El efecto del ruido de tráfico vehicular en enfermedades isquémicas del corazón en Santiago

0
687

El ruido es un contaminante muchas veces subestimado por su carácter aparentemente inofensivo. No se ve, no permanece en el tiempo y, más allá de una molestia puntual, no pareciera afectar nuestra salud. Sin embargo, a los cada vez más conocidos efectos como la hipoacusia (pérdida de la capacidad auditiva), la interferencia en las comunicaciones y el sueño, o ser un factor desencadenante de estrés, en los últimos años se han comprobado relaciones estadísticamente significativas entre el ruido de tráfico y su influencia en múltiples enfermedades, como lo es la isquemia cardíaca, una patología coronaria que se produce por la reducción del flujo sanguíneo al músculo del corazón. 

ruidoca
De izquierda a derecha: Camilo Padilla, Ismael Gómez, Max Glisser, del Departamento de Modelamiento Acústico de Gerard Ingeniería Acústica SpA.

Un grupo de profesionales de la empresa Gerard Ingeniería Acústica SpA, liderado por el ingeniero acústico Ismael Gómez, desarrolló una investigación cuyos resultados indican que, durante el año 2011 en Santiago, el 4% de las enfermedades isquémicas del corazón son atribuibles al ruido de tráfico vehicular. 

El estudio 

La investigación, que sigue una metodología validada por la OMS y la Unión Europea, se presentará en el 44º Congreso y Exposición Internacional de Ingeniería en Control de Ruido Internoise 2015 (San Francisco, USA). En ella se señala que según el Mapa de Ruido de Santiago de 2011 del Ministerio del Medio Ambiente, un área significativa de la ciudad y de su población se encuentra expuesta a niveles de ruido considerados inaceptables o peligrosos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Tomando en cuenta los potenciales efectos sobre la salud de esta exposición y que el infarto al miocardio es la segunda causa de muerte en Santiago, el estudio estimó las muertes y los años de vida saludable perdidos por la población que sufrió la enfermedad, atribuibles a los niveles de ruido generados por el tráfico vehicular. 

A raíz de estos resultados el Ministerio del Medio Ambiente en el año 2014 desarrolló una publicación donde se señala que un 62% de la población de Santiago está expuesta a niveles de ruido durante el día iguales o menores a 65 dB(A), un 30% a niveles entre 65 y 75 dB(A) y un 8% a niveles superiores a 75 dB(A). El trabajo de los profesionales de Gerard Ingeniería Acústica se centró en los dos grupos de mayor exposición a ruido, para los cuales estimó el descriptor DALY (disability-adjusted life year), que indica los años de vida saludable perdidos por efecto de una enfermedad o la muerte prematura por causa de la misma. 

Los casos de enfermedades isquémicas del corazón en 2011, en las 32 comunas de la provincia de Santiago más Puente Alto y San Bernardo, según datos del Ministerio de Salud fueron 8.837, de los cuales 2.383 corresponden a decesos. Los casos fatales en hombres fueron 1.450 y los de mujeres 933. 

Los resultados del análisis indican que bajo condiciones conservadoras que apuntan a no sobrestimar los mismos, la población atribuible al ruido de tráfico vehicular es 4% (índice PAF, Population Attributable Fraction). Esto quiere decir que de un total de 8.837 casos de enfermedades isquémicas del corazón, 351 de ellos pueden atribuirse al ruido de tráfico vehicular, dentro de los cuales 94 corresponden a casos fatales. Sobre la base de lo anterior, el total de años de vida saludable perdidos (DALY) asciende a 185 años (34 años/millón de habitantes), los que se distribuyen en 132 años de vida para hombres (24 años/millón de habitantes) y 53 años para mujeres (10 años/millón de habitantes).

Este estudio, si bien corresponde a la primera aproximación que se hace en el país para cuantificar los efectos del ruido del tráfico sobre los casos de enfermedades isquémicas del corazón, entrega resultados que pueden ser importantes para dar sustento a la generación de políticas públicas y la posterior medición de los efectos de éstas en la salud y calidad de vida de las personas. 

auto2
De acuerdo a los resultados del estudio, el porcentaje de enfermedades isquémicas del corazón atribuible al ruido de tráfico vehicular en Santiago se compara con lo alcanzado en países europeos en la década de 1990.

Gómez indica que existe una serie de factores de incertidumbre asociados a los resultados, por ejemplo la exactitud de los datos que sirven de base para el Mapa de Ruido de Santiago o el cálculo de la población expuesta, así como también de los datos de egresos hospitalarios y defunciones del Ministerio de Salud asociados al área estudiada. Sin embargo, destaca que se consideraron escenarios conservadores, de manera de no sobreestimar el efecto del ruido del tráfico en las enfermedades isquémicas del corazón. No obstante ello, los índices obtenidos indican que Chile tiene valores superiores de índice PAF para la enfermedad isquémica del corazón asociada al ruido ambiental (PAF = 4%) si se lo compara con los países de la Unión Europea, “el índice que obtuvimos se compara con los de Europa de la década de 1990” explica el ingeniero acústico. 

Esta primera aproximación al tema tiene que ser complementada con nuevos estudios, que consideren, por ejemplo, otras ciudades del país, diferentes fuentes de ruido, como el tráfico aéreo o ferroviario, u otras enfermedades o problemas de la salud, como la perturbación del sueño y la molestia. “Es un punto de partida, ahora hay que estudiar el efecto combinado del ruido con otros contaminantes, como la contaminación atmosférica, y además observar qué sucede con el efecto en otras enfermedades como la diabetes, que en los últimos años también se ha relacionado con el ruido de tráfico, así como la obesidad, los accidentes cerebrovasculares, el cáncer, etc. Mientras más conozcamos los reales efectos de los contaminantes a los que estamos expuestos en las grandes ciudades podremos, con mayor exactitud y mejor uso de los recursos, avanzar de mejor manera en la protección de la salud de la población”, asegura Gómez. 


Banner Control AcusticoGerard Ingeniería Acústica SpA: www.controlacustico.cl

Contacto: igomez@controlacustico.cl