Ministerio de Salud investiga brote infeccioso que indigestó a 880 personas en Ovalle

0
1084

 

Primero fue el agua embotellada, luego jugos y bebidas. Para la tarde de ayer, los líquidos envasados se habían agotado en los negocios de Ovalle, después de que se conociera la posible intoxicación de 880 personas y el muestreo que estaba realizando la Seremi de Salud en las redes de agua potable para establecer el origen del brote.

 

“Mis hijos estuvieron jugando a la pelota y con el calor que hace, tomaron mucha agua y después se sintieron mal”, relató Ingrid Díaz, quien llegó ayer hasta el Hospital de Ovalle con sus dos hijos.

 

Las primeras luces del brote se registraron la noche del pasado lunes, cuando nueve personas llegaron a los consultorios con fuertes dolores abdominales y náuseas. Al día siguiente, la cifra de pacientes se elevó a decenas y ayer ya eran cientos de personas consultando por los mismos síntomas.

 

Tras esta alerta, la Seremi de Salud instruyó un sumario y ordenó un muestreo sobre alimentos que crecen a ras de suelo y a 18 puntos de agua potable, además de exámenes a los pacientes. Se trata de una amplia indagatoria, dado que no se ha encontrado, hasta ahora, un nexo entre los pacientes distinto al consumo de agua.

 

“Los pacientes son de diferentes edades y residen en distintos sectores. Cuando miramos la georreferenciación, hay sitios de cinco manzanas con 30 enfermos y otras donde no hay ninguno. Estamos haciendo un estudio en cada paciente para establecer que comió, bebió y dónde estuvo para establecer un nexo”, dice el seremi de Salud de Coquimbo, Osvaldo Iribarren.

 

Informes

 

Durante esta mañana se entregarán los primeros resultados de los análisis microbiológicos practicados y que arrojarán luces sobre el agente causal. Sin embargo, los muestreos iniciales detectaron variaciones en los niveles de cloro en algunos puntos de la red de agua potable, lo que levantó sospechas y llevó a las autoridades locales a recomendar a la población que beba agua hervida, hasta que se defina el origen de la indigestión masiva en la comuna.

 

Además, de forma preventiva, se pidió a la empresa Agua del Valle elevar la presencia de cloro. “En ciertos lugares había una baja, y obviamente esto puede afectar a distintos puntos de la ciudad. Hay gente que es más resistente a esto y otros que no”, dijo el intendente de Coquimbo, Juan Manuel Fuenzalida.

 

Al respecto, Iribarren explicó que al caudal de agua se le inyecta una cantidad de cloro suficiente para que consuma la flora microbiana y que debe quedar un residuo que demuestre que hubo efectividad. “Encontramos un descenso y esto puede significar que hay más contaminación o que hubo mucho consumo bacteriano de cloro”, añadió.

 

Desde Aguas del Valle, el subgerente zonal, Francisco Cerva, afirmó que el agua potable producida y distribuida en Ovalle cumple los parámetros de calidad que exige la norma. “Nuestros monitoreos habituales y extraordinarios ante esta situación no arrojan alteración alguna del agua y las características son normales. Tal situación fue corroborada por el organismo fiscalizador”, aseguró Cerva. En ese sentido, la empresa desmintió un corte posible de emergencia a raíz de esta situación.

 

Por su parte, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, indicó a radio Cooperativa que se trataría de un brote epidémico transmitido por el agua. “Esto significa una tasa de ataque de cinco por mil habitantes, lo que lo transforma en un brote epidémico inmediatamente”, señaló.

 

Cuadros leves

 

Los 880 pacientes atendidos hasta ayer fueron dados de alta tras recibir medicamentos y en algunos casos suero. El análisis del grupo afectado revela que el 56% son menores de 15 años, por lo que se resolvió suspender las clases hoy y mañana, para evitar exponerlos al agente infeccioso. Todos los afectados viven en la zona urbana o estuvieron allí.

 

Fuente: La Tercera

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí