Energía solar para los herederos de Gengis Kan

0
229

Cerca de un cuarto de los 2,8 millones de mongoles son pastores nómades de yaks, camellos, cabras y ovejas. Su vida es casi tan dura como lo fue la de sus antepasados y viven sin la comodidad de lo que significa contar con  servicios básicos, en ellos, electricidad.

 

Sin embargo, un programa (“100,000 Solar Gers”) impulsado por el gobierno mongol con apoyo del Banco Mundial está cambiando la calidad en la estepa mongola. A través de la iniciativa, la familias nómades pueden acceder a un sistema fotovoltaico adaptado a sus condiciones de vida; portable y fácilmente armable cada vez que deciden relocalizarse.

 

El programa está basado en fuertes subsidios, de modo que los pastores nómades solo tienen que pagar por la mitad del valor del equipo. Con esto, se ha logrado que cerca de 100 mil familias tengas acceso a la electricidad; vean televisión o incluso carguen celulares.

 

La iniciativa está cambiando la calidad de vida en la estepa mongola, explican los propios nómades. Se pasó de una vida iluminada por velas a tardes más extensas gracias a la luz eléctrica, aseguran.

 

Video en inglés

 

{youtube}Jpf5_URtI6c|444|250{/youtube}