SMA ordena medidas provisionales a viña Terrapura por derrame de riles y malos olores

Acciones se adoptaron tras recibir denuncias de la municipalidad de Malloa por presunta descarga de residuos líquidos, malos olores y la muerte de peces en el cauce del estero Rigolemu.

0
385

El superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal De La Maza, ordenó una serie de medidas provisionales pre-procedimentales en contra de Matetic Wine Group S.A., titular de la Viña Terrapura , ubicada en la comuna de San Fernando, región de O’Higgins, debido al potencial daño que puede generar al medio ambiente y a la salud de las personas.

El proyecto fiscalizado consiste en una bodega de vinos de propiedad de Matetic Wine Group S.A., destinada a la producción de vino, la que procesa 2.000.000 de kilos de uva, lo que equivale a 1.500.000 litros de vino en forma anual.

Los fiscalizadores de la SMA de la región de O´Higgins detectaron diversos incumplimientos ambientales tras realizar inspecciones en terreno, entre los que destacan una deficiente operación de la planta de tratamiento de residuos líquidos (riles) de la empresa y su sistema de riego, producto del aumento en la producción de vino en un 300% respecto de lo autorizado.

Lo anterior ha generado escurrimiento de riles al suelo y hacia cursos de agua superficial, así como malos olores en las localidades cercanas a la instalación, situaciones que hacen que se genere un riesgo de daño al medio ambiente y a la salud de las personas.

El superintendente determinó diversas medidas y advirtió que, debido a los problemas de escasez de agua en la zona, un escurrimiento a un curso superficial generaría una rápida afectación del mismo, debido a su capacidad de dilución disminuida y a las altas temperaturas, generando un foco de malos olores y aumento de vectores, lo cual impactaría en un corto plazo a la población localizada en las cercanías de la unidad fiscalizable.

La población más cercana se ubica aproximadamente a 700 metros de la viña Terrapura, mientras que la localidad de Pelequén, perteneciente a la comuna de Malloa, se ubica a unos 1,5 kilómetros.

La inspección se realizó tras recibir denuncias de la municipalidad de Malloa por presunta descarga de residuos líquidos, malos olores y la muerte de peces en el cauce del estero Rigolemu. Además, un sumario sanitario de la Seremi de Salud detectó escurrimientos de riles de la planta de tratamiento de la empresa.

Las medidas provisionales

Las medidas provisionales ordenadas por la resolución 565 obligan a la empresa a informar de manera diaria el volumen de riles generado durante el proceso productivo previo envío al sistema de tratamiento; el volumen aproximado de vino producidos; los kilos de uvas procesadas; el registro de caudalímetro instalado al inicio del sistema de tratamiento; y el número de hectáreas utilizadas para disposición, las cuales se deben limitar exclusivamente al área autorizada en el Plan de Aplicación.

Adicionalmente, el titular deberá acumular la totalidad de los riles generados en camiones aljibes estancos y no podrá utilizar efluente en riego durante la vigencia de las presentes medidas, que durarán 15 días.
La resolución establece que las medidas provisionales pre-procedimentales decretadas “resultan absolutamente proporcionales al tipo de infracciones cometidas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí