Día Mundial para la Protección de la Capa de Ozono: comunidad escolar participó en actividad sobre su importancia y concientización

La jornada se llevó a cabo en la Escuela Villa San Miguel de la misma comuna, donde niños, niñas y adolescentes participaron en una interactiva actividad para conocer los aparatos que usan gases refrigerantes y el efecto que tiene su mal uso y mantención para la capa de ozono y el cambio climático.

0
801

“¿Sabes dónde se encuentran los gases refrigerantes?” fue el nombre de la obra de teatro que se presentó en la Escuela Villa San Miguel de la misma comuna, actividad dirigida a la comunidad escolar, cuyo fin fue explicar qué son los gases refrigerantes, donde están, y por qué es importante su control para ayudar en la lucha contra el cambio climático, a través de la ejemplificación de aparatos que resulten familiares y cotidianos. La instancia, organizada por la Unidad de Ozono del Ministerio del Medio Ambiente, se enmarcó en la conmemoración del Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono.

Esta fecha fue proclamada en 1994 por la Asamblea General de Naciones Unidas y que fue escogida por la firma en 1987 el Protocolo de Montreal, el que exige eliminar la producción y el consumo de las sustancias químicas fabricadas que agotan la capa de ozono, las que se denominan Sustancias Agotadoras del Ozono (SAO).

La jornada contó con la participación del Subsecretario del Medio Ambiente, Maximiliano Proaño; la alcaldesa de San Miguel, Erika Martínez; y la seremi de Medio Ambiente de la Región Metropolitana, Sonia Reyes, quienes junto a otras autoridades hicieron un llamado a tomar conciencia acerca de la protección de la capa de ozono, y a aumentar los esfuerzos por mitigar el cambio climático.

Comunidad escolar en actividad sobre importancia de la capa de ozono

“Generar conciencia”

El subsecretario Proaño destacó la importancia del trabajo con niños y niñas para generar conciencia sobre la protección de la capa de ozono y el trabajo que desde la institucionalidad ambiental se lleva a cabo. “A través de esta entretenida actividad (obra de teatro), buscamos que los temas que a veces pueden parecer más técnicos, sean entregados de manera lúdica e interactiva. Estamos muy contentos por el resultado de este trabajo”. 

Asimismo, Erika Martínez, alcaldesa de San Miguel felicitó a la escuela por la obtención de su certificación por parte del Ministerio de Medio Ambiente e instó a seguir profundizando estos temas en la comunidad. “Envío un gran saludo a la escuela Villa San Miguel que acaba de obtener su certificación del Ministerio del Medio Ambiente y nos llena de orgullo que nuestros establecimientos puedan tener compromiso con la sustentabilidad, el medioambiente y el reciclaje a través de las que cuidamos nuestro planeta”.   

“Esta fue una actividad muy interesante porque estamos en un colegio que tiene su Certificación Ambiental y pudimos seguir educando sobre la protección de la capa de ozono a los niños y niñas a través de una obra de teatro que transmite este mensaje. Agradezco a la alcaldesa, el director de Educación y a todos los agentes que se comprometieron en esta tarea quienes son un apoyo gigantesco al trabajo de la Seremi y el Ministerio del Medio Ambiente”, expresó la seremi del Medio Ambiente de la Región Metropolitana, Sonia Reyes.

Durante la actividad se presentó un especial saludo enviado por el Premio Nacional de Ciencias, profesor José Maza, quien dedicó unas sentidas palabras a la comunidad de la Escuela Villa San Miguel.

Finalmente, se realizó la exhibición de productos reciclados que se elaboran a partir de equipos de refrigeración y climatización en desuso a cargo de la empresa Regener-Chile, de tal manera de dar a conocer a la comunidad distintas acciones y soluciones para mitigar el agujero de la capa de ozono y en respuesta a la conservación del equilibrio del ecosistema del planeta.

