas posibilidades que entrega el reúso de aguas depuradas de cara a mitigar los efectos del cambio climático, sobretodo, ante la extrema sequía que se ha prolongado en la zona central de Chile por más de 12 años.

A través de las biofactorías y otras plantas que se encuentran en localidades cercanas a Santiago, Aguas Andinas ha podido depurar al 100% las aguas residuales de la Región Metropolitana, las cuales en la actualidad son devueltas a los cauces naturales de manera limpia. En este contexto, nacen nuevas oportunidades de añadir fuentes hídricas de cara al abastecimiento de la ciudad, disponiendo de una mayor cantidad de agua en el río, mediante el reúso, entre otras soluciones complementarias como nuevos usos en ciudad o futuras recargas de acuíferos que posibiliten contar con una ciudad más resiliente, especialmente cuando se enfrenten condiciones climáticas extremas.

Al respecto, Alfredo Moreno, ministro de Obras Públicas, señaló que “el cambio climático ha provocado una profunda sequía entre el 50 al 80% en el país, lo que nos obliga a adaptarnos a una nueva realidad de extrema escasez. Para esto es clave el reúso de las aguas depuradas, dándole nuevos usos en la ciudad, agricultura, industriales, entre otros, con el objetivo de aumentar la disponibilidad de agua cruda en el río para ser potabilizada “.

En la actualidad, la empresa Aguas Andinas se abastece en un 80% mediante fuentes superficiales, teniendo al río Maipo como una de las principales fuentes. No obstante, a raíz de la constante y extrema sequía, el río cuenta con un caudal cada vez más disminuido, elemento que ha generado la necesidad de buscar alternativas complementarias para poder continuar con el suministro de agua, para casi 8 millones de habitantes.

“En este complejo escenario es necesario buscar nuevas fuentes para asegurar el suministro en la ciudad. Por esto, hemos analizado casos de éxito internacional en escenarios hídricos similares al de la zona central de Chile, como España y California, y aún más extremos como Singapur. El reúso es una forma concreta, real, más económica y de bajo impacto ambiental que permitirá enfrentar de manera exitosa el cambio climático, aportando un caudal constante de agua adicional para ser potabilizada directamente desde el río Maipo”, señaló por su parte Marta Colet, gerenta general de Aguas Andinas.

Las biofactorías como solución ante la escasez hídrica

El reúso de aguas es un proyecto que es posible a través de las biofactorías que dispone la empresa, las cuales corresponden a la evolución de las plantas de tratamiento de aguas servidas, que- en base a este modelo de economía circular- se transformaron en generadoras de recursos tales como biogás, abono agrícola y energía. Este proceso se realizó en un tiempo record de 13 años, con una inversión total que alcanza los casi US$1.300 millones, generando así que Santiago cuente con un 100% de tratamiento de aguas residuales, elemento a destacar teniendo en cuenta que el promedio de América Latina y el Caribe cuentan tan solo con un 28% de este mismo proceso, según datos del Banco Interamericano de Desarrollo. Además de agua limpia, en las biofactorías se genera energía (gas, eléctrica y térmica) y abonos de uso agrícola.

Por su parte, la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, destaca que “las biofactorías nos permiten contar con una solución que aplica el modelo de economía circular donde, a través de procesos naturales, generan insumos que protegen los ecosistemas. Además de regenerar el agua, permite producir gas natural para más de 40 mil familias y biofertilizantes en beneficio de más de 30 mil hectáreas agrícolas. Esto es un verdadero ejemplo para todo el mundo y es una forma real y concreta de enfrentar el cambio climático”.

Finalmente, desde Aguas Andinas indican que el proceso de depuración de agua en las biofactorías genera que se puedan recuperar más de 500 millones de m3 de agua limpia anualmente, cifra que equivale a 2,3 Embalses El Yeso, que cuenta con 220 millones de m3

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí