Proyecto busca determinar cómo el agro impacta al medio ambiente en Chile

Iniciativa hará un balance por predio de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). El sector agropecuario solo es superada por la generación eléctrica en emisión de GEI en Chile.

0
361

Determinar el balance de carbono en predios agrícolas y ganaderos, identificando medidas de mitigación que fortalezcan la generación de sistemas de producción carbono neutrales es el objetivo del proyecto que comenzarán a ejecutar el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), junto al Instituto Forestal (Infor), con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), todas instituciones dependientes del Ministerio de Agricultura.

La iniciativa considera una inédita alianza público-privada con las principales asociaciones gremiales y corporaciones del sector agropecuario del sur de Chile como Fedeleche, Fedecarne, Consorcio Lechero, CorpCarne, SOFO y Avellanos Patagonia.

¿En qué consiste?

Francisco Salazar, investigador de INIA y líder del proyecto, explicó que Chile tiene compromisos en la reducción de emisiones de gases efecto invernadero (GEI), ante lo cual el gobierno ha manifestado su decisión de lograr la neutralidad de carbono al año 2050.

Lo anterior, sostiene Salazar, ha impulsado el desarrollo de iniciativas que permitan lograr este objetivo, como este proyecto que “permitirá al INIA y a INFOR disponer de las capacidades de equipos profesionales, que actualmente son los responsables de generar el Inventario de Gases Efecto Invernadero del sector Agricultura y Forestal, para analizar e implementar metodologías que permitan evaluar a escala predial y anual el balance de carbono. Para ello, y en conjunto con las asociaciones de productores socias del proyecto, se identificarán predios representativos de los rubros leche, carne, frutales y cultivos, ubicados en las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, donde se realizarán los balances de carbono”.

El experto resaltó que el sector Agricultura (que incluye ganadería) es la segunda fuente de emisión de gases invernadero, después del sector Energía, que es el mayor emisor tanto en Chile como a nivel mundial. “Por eso es tan importante determinar las fuentes de emisiones y proponer estrategias de mitigación, pero al mismo tiempo, establecer el aporte del sector Forestal, que a través de los bosques nativos y plantaciones captura carbono y contribuye positivamente en el balance de carbono”.

El especialista del INIA indicó que hasta ahora en el país existe «escasa o nula información de la captura de carbono de pradera y estimaciones de especies arbóreas en superficies pequeñas o aislados, y de la contribución de árboles frutales. Por eso hoy hay un gran interés del sector productor para contar con información nacional, lo que se manifiesta en el amplio apoyo a esta propuesta».

Reducción de gases

Para la encargada de la Línea de Investigación de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático del Instituto Forestal (Infor) y directora alterna del proyecto, Dra. Yasna Rojas, los sistemas ganaderos del sur tienen una oportunidad única de aportar a las metas nacionales de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, ya que «como parte de su condición natural mantienen bosques o retazos de bosques que contribuyen de manera natural a la captura de CO2. Además, el determinar esta contribución y posibles mejoras en la gestión del bosque ayudarán a posicionar a los sistemas agropecuarios mejorando la sustentabilidad del sector».

Al respecto el Dr. Salazar resaltó que además de la presencia de bosques y bosquetes de los predios de la zona sur, también ha habido un creciente aumento de la superficie de frutales, lo que también es factor a la hora de capturar carbono. A su juicio, es necesario conocer, a escala predial «el balance de carbono y avanzar hacia la carbono neutralidad, lo que implica conocer la contribución de los suelos bajo pradera y árboles frutales a la captura de carbono, estimar el impacto de potenciales medidas de mitigación, como cambios en la dieta de los animales y la optimización de la fertilización nitrogenada y el manejo del estiércol, entre otros.

Este proyecto, una vez finalizado, permitirá contar con el balance de carbono de sistemas agropecuarios representativos, una metodología replicable a otras zonas y rubros del país, e identificar y proponer prácticas y generar recomendaciones para tomadores de decisión, para optimizar el balance de carbono a nivel predial y nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí