Daño ambiental: ordenan a Municipalidad de Los Ángeles revertir obras del edificio consistorial

El recinto estaba siendo remodelado a raíz de los daños que sufrió tras el terremoto del 2010. El alcalde Esteban Krausse aseguró que acatarán la orden del Tribunal ambiental de Valdivia en todos sus puntos.

0
196

El Tribunal Ambiental de Valdivia ordenó revertir las obras del edificio consistorial de Los Ángeles, que la municipalidad se encontraba remodelando para volver a utilizarlo como oficina, tras los importantes daños que sufrió durante el 27/F.

Recordar que en enero pasado el Comité de Defensa Patrimonial de Los Ángeles presentó una demanda por daño ambiental en contra del municipio, tomando en cuenta que el plan regulador comunal tiene calificado al edificio como inmueble de conservación histórica.

Además de tener las obras, el fallo ordenó restaurar el inmueble a su estado original. “Se aprecia un actuar negligente de la Demandada, el que este Tribunal estima constitutivo de falta de servicio, toda vez que ésta no actuó de la manera en que el ordenamiento jurídico se lo exigía”, se lee en el documento.

Sibel Villalobos, ministra a cargo del caso, explicó a El Sur que “el patrimonio cultural es parte del medio ambiente, por lo tanto su afectación puede ser constitutivo de daño ambiental. En este caso, el edificio O’Higgins es un edificio de conservación histórica parcial que fue modificado por la Municipalidad de Los Ángeles sin observar las restricciones que su propio plan regulador contemplaba para la protección de este edificio”.

Por su parte y pese a que insiste en que no contravinieron ninguna normativa, el alcalde de Los Ángeles, Esteban Krausse aseguró que acatarán el fallo en todos sus puntos.

“Este es un edificio que dentro del Plan Regulador quedó con protección local. Por eso, cuando nosotros pensamos en hacer esta remodelación, la normativa dice que debemos pasar por el Serviu para tratar de mantener la originalidad del edificio. Nosotros hicimos un diseño, lo pasamos por el Ministerio de Vivienda y nos dieron la autorización para intervenir el edificio”, argumentó el jefe comunal.

Krause precisó que la idea que ellos tenían era mantener la fachada del edificio, “igual como se hizo en el antiguo edificio de El Mercurio en Santiago e intervenir sólo lo que está adentro para adecuarlo a las necesidades. También estábamos construyendo un tercer piso que vamos a tener que demoler por orden del Tribunal”.