Acusan al Ministerio del Medio Ambiente de poca seriedad por presentar recurso para no reponer norma anual de MP10

0
751

 

 

En diciembre de 2014, el Segundo Tribunal Ambiental falló a favor de los recursos presentados por  la organización ambiental FIMA, por ciudadanos Santiago, Puchuncaví y Quintero, y por las municipalidades de Tocopilla, Puchuncaví y Huasco para que el Ministerio de Medio Ambiente repusiera la concentración anual de la norma de Material Particulado 10 (MP10), que había sido eliminada por el gobierno anterior.

Pese a que el propio ministro de Medio Ambiente y el subsecretario de la misma cartera, señalaron que estaban de acuerdo con el fallo y que ya se encontraban trabajando para reponer la norma, durante los primeros días de este mes, el Consejo de Defensa del Estado, representando al Ministerio del Medio Ambiente, presentó un Recurso de Casación para invalidar el fallo del Segundo Tribunal Ambiental, y que en definitiva busca que se confirme la derogación de la norma.

Las organizaciones ambientales señalaron que para los abogados que llevan la causa fue una gran sorpresa, porque denota una completa falta de seriedad por parte del gobierno, que por un lado se manifiesta a favor de lo solicitado, y por otro intenta invalidar lo alcanzado a favor de las comunidades. Además, implicaría un incumplimiento del ministro a los compromisos adquiridos con las comunidades, a las cuales les ha señalado expresamente que repondrá la norma.

“Si el Consejo de Defensa del Estado quiere llevar esto a la Corte, por supuesto que defenderemos lo logrado hasta ahora. Sin embargo, lo grave de todo esto es que las señales son confusas y así ni las comunidades ni nadie puede saber a qué debe atenerse en materia ambiental” señaló Ezio Costa, director ejecutivo de la ONG FIMA.

MP10

Las demandas fueron presentadas en enero del 2014, para impugnar el DS 20 del Ministerio del Medio Ambiente, de diciembre de 2013, que eliminaba el límite anual de concentración de material particulado respirable de 10 micrómetros, MP10, a la vez que mantenía la norma diaria, sin ninguna justificación aparente para esta decisión.

Esta ambigüedad en la normativa significa que una misma zona puede mantener un rango diario saludable, pero superar los niveles anuales, con los respectivos daños para la vida de las personas que esto conlleva, como es el aumento de enfermedades respiratorias agudas, entre otros efectos.

 

Ver también: Tribunal Ambiental anuló decreto que revisó norma de material particulado respirable