SMA intensifica fiscalización y pide monitoreo en línea a Celco por afectación ambiental en río Cruces

La Superintendencia del Medio Ambiente ordenó un monitoreo en línea de sus residuos líquidos, así como un seguimiento intensivo de 21 variables ambientales del río Cruces de Valdivia. La investigación se abrió en el marco del fenómeno del desprendimiento del luchecillo que se está observando en dicho humedal desde octubre a la fecha.

0
1185

La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) decidió intensificar la fiscalización sobre la planta de Celulosa Arauco (Celco) Valdivia, ubicada en la comuna de Mariquina, Región de Los Ríos, considerando el fenómeno de desprendimiento de luchecillo en el río Cruces, que se observa en la zona desde el año pasado. Esto, a través de un proceso de investigación de oficio, incluyendo una revisión de la descarga de los residuos líquidos (Riles) que efectúa el proyecto planta Valdivia y pulpa textil, de Celco al río Cruces, que es tributario del Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter.

En este proceso, la SMA, través de un requerimiento de información, solicitó a dicha empresa, en primer lugar, establecer un sistema de conexión en línea con los sistemas de la superintendencia, y transmitir a este organismo el registro del monitoreo del efluente de la Planta Celco-Valdivia y monitoreo de la calidad de agua del río Cruces.

En segundo lugar, se le pidió informar -vía reporte electrónico- el monitoreo del efluente de la Planta Celco-Valdivia y el monitoreo de la calidad de agua del río Cruces.

Para el monitoreo del efluente se solicitaron 21 parámetros, entre ellos, el caudal de descarga, el Ph, temperatura, conductividad eléctrica, cloratos, cloruro, aluminio total, nitrógeno total, entre otros.

El plazo para que la planta Valdivia de Celulosa Arauco se conecte en línea con la SMA no podrá exceder las dos semanas, y de forma provisoria, deberá entregar los registros horarios una vez al día y por al menos 6 meses a través de sistemas dispuestos por la superintendencia, los cuales ya se han comenzado a realizar.

A la vez, se solicita un monitoreo de calidad de aguas en el río Cruces, con actividades semanales durante dos meses, a cargo de una Entidad Técnica de Fiscalización Ambiental (ETFA) autorizada por la superintendencia.

“La SMA dentro del proceso de investigación que está llevando a cabo respecto a los permisos ambientales que le corresponde cumplir a Celco, ha emitido una resolución que busca establecer un control en tiempo real y en línea, de 21 parámetros químico-físicos respecto a las descargas de la empresa”, afirmó Eduardo Rodríguez, jefe de la Oficina Regional de la Entidad Ambiental.

Añadió que la misma resolución, establece un régimen mucho más estricto respecto del cuerpo de agua, en este caso, del río Cruces, en que deberán tomar muestras periódicas con un laboratorio autorizado. Se trata de un régimen de fiscalización permanente que busca generar información en tiempo real y en línea para adoptar decisiones oportunas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí