SMA exige a Aconcagua Foods cumplir medidas para terminar con malos olores en Buin

“Entendemos el malestar de la comunidad de Buin porque es un problema reincidente en los últimos veranos. Le estamos exigiendo a la empresa una serie de medidas provisionales para que mitigue el impacto y, de este modo, vuelva al cumplimiento ambiental”, dijo el superintendente De La Maza.

0
493

El superintendente de Medio Ambiente, Cristóbal De La Maza, resolvió un recurso de reposición interpuesto por la empresa Aconcagua Foods, en Buin, y ratificó un paquete de medidas provisionales para enfrentar el problema de olores molestos de la zona, el cual fue objeto de más de 60 denuncias y reclamos por parte de la comunidad.

Mediante una resolución del 13 de febrero, la SMA reemplazó la medida provisional ordenada el 3 de febrero pasado respecto de reducir la generación de residuos líquidos que ingresan a la planta de tratamiento de riles a 2.500 m3/d como promedio diario el volumen de ingreso, por un nuevo umbral de 6.000 m3/d. Junto a ello se ordenaron una serie de nuevas acciones que van enfrentar de forma directa el problema de los olores molestos.

Las medidas fueron establecidas en la resolución del 3 de febrero, y dicen relación con paralizar el procesamiento de cebollas y pimentones (línea congelados); habilitar y operar un cuarto reactor biológico, y mantener el retiro de lodos; aplicar encapsuladores de olor en el estanque de lodos del sedimentador e instalar tres sistemas nebulizadores adicionales.

Adicionalmente, la empresa deberá aplicar un producto secuestrante para el control del ácido sulfhídrico en el reactor principal; instalar filtros de olor en los “emisores estáticos” definidos como críticos y un sistema de lavado de aire sobre la superficie de los reactores.

A su vez, la compañía deberá continuar con la aplicación de productos bacterianos y enzimáticos para promover el crecimiento bacteriano, y realizar mediciones diarias de olor, en jornada diurna, nocturna y vespertina.

La resolución, además, es enfática en establecer que la empresa deberá “mantener el correcto funcionamiento del proyecto para evitar que se sigan generando olores molestos que afecten a la comunidad de Buin. Lo anterior bajo apercibimiento de dictar medidas más intrusivas, lo cual podría involucrar incluso una detención total, considerando el historial de incumplimiento de la unidad fiscalizable”.

“Entendemos el malestar de la comunidad de Buin porque es un problema reincidente en los últimos veranos. Le estamos exigiendo a la empresa una serie de medidas provisionales para que mitigue el impacto y, de este modo, vuelva al cumplimiento ambiental. Como Superintendente de Medio Ambiente estaré monitoreando el real cumplimiento de estas acciones para darles tranquilidad a las familias”, afirmó el superintendente Cristóbal De La Maza.

Según señalaron desde la SMA, en un plazo de 15 días hábiles, Aconcagua Foods deberá presentar un informe que detalle el cumplimiento de las medidas ordenadas, así como los medios de verificación respectivos.

Actualmente, en la comunidad aledaña a la empresa la SMA instaló dos sensores de gases odorantes que miden los niveles de ácido sulfhídrico, dióxido de azufre y compuestos orgánicos volátiles.

Cabe recordar, además, que la superintendencia ha iniciado dos procedimientos sancionatorios contra dicha compañía, el primero con un programa de cumplimiento ejecutado, y el segundo que finalizó con la aplicación de cinco multas por más de 190 unidades tributarias anuales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí