Ministros del medio ambiente de Latinoamérica aprueban Declaración de Bridgetown: reactivación sostenible y social post Covid-19

Los representantes acordaron ocho puntos que se expondrán en la quinta sesión de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el máximo órgano mundial de toma de decisiones ambientales.

0
286

Al término del XXII Foro de Ministros de Ambiente de América Latina y el Caribe, ministros latinoamericanos de medio ambiente aprobaron la Declaración de Bridgetown, donde  llamaron a integrar la dimensión ambiental en el centro de los planes de recuperación del Covid-19 y promover una reactivación basada en la inclusión social, economías resilientes y bajas en carbono, y conservación y uso sostenible de recursos naturales.

En esta oportunidad, el foro fue organizado por Barbados, con apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma). El ministro subrogante del Medio Ambiente, Javier Naranjo, participó en representación de Chile. Participaron también autoridades como Mia Amor Mottley, Primera Ministra de Barbados, Inger Andersen, directora ejecutiva de Pnuma, Leo Heileman, representante regional de América Latina y el Caribe de Pnuma; y Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

Los ministros acordaron ocho decisiones que se presentarán en la quinta sesión de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Una de ellas fue la promoción de la igualdad de género en la gestión ambiental, que permitirá avanzar de forma conjunta para reducir brechas e integrar el enfoque de género en políticas públicas, a través del Plan de Trabajo 2020-2022. “Las mujeres son tremendos agentes de cambio, por ello, resulta clave asegurar la integración de la mirada de género en los procesos de transformación hacia un desarrollo más sustentable, inclusivo y resiliente”, señaló Naranjo.

Las otras decisiones aprobadas fueron: compromiso para hacer frente a todas las formas de contaminación, acordando trabajar en torno a la Hoja de Ruta para el cierre progresivo de los basurales en América Latina y el Caribe, adopción del Plan de Acción para la Cooperación Regional en la gestión de productos químicos y desechos para el período 2021-2024, además, se acordó una nueva coalición para implementar prácticas de economía circular y se confirmó un plan de acción para preservar la diversidad biológica y restaurar los ecosistemas.

También, se aprobó la cooperación para tener un Sistema Integrado de Información Ambiental para fortalecer la interfaz ciencia-política en América Latina y el Caribe y, en particular, para apoyar al seguimiento de la implementación de la dimensión ambiental de la Agenda 2030. Se afirmó la creación de  una red de preparación para emergencias más fuerte, incluyendo el apoyo a los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID). 

Por último, se acordó aumentar la ambición climática, donde se alienta a los países a desarrollar y presentar Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (CDN) actualizadas y ambiciosas antes de la COP26.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí