Cultivando el futuro: Ucrania y su transición a la agricultura vertical

0
239
Imagen de Henry Be en Unsplash

En medio de la creciente preocupación por la escalada de los precios de la energía y los cambios en el paisaje agrícola, la agricultura vertical se presenta como un salvador improbable en Europa del Este. Este innovador enfoque, que está ganando terreno en Ucrania, ofrece una solución sostenible y eficiente frente a los desafíos climáticos y la urbanización. Las granjas verticales, donde los cultivos prosperan en estructuras de varios niveles bajo luces LED, están marcando el comienzo de una nueva era de agricultura eficiente.

A medida que la población mundial aumenta y la superficie agrícola disponible disminuye, la necesidad de soluciones con visión de futuro, como la agricultura vertical, se vuelve cada vez más evidente. Países como Lituania, Ucrania, Moldavia y Georgia han demostrado una notable resistencia en sus iniciativas de agricultura vertical a pesar de los desafíos recientes.

Acerca de la agricultura vertical

El sector agrícola mundial actualmente consume el 70% de los recursos hídricos accesibles en la producción de cultivos, lo que plantea un dilema único: reducir el uso del agua podría llevar a una disminución en la producción de alimentos, una necesidad humana esencial. Para abordar este desafío, se están desarrollando métodos agrícolas innovadores que buscan mantener o incluso aumentar la producción de alimentos minimizando el impacto ambiental. Estos métodos incluyen el aprovechamiento de fuentes de energía renovable, como la solar y la eólica, para reducir la huella de carbono de las explotaciones.

La agricultura vertical se destaca como uno de los métodos más transformadores para mitigar la escasez de agua. A diferencia de los cultivos tradicionales, aprovecha al máximo el espacio cultivando en interiores sobre superficies verticales como paredes, estanterías y soportes. Este enfoque eficaz permite la instalación de granjas verticales en diversos entornos interiores, haciendo uso de espacios no utilizados como almacenes y fábricas para reforzar la producción urbana de alimentos.

Además, las granjas verticales son inmunes a las inclemencias del clima, lo que facilita el cultivo durante todo el año, independientemente de las condiciones exteriores. En 2022, Dubai