34 mil afectados: SISS confirmó investigación por falla en planta desaladora de Aguas Antofagasta

0
18
  • Desperfecto se produjo en el sistema que controla los motores de la unidad.

La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) remitió a Aguas Antofagasta un oficio advirtiendo el inicio de una investigación debido al corte no programado de suministro registrado el domingo en la ciudad, el que dejó sin abastecimiento a unos 34 mil clientes (unas 120 mil personas en total).

Según informó la sanitaria, la falla se produjo en el sistema que alimenta de energía a uno de los centros de control de los motores de la unidad ubicada en La Chimba, sin embargo, aún no se conoce el origen exacto del desperfecto.

El problema surgió durante los procesos de mantención periódica que realiza la empresa a sus instalaciones, y ya estaría resuelto.

La apertura de una investigación debido al incidente fue confirmada por el seremi de Obras Públicas, César Benítez, quien asumió la vocería debido a que el titular de la SISS se encuentra con feriado legal.

Benítez explicó que la investigación apunta en dos direcciones. Por un lado, se pesquisa un incumplimiento de la sanitaria a su obligación de dar continuidad de servicio, lo que se puede traducir en una multa de 1 a 50 Unidades Tributarias Anuales (UTA), de $560.880 a $28.044.000.

En paralelo, la SISS deberá determinar si la falla puso en riesgo la salud de la población, en cuyo caso la sanción sería de entre 1 y 1.000 UTA, $560.880 a $560.880.000.

“Hoy (ayer) la superintendencia envió los oficios notificando a la sanitaria que será investigada por esta falla, y posteriormente ella tendrá que presentar sus descargos previo a que se conozcan eventuales sanciones”, puntualizó.

Sectores

La falla del fin de semana afectó a los sectores Alto Coviefi, Jardines del Sur, Huáscar y Coloso (6.118 clientes); Centro Alto (5.947 clientes); Alto Bonilla (15.240 clientes) y sector Feria de las Pulgas, Corvallis y Población Libertad (7.178 clientes).

La interrupción comenzó a las 11 de mañana y la normalización del servicio se produjo desde la medianoche y durante la madrugada de ayer.

La sanitaria explicó que “la probabilidad de una nueva falla es muy baja debido a que la planta desaladora tiene un diseño muy robusto, que permite garantizar su máxima disponibilidad”.

Y agregó que “no hay más cortes de suministro relacionados a lo ocurrido el día domingo recién pasado”.

Energía

Hay que precisar que no es la primera vez que una falla de energía afecta a la planta, que abastece al 75% de los habitantes de Antofagasta.

En enero de 2013 un camión derribó parte de la línea de alimentación que conecta la desaladora con la central Engie en Mejillones, dejando a miles de personas sin agua potable.

El 24 de diciembre del año pasado nuevamente una sorpresiva interrupción del suministro desde Mejillones afectó a la unidad, obligando a la sanitaria a recurrir al abastecimiento cordillerano para evitar cortes masivos en la ciudad.

César Benítez destacó ayer que será la SISS, a través de su investigación, la que determinará las responsabilidades en la nueva emergencia.

Sin perjuicio de ello, manifestó que desde la cartera y el Gobierno Regional “existe interés en que el abastecimiento de agua potable sea cada día más confiable y eficiente”.

La planta desaladora recibe energía a través una línea directa de 40 kms. de longitud que la conecta con Mejillones, la cual funciona de manera independiente a la red que abastece al resto de la ciudad.

La planta desaladora requiere 15 MW de potencia constante (similar al consumo de Tocopilla), lo que resulta imposible de suministrar con medios alternativos, por ejemplo motores diesel, lo que la hace vulnerable a estas fallas.

$200 mil millones invertirá sanitaria 

En marzo pasado, la sanitaria controlada por el Grupo EPM, confirmó que su plan de inversiones será de $200 mil millones en cuatro años. Entre los objetivos está incrementar la seguridad del abastecimiento y enfrentar el aumento que se proyecta en la demanda de agua potable. Desde la gerencia de la empresa destacaron en esa ocasión proyectos como la construcción de una nueva desaladora en Tocopilla y una segunda unidad en Antofagasta, además de inversiones en la red para permitir abastecidas con agua desalada o de cordillera, según se requiera.

Fuente: El Mercurio Antofagasta