[OPINIÓN] Uso sustentable de la leña como aporte a la descontaminación

0
64

 

Por Viviana Candia, secretaria del Comité Regional de Producción Limpia Ohiggins

 

El informe entregado por la OCDE sobre el desempeño ambiental señala a la contaminación atmosférica como el mayor problema ambiental del país. Cada año el 15% de la población se ve expuesta a graves niveles de concentración de material particulado fino (MP2,5) y  ello ocurre en las urbes del centro sur del país, donde el uso de la leña para calefaccionar los hogares representa el 32% de la oferta de energía, uno de los porcentajes más altos de los país de la OCDE.

Sin embargo, hay que aclarar que el consumo indiscriminado de madera húmeda, por su combustión incompleta, es lo que genera emisiones tóxicas para la salud humana y constituye  uno de los factores determinantes en el deterioro de la calidad del aire.  

En ese escenario, es muy meritorio que nueve leñeros de las comunas de Mostazal, Codegua, Graneros, Doñihue y San Fernando, reciban la certificación del Consejo Nacional de Producción Limpia tras cumplir a cabalidad con las metas y acciones de un Acuerdo de Producción Limpia, en el que contaron con el apoyo de Conaf y  las Seremías de Salud, Medio Ambiente y Energía. 

Es de suma importancia para nuestra región contar con empresarios comprometidos y que han realizado grandes esfuerzos para implementar acciones de sustentabilidad. Con la implementación del APL, estas leñerías quedaron en condiciones de asegurar la venta de leña seca, con menos del 25% de humedad para que las estufas y cocinas de combustión lenta funcionen a su real capacidad. Con ello, los consumidores no generan exceso de polución MP 2,5 y logran significativos ahorros por la reducción del volumen utilizado y el mayor poder calorífico de la madera seca.

Este APL del sector Leña se suma a los esfuerzos público-privados que buscan privilegiar la adquisición de productos amigables con el medio ambiente.  En coordinación con los servicios públicos, se está apoyando a los productores de leña para que tengan un buen manejo de su bosque nativo y a los pequeños comerciantes para que aseguren un buen secado y almacenamiento de la leña.

Y en ese orden, es tarea de todos preferir leña de calidad certificada por el Consejo y otros servicios públicos  para contribuir a la descontaminación del aire en nuestra región.