Se crea consorcio para la conservación del Humedal Rocuant-Andalién en la Región del Biobío

La duración del consorcio será de cinco años y las organizaciones que constituyen este consorcio serán las responsables de todas y cada una de las obligaciones derivadas de la propuesta y del contrato.

0
397

El martes 30 de enero la Agrupación Comunitaria y Ecológica Playa Isla de los Reyes Rocuant, y las ONGs Aumen y Codeff firmaron un convenio que dará vida a un consorcio para la protección del humedal Rocuant-Andalién.

El objetivo central de dicho consorcio es el trabajo colaborativo para la protección, conservación y manejo del Humedal Marisma Rocuant – Andalién que se ubica en las comunas de Talcahuano, Penco y Concepción. Para ello, la intención es presentar una propuesta ante la Seremi de Bienes Nacionales Región del Biobío, solicitando la concesión gratuita con fines de conservación de varios Lotes Fiscales ubicados en el sector canal El Morro (17,9 hectáreas), comuna de Talcahuano.

La duración del consorcio será de cinco años y las organizaciones que constituyen este consorcio serán las responsables de todas y cada una de las obligaciones derivadas de la propuesta y del contrato.

La Agrupación Comunitaria y Ecológica Playa Isla de los Reyes Rocuant, liderará la representación del consorcio y administrará el lugar, en tanto que Aumen y Codeff cumplirán un rol técnico, y apoyarán en empoderar a otros actores locales y colaborarán en la generación de estrategias de búsqueda de recursos para desarrollar programas educativos y de investigación.

“Para Codeff este es un gran paso en establecer alianzas colaborativas para consolidar la protección de este sitio IBA tan importante para especies migratorias y sus hábitats, sobre todo ante las múltiples amenazas que enfrenta tanto por proyectos de inversión como por presión inmobiliaria”, señaló la presidenta de Codeff Ximena Salinas.

Importancia de proteger el sitio IBA Humedal Rocuant Andalién

En el año 2008 en Chile se inició un proceso de identificación de las Áreas Importantes para la Conservación de las Aves (IBAs por sus siglas en Inglés). Durante este proceso, y gracias al apoyo de BirdLife International, CODEFF logró identificar 176 IBAs, siendo uno de ellas el Humedal Marisma Rocuant-Andalién en la región del Biobío. Este humedal es un sitio de gran importancia para las aves migratorias, siendo uno de los sitios de mayor diversidad de aves del país, alberga y mantiene a más del 1% de la población mundial de varias especies migratorias que nidifican en Norteamérica, entre las cuales se congregan en grandes números y utilizan el humedal como sitio de invernada para descansar y alimentarse. De acuerdo a lo anterior, el humedal ha sido reconocido a nivel mundial como una IBA bajo los criterios A1 y A4i acordados internacionalmente y con la información local generada durante el proceso IBAs en Chile y los numerosos censos realizados en este sitio.

Al respecto, un estudio realizado por Codeff registró sobre 100 especies de aves los últimos ocho años (2008 – 2017), entre las especies registradas destacan Thalasseus elegans (Gaviotín elegante, Gambel 1849), especie catalogada Casi Amenazada a nivel mundial por la UICN y una de las mayores concentraciones de Leucophaeus pipixcan (Gaviota de Franklin, Wagler 1938) con 285.000 ejemplares correspondiendo al 28% de la población mundial (marzo 2008). Además, esta área representa más de 1% de la población mundial de Tringa flavipes (Pitotoy chico, Gmelin 1789), todas estas especies migratorias norteamericanas por las cuales existen variados tratados y acciones de conservación a nivel mundial.

Desde el año 2009 Codeff ha venido implementando actividades de monitoreo y conservación de las aves migratorias neotropicales presentes en este sitio de importancia mundial, en el contexto de la iniciativa de Flyways de BirdLife International. En este contexto se han realizado una serie de actividades que forman parte de un plan regional de conservación para dichas especies.

La zona ocupada por el Humedal Marisma Rocuant-Andalién ofrece una gran cantidad de recursos para la alimentación, refugio y descanso de variadas aves migratorias como residentes y aves en peligro, reconocido en las listas nacionales (e.g. Plegadis chihi). Estas características otorgan ha dicho ecosistema una alta importancia para la conservación de la biodiversidad a nivel nacional e internacional, lo cual ha sido reconocido por la Mesa de Humedales de la región del Biobío que coordina la Secretaría Regional del Medio Ambiente Biobío, proponiéndose el establecimiento de un área bajo protección oficial para este ecosistema.

El coordinador nacional de sitios IBAs de Codeff, Patricio Ortíz, señala que la organización ha trabajado en la definición de la propuesta de conservación y manejo de este sitio IBAs desde el 2011, cooperando con la mesa de Humedales de la región en alianza con BirdLife International y organizaciones sociales locales como la Agrupación Rocuant, por medio de diferente proyectos, como el NMBCA Towards sustainable migratory bird conservation: Linking sites, linking people, cuyo objetivo central era “Promover mecanismos y procesos que aseguren la protección y conservación de los sitios relevantes para aves migratorias neotropicales y residentes en el sitio IBA Humedal Marisma Rocuant- Andalién”.

“Según los porcentajes referidos al número de individuos por cada especie que alberga regularmente el Humedal Rocuant-Andalién, este lugar calificaría sin problemas como un sitio RAMSAR (Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional) ya que cumple con los criterios 5 y 6 de esta convención que sería un humedal de importancia Internacional, a su vez cumple con los criterios de sitio de Importancia Regional para nominarlo e incluirlo en la Red Hemisférica de Reserva para Aves Playeras (RHRAP)”, recalcó finalmente Patricio Ortíz.