70 tranques de la época de la Reforma Agraria podrían ser rehabilitados para asegurar el riego

0
995

 

Un total de 70 tranques de la pasada Corporación de la Reforma Agraria (Cora) existentes en la Región de Valparaíso y que cumplen con las condiciones para su rehabilitación, podrían ser recuperados para asegurar el riego de alrededor de 1400 agricultores y 8.500 hectáreas productivas. Estos se sumarían a los casi 30 rehabilitados entre el convenio Indap-Gore durante  2014. La información, la dio a conocer el Ministerio de Agricultura, a través de la Comisión Nacional de Riego (CNR), tras realizar un estudio de forma participativa con el sector privado, entre las regiones de Coquimbo y La Araucanía.

La secretaria ejecutiva de la CNR, Loreto Mery, explicó que “este estudio nace desde la necesidad de aumentar la capacidad de acumulación a nivel país. La construcción de embalses, ya sean pequeños o grandes, tiene la dificultad de terreno disponible para su construcción, pero si tenemos toda una cantidad de infraestructura que se realizó en la época de la Reforma Agraria y además teníamos el presentimiento de que si hacíamos el diagnóstico del estado de la infraestructura íbamos a encontrar una gran cantidad que era recuperable”.

Mery agregó que “el gran mérito del estudio es que verifica o identifica qué obras pueden ser rehabilitadas y entrega los antecedentes para apoyar a sus usuarios a postular y acceder a la bonificación del Estado para financiar estas obras. De esta manera y con los menores recursos posibles, aumentaremos la cantidad de acumulación a nivel país y a nivel regional, utilizando esta infraestructura”.

Alcances del estudio

Según señaló el profesional de la Universidad de Concepción y jefe del estudio a nivel regional encargado por la CNR, Ovidio Melo Jara, “existe un total de 173 tranques Cora en la región, de ese total, el 40%, es decir, 70 tranques, cumplen con las condiciones para ser rehabilitados. Los 103 tranques restantes, no cumplen con estas condiciones y fueron considerados sin potencial de rehabilitación, ello debido a diversos factores, tales como: la falta de derechos de agua; tenencia de derechos eventuales; proyectos con modificación de uso de suelo; destinados a otro fin, o simplemente porque los propietarios no tienen interés”.

El desarrollo del estudio para determinar el potencial que tenía cada tranque para ser rehabilitado para riego, consideró: el estado de la infraestructura; la identificación de los potenciales usuarios; análisis de la situación legal de la propiedad; derechos de agua y organización de regantes; estimación de costos de habilitación; una metodología de priorización que permita facilitar la toma de decisiones; y finalmente todo eso llevarlo a un sistema de información geográfica como herramienta para la planificación y toma de decisiones.

Fuente: Revista Agua

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí