Atacama representa más del 17% de la capacidad solar fotovoltaica instalada en Sudamérica

Si bien nuestro país y, en especial, la región ha experimentado una transición energética revolucionaria, la invitación de instancias internacionales como la Cumbre Climática, COP25, es a seguir profundizando en estos cambios.

0
239

Actualmente, Atacama cuenta con 34 centrales de generación eléctrica, 21 de ellas son en base a energía solar fotovoltaica, que totalizan 949 MW instalados, posicionando a la región en la cúspide del ranking nacional de capacidad instalada respecto de este tipo de tecnología, y también, como una de las líderes indiscutidas en el concierto Sudamericano. En este sentido, de acuerdo al último informe de la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA), emitido la semana recién pasada, en este lado del continente, Brasil es el país top en materia de capacidad instalada solar fotovoltaica con 2.296 MW (41%) y muy de cerca le sigue nuestro país con 2.137 MW (39%); panorama en el que Atacama aparece representando el 17,4% del total sudamericano.

“En el primer Gobierno del Presidente Sebastián Piñera se sentaron las bases que hoy nos permite contar con un sector energético robusto y, en la actual administración, seguimos en la misma senda, con nuevos desafíos como es continuar fortaleciendo el desarrollo de las energías renovables, que es uno de los ejes que guían nuestra Ruta Energética 2018-2022 y, que a su vez, forman parte de otros compromisos internacionales como el Acuerdo de París. Es más, este año tenemos el tremendo desafío como país de organizar la Cumbre Climática, COP25, que nos insta a estar preparados frente a este tema y donde las energías renovables se presentan como una herramienta real y efectiva para mitigar sus efectos”, afirmó la seremi de Energía de Atacama, Kim-Fa Bondi Hafon.

De hecho, de acuerdo a lo planteado por IRENA las energías renovables son la herramienta más efectiva para mitigar el cambio climático. Entre los datos más interesantes presentados por la Agencia Internacional, de tomarse las medidas idóneas, se podrían disminuir las emisiones de CO2 en casi un 30% en una década y en más de 70% para mediados de siglo.

Otro de los datos interesantes planteados por IRENA, es que – aseguran – se podría satisfacer el 86% de la demanda mundial de electricidad con energías renovables al 2050; es más, el suministro eléctrico mundial se duplicaría con creces durante este período, en donde las energías renovables jugarían un rol preponderante, especialmente, la solar fotovoltaica y la eólica. Lo anterior es altamente interesante para regiones como la nuestra, ya que, no sólo somos líderes en materia de energía solar fotovoltaica, sino que igualmente lo somos en eólica, con 308 MW instalados – segundos en el ranking nacional en este tipo de tecnología -, con proyección al alza por la construcción de proyectos del sector; y con una geografía especialmente favorable para el desarrollo de este tipo de fuentes de generación eléctrica.

“No podemos olvidar que en nuestra región tenemos una de las mayores irradiaciones del mundo, e incluso según el ranking elaborado por Bloomberg New Energy Finance, en noviembre pasado, sobre mercados atractivos para invertir en energías limpias, Chile alcanzó el primer lugar, justamente por nuestro excepcional potencial natural para el desarrollo de las energías renovables y la estabilidad institucional y económica del país”, agregó Bondi.

Transición energética

Chile se está preparando para la COP25, la mayor cumbre mundial del cambio climático, que se desarrollará a fines de año en nuestro país, lo que representa un tremendo hito para Chile y su compromiso con la acción climática, el combate al calentamiento global y la transición hacia un desarrollo sostenible.

En este marco, si bien nuestro país ha experimentado una transición energética revolucionaria, la invitación de instancias internacionales como la COP25 es a seguir profundizando en estos cambios. “En casi una década nuestra matriz energética regional tuvo un cambio exponencial, mientras que en 2010 era 100% (953 MW) en base a centrales térmicas, desde entonces esa situación se ha revertido gracias a la promoción estatal de prospecciones eólicas, solares y el otorgamiento – entre 2010 y 2013 – de concesiones de inmuebles fiscales de uso oneroso, así como con la aprobación de numerosos proyectos en base a fuentes energéticas renovables, que permiten que, a marzo de 2019, Atacama cuente con 2.570 MW instalados, siendo 1.262 MW de ellos en base a energías renovables y con auspiciosas proyecciones en lo referente a la materialización de proyectos, fundamentalmente solares y eólicos, de alta inversión lo que por supuesto está en línea a la meta de disminución de emisiones planteada por nuestro Gobierno y también, a los compromisos internacionales adscrito por nuestro país”, apuntó la secretaria regional.

“Hoy, nuestra matriz energética está compuesta en un 49% por energías renovables, tenemos como meta local, este año pasar la barrera del 50% y con las proyecciones que tenemos creemos que es posible. En Chile, y en particular en Atacama, ya iniciamos nuestra transformación energética y nuestro país da certeza, como ha quedado demostrado, de ser un país revolucionario en esta materia pero también muy confiable para invertir, lo que fue refrendado, por ejemplo, en marzo, cuando la ministra Susana Jiménez fue la oradora principal del foro internacional del Bloomberg New Energy Finance, desarrollado en Nueva York, dando cuenta del liderazgo y solidez de nuestro país”, argumentó.

En este sentido, es destacable mencionar que la recuperación económica experimentada por el país durante 2018 estuvo liderada fuertemente por la inversión, que creció tras cuatro años de caída sostenida. De hecho, el sector energético fue parte fundamental de esta recuperación, atrayendo una inversión cercana a 3.124 millones de dólares, y convirtiéndose en el tercer sector económico en materia de inversión. Según expuso Kim-Fa Bondi, durante marzo, la generación eléctrica proveniente de fuentes renovables en Atacama llegó a los 241.283 MWh, un 78% de esta energía fue de centrales solares fotovoltaicas, con un registro de generación de 187.432 MWh, un 21,2% de energía eólica con un registro de 51.999 MWh y un 0,8% de energía de proveniente de la central mini hidro Río Huasco con un aporte de 1.852 MWh. “Son cifras alentadoras que sin embargo, nos invitan a seguir potenciando el desarrollo de fuentes renovables que aseguren el suministro eléctrico a todos los sectores: residencial, industrial, transporte, entre otros, y que aportan, a su vez, a tener un Chile más limpio y ordenado y un planeta mucho más sustentable”, sostuvo.

Proyectos

Las especiales condiciones geográficas que posee Atacama para el desarrollo de proyectos en base a energías renovables han atraído la inversión privada, es así como la región cuenta con las plantas de generación solar y eólica, respectivamente, más grandes de Chile: por una parte tenemos a Romero Solar, del titular Acciona que, además es una de las más grandes de Latinoamérica, emplazada en la comuna de Vallenar; y el parque eólico San Juan de Latin America Power, en Freirina; y con 350 millones de dólares en inversión, ad portas de comenzar su etapa de construcción está Campos del Sol de Enel Green Power, emplazado en el sector Carrera Pinto, en la comuna de Copiapó, que a través de la tecnología fotovoltaica aportará con 380 MW instalados.

Además de estos proyectos, existen 12 actualmente en construcción, 6 de ellos correspondientes a líneas de transmisión/subestaciones eléctricas y 6 a centrales generadoras. Estas últimas totalizan una inversión conjunta de 995 millones de dólares y una capacidad instalada de 679 MW, donde destaca el dinamismo del sector eólico, con tres parques en construcción en la comuna de Freirina.”Este panorama da muestra del interés que existe por parte de los privados de invertir en nuestro país y, especialmente, en nuestra región y, más relevante, de invertir en energías amigables con el medio ambiente”, concluyó.