Bio Ril, aportando experiencia y tecnología al tratamiento de residuos líquidos en la industria

Para conocer el estado actual de este sector entrevistamos a Edmundo Ganter, ingeniero industrial, socio fundador de Bio Ril, una empresa orientada a aportar al tratamiento de los residuos industriales líquidos (riles) y que toma toda la experiencia de más de 15 años de trabajo en el mercado nacional.    

0
2175

Desde la dictación de la norma 609/1998 del MOP, que regula la emisión de residuos líquidos al sistema de alcantarillado, la industria y el mercado de proveedores de equipos y sistemas de control han enfrentado una serie de desafíos para llevar a las empresas a los estándares de cumplimiento legal. Ya no se trataba de producir y descartar, sino se hacía necesario regular todo el sistema para reducir el impacto de las instalaciones productivas sobre la calidad del recurso agua. Hoy, cuando ya se encuentran en vigencia, además, la norma que regula la emisión en aguas superficiales (DS 90/2000) y subterráneas (DS 46/2002), se ha hecho evidente que existen áreas en que es necesario perfeccionar los sistemas de gestión y tratamiento.

Para conocer el estado actual de este sector entrevistamos a Edmundo Ganter, ingeniero industrial, socio fundador de Bio Ril, una empresa orientada a aportar al tratamiento de los residuos industriales líquidos (riles) y que toma toda la experiencia de más de 15 años de trabajo en el mercado nacional.    

Edmundo Ganter
Edmundo Ganter

La alta carga orgánica y/o de aceites y grasas en muchos de los riles de la industria agroalimentaria es motivo de gran parte de los incumplimientos normativos. ¿Cuáles son los motivos por los cuales es difícil tratar estos riles?

Los motivos son múltiples, pero hay situaciones comunes. Por ejemplo, da la sensación que muchas empresas hacen la inversión inicial y luego no se preocupan del adecuado funcionamiento de la planta ni de los riles que genera el proceso. Si no se destinan los recursos humanos y financieros aparecen problemas, ya sea de incumplimiento de algunos parámetros o malos olores, que en ocasiones es posible solucionar solo con un adecuado mantenimiento y correcta operación de la planta.

Por otra parte, es relevante que las empresas entreguen una apropiada información de base para que el diseño de la planta sea el correcto. Muchas veces las empresas, en el apuro, quieren una cotización de un día para el otro, aportando pocos datos o erróneos de la caracterización del ril.  Por experiencia, pocas veces nos hemos encontrado con una empresa que tenga caracterizado adecuadamente sus riles. De esa forma, uno como proveedor puede terminar diseñando una planta que está sobredimensionada o subdimensionada, por más que haga ajustes según los análisis y experiencias internacionales que existen para cada rubro. Una buena planta va a ser siempre la que se diseñe con la mejor calidad de información.

¿Cómo, entonces, poder decidir entre un sistema y otro?

En un momento planteé que la Sofofa debía tener una consultora propia sobre el tema riles, donde el empresario, voluntariamente, pudiera recurrir para consultar si el producto que le están ofreciendo sirve o no. La respuesta fue que eso debía manejarlo el mercado y que las empresas buenas iban prosperar y las otras no. Desgraciadamente eso no ha sido así; prueba de ello es que los sistemas malos se siguen vendiendo.

Conocemos esta realidad y como empresa las plantas mal diseñadas u operadas se han convertido en un nicho de negocios. Con nuestra experiencia podemos hacer una evaluación detallada de los problemas, encontrar soluciones y generalmente llegamos a  “resucitar” estas plantas.

¿Cuál es la efectividad de los reactores biológicos secuenciales (SBR), con los que ustedes trabajan, para reducir la carga orgánica de los riles?

Lo cierto es que los SBR son ampliamente utilizados a nivel internacional, y funcionan a la perfección.  Prueba de ello es que muchas plantas de este tipo importadas a Chile por grandes empresas han operado durante años en forma correcta. Lamentablemente, algunos proyectos locales no han prosperado, porque hay desconocimiento de la tecnología o las plantas han sido mal diseñadas, ya sea porque se incorporaron datos incorrectos sobre caracterización y caudal de los riles, o porque las obras civiles o los equipos seleccionados no son los adecuadas para el sistema.

En la mayoría de los casos, nuestros sistemas SBR no solo logran cumplir con el DS 90/2000, sino que se caracterizan por ser altamente compactos, económicos y fiables en sus resultados.

4. Olores
Sistema de control de olores

¿Cuál es la oferta de productos y servicios de Bio Ril que pueden ayudar a las empresas a cumplir con las normas de emisión de residuos líquidos?

La propuesta de valor de Bio Ril  se basa en entregar soluciones a la medida, mediante un equipo técnico de primer nivel y la integración de las mejores innovaciones del mercado. Actualmente, la empresa diseña y construye sistemas de tratamiento llave en mano, provee una amplia gama de productos, como filtros, unidades de flotación, difusores, etc., y entrega a sus clientes servicios de asistencia técnica en terreno.

La empresa es además representante de empresas de gran prestigio internacional, como son Redox Water Technolgy, empresa holandesa con más de 30 años en el mercado de tratamiento de riles, y Jäger Umwelt-Technik, empresa alemana pionera en el desarrollo de soluciones de aireación para plantas aeróbicas.

Conociendo las características del ril y la norma que se debe cumplir, contamos con todas las posibilidades tecnológicas para alcanzar los estándares de descarga propuestos.

BioRIL en AmbientAL 2015

Expo AmbientalEdmundo Ganter explica que el objetivo de BioRil es presentarse en AmbientAL, uno de los encuentros sobre tecnologías de descontaminación más importantes de América Latina, con toda su oferta de soluciones. “Nos acompañarán dos de nuestros proveedores más importantes: Redox, que ofrece sistemas físico químicos de tratamiento, y Jäger, empresa alemana que se dedica a la producción de plásticos y  cuenta con una línea de difusores de aire, elemento indispensable para la operación de las plantas aeróbicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí