OMS advierte que nueva evidencia científica profundiza efectos dañinos del MP 2,5

0
1016

Un nuevo reporte publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ‘Review of evidence on health aspects of air pollution‘, encendió la alarma en Europa. La publicación encontró que la exposición prolongada a material particulado fino (MP 2,5) puede provocar aterosclerosis,  problemas durante el embarazo y enfermedades respiratorias infantiles.

 

El estudio sobre los efectos de la polución en la salud también sugiere una posible relación con problemas en el neurodesarrollo, la función cognitiva y la diabetes, y fortalece el vínculo causal entre MP2,5 y las muertes por eventos cardiovasculares y respiratorios.

 

El estudio fue solicitado por la Comisión Europea, que espera lanzar una nueva estrategia en materia de contaminación del aire en septiembre. La Comisión ha declarado 2013 el «Año de Air ‘.

 

Janez Potocnik, comisario de Medio Ambiente de la UE, señaló que «la política comunitaria del aire debe estar basada en los últimos descubrimientos científicos» y prometió una revisión de la legislación europea sobre la materia durante 2013.

 

Alrededor del 80% de los europeos están expuestos a las partículas en suspensión por encima de los niveles recomendados por la OMS en 2005. Esto restaría, en promedio, 8,6 meses de vida a cada ciudadano. Estudios recientes muestran asociaciones entre las partículas en suspensión más pequeñas y la mortalidad a niveles inferiores a los fijados actualmente (10 µg/m3 al año), por lo que la OMS recomienda una revisión de los estándares fijados para PM 2,5 de cara a 2015. El informe también recomienda modificaciones en la normativa europea, ya que los actuales niveles límite para las pequeñas partículas en suspensión fijados en la directiva de calidad del aire de la UE son el doble que las marcadas por la OMS.

 

La revisión de la OMS encontró una nueva evidencia sobre los efectos de una exposición prolongada al ozono (O3) en la mortalidad por causas respiratorias y en las muertes entre personas con predisposición a enfermedades crónicas. Esto se añade a los hallazgos previos sobre los efectos a corto plazo, en los que se basa la regulación actual. El informe también sugiere un impacto de la exposición al ozono en el desarrollo cognitivo y la salud reproductiva, incluyendo el parto prematuro. Por ello, la revisión recomienda el desarrollo de directrices sobre calidad del aire a largo plazo en las concentraciones medias de ozono.

 

También se recomienda actualizar la normativa para el dióxido de nitrógeno (NO2), un gas tóxico producido por el proceso de combustión en calentamiento, generación de energía y especialmente en los motores de los vehículos. Nuevos estudios han asociado la exposición a corto y largo plazo al NO2 con mortalidad, ingresos hospitalarios y síntomas respiratorios en concentraciones iguales o inferiores a los actuales límites fijados por la UE, que son los mismos de la OMS.

 

Fuentes: Ecoamérica / ABC

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí