Aprueban creación de dos nuevos santuarios de la naturaleza en Región de Coquimbo

Se trata de “Palma Chilena de Monte Aranda” y “Quebrada Llau-Llau”, que tienen por objeto la protección de especies emblemáticas que se encuentran en categoría de vulnerables. Su creación fue propuesta por Minera Los Pelambres, para dar cumplimiento a medidas de compensación contenidas en su Resolución de Calificación Ambiental.

0
554

Continuando el legado de conservación de los ecosistemas chilenos del Gobierno de Michelle Bachelet, este lunes el Consejo de Ministros para a Sustentabilidad, presidido por el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, e integrado además por los secretarios de Estado de otras 11 carteras, aprobó la creación de dos nuevos Santuarios de la Naturaleza en la Región de Coquimbo: “Palma Chilena de Monte Aranda” y “Quebrada Llau-Llau”.

Su declaratoria se aprobó de forma unánime por los ministros de Medio Ambiente, Agricultura, Salud, Economía, Energía, Vivienda, Transportes y Minería, quienes asistieron al consejo. Los dos nuevos Santuarios de la Naturaleza, forman parte de una propuesta de Minera Los Pelambres para dar cumplimiento a medidas de compensación contenidas en el marco de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del denominado “Proyecto Integral de Desarrollo de Minera Los Pelambres”, y se ubican en la comuna de Los Vilos, Provincia de Choapa.

Al respecto, el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, comentó que la creación de estas áreas “son una muestra de cómo los proyectos deben hacerse cargo de compensar adecuadamente sus impactos y de cómo el desarrollo debe ir de la mano de la protección del patrimonio natural. “La creación de estos dos santuarios de la naturaleza, protegerán servicios ecosistémicos y especies como la Palma Chilena y bosque esclerófilo de la ecorregión mediterránea, hoy altamente vulnerables. Esto es de particular importancia en la Región de Coquimbo, que tiene solo el 1,15% de su superficie regional protegida”

Valor ecológico

El Santuario de la Naturaleza Palma Chilena de Monte Aranda se ubica 2,5 kilómetros al oeste de la localidad de Caimanes, y contempla une extensión de 476,5 hectáreas  de una zona inserta en la ecorregión mediterránea con baja protección. El principal valor ecológico de esta área está determinado por la presencia de poblaciones de palma chilena (Jubaea chilensis), especie endémica amenazada y en categoría de vulnerable. Considerada una de las palmas más australes del mundo, hoy tiene una distribución geográfica muy acotada y discontinua en valles secos de la cordillera de la costa de la zona central de Chile.

A esto se suman 40 especies de flora nativa, 55 especies de aves nativas, 5 especies de reptiles endémicos, 3 especies de mamíferos y 1 especie de anfibio nativos. El área del santuario estará orientada a la conservación de la palma chilena, y servicios de recreación y educación ambiental mediante una red de senderos de 7 km, la habilitación de una sala de exhibición y un programa de visitas guiadas.

En cuanto al Santuario de la Naturaleza Quebrada Llau-Llau, se emplaza en un terreno de 1.779 ha ubicado 7 km al este de Caimanes, y forma parte del ecosistema de bosque esclerófilo de la ecorregión mediterránea, con bajísima protección actualmente. El principal valor ecológico a resguardar es la presencia de bosque hidrófilo de fondo de quebrada, compuesto por especies como el chequén (Luma chequén) y el Canelo (Drymis winteri). Esta última especie es considerada en peligro para la Región de Coquimbo.

El santuario contiene, además, 35 especies de flora nativa y 21 especies de aves nativas, además de 6 especies de reptiles, 2 especies de mamíferos y 3 especies de anfibios endémicos. Al igual que el área anterior, considera la prestación de servicios de educación y recreación ambiental, la habilitación de 18 km de senderos y la presencia de guardaparques. Ambos santuarios de la naturaleza son de propiedad de Minera Los Pelambres, que comprometió su financiamiento anual y la inversión inicial para la habilitación de infraestructura de acceso público. Los dos sitios quedarán bajo la custodia del Ministerio del Medio Ambiente.

 Política de Seguridad Química

Junto con la creación de dos nuevos Santuarios de la Naturaleza, el Consejo de Ministros aprobó la actualización de la Política Nacional de Seguridad Química, la que se encontraba vigente desde el año 2008. Este instrumento articula la política pública ambiental en torno a la gestión de las sustancias químicas, con el objeto de prevenir y reducir sus eventuales impactos para la población y el medio ambiente.