Importancia del Protocolo de Montreal

El Protocolo de Montreal es el acuerdo ambiental más exitoso de la historia. Gracias a la eliminación del 99% de las sustancias agotadoras del Ozono (SAO), la capa de ozono se está recuperando gradualmente. De hecho, la ONU estima que para la década de 2060 ésta estará recuperada completamente. La mayoría de estas sustancias se encuentran en equipos de refrigeración y climatización.

Pese a este éxito, el trabajo para cerrar el agujero de la capa de ozono continúa. Por esta razón, en 2016 se aprobó la enmienda de Kigali que introdujo la reducción gradual de la producción y consumo de los hidrofluorocarburos (HFC), que no agotan la capa de ozono, pero tienen un alto potencial de calentamiento atmosférico (PCG), y, por lo tanto, contribuyen al calentamiento global. Su reducción evitará un calentamiento de 0,3 a 0,5 °C para el año 2100.

Cuidado y prevención en la salud

El Protocolo de Montreal junto con trabajar para disminuir en 99% todas las sustancias que agotan el ozono y que se utilizan en equipos de refrigeración y climatización (como refrigeradores y sistemas de aire acondicionado, entre otros), también busca proteger la salud de las personas. Esto luego que con la perforación de la capa de ozono, aumentaron los casos de cáncer a la piel y cataratas, lo que debilita el sistema inmunológico del ser humano.

Si bien, los resultados de este acuerdo internacional demuestran un concreto avance en la reparación del agujero de la capa de ozono, la afectación a la piel por el aumento de la exposición a rayos ultravioleta (UV) es todavía un tema del que los expertos recomiendan preocuparse.

Con la llegada de la primavera y por lo tanto, el aumento de las temperaturas, es esencial que las personas se protejan de los rayos de sol y tomen las siguientes medidas de acuerdo a lo señalado por la Unidad de Ozono del MMA:

  • Usar gafas de sol: Los cristales que filtran los rayos ultravioleta (UV) ayudan a proteger los párpados, la córnea, el cristalino y la retina. El daño que produce el sol en los ojos es imperceptible, por lo que tomar medidas preventivas es crucial. Más allá de utilizar gafas oscuras, se recomienda escoger gafas aquellas que tengan un nivel mínimo de protección UV de 400. Esto bloqueará entre el 99% y el 100% de los rayos UV. 
  • Usar protector solar: Demasiado sol produce daño a la piel y a los ojos, pero la piel también produce vitamina D cuando está expuesta al sol. En días despejados, se debe usar un protector solar que te entregue buena protección UV, con un factor de protección solar (SPF) de 30 o más, aplicándolo 15 a 20 minutos antes de la exposición al sol. Si el índice UV es alto, hay que limitar el tiempo que se está en contacto directo con el sol para evitar quemaduras. La sobreexposición a la luz solar antes de los 18 años produce más daño a la piel, así es que se recomienda practicar hábitos sanos de exposición al sol y generar conciencia desde una edad temprana. 
  • Verificar el índice UV: Poner atención al índice ultravioleta (UV) –medida internacional estándar de la intensidad de las quemaduras causadas por la radiación UV en un determinado tiempo y lugar– que entregue la idea sobre qué tan intensa es la luz UV en una determinada zona y día. Esta escala va de 1 a 11+, mientras más alto el número significa mayor riesgo de exposición a rayos UV y mayor probabilidad de que se generen quemaduras por el sol y daño a la piel, llegando a producir cáncer a la piel. El índice UV es parte de muchos pronósticos meteorológicos. 
  • Usar sombra para medir los niveles UV: Una manera fácil de distinguir a cuánta radiación UV se está expuesto es observar la sombra. Si la sombra es más alta que uno (al comienzo de la mañana o al final de la tarde), es probable que la exposición UV sea menor. En cambio, si la sombra es más baja que uno (cerca del mediodía), la exposición a nivel de radiación UV es más alta. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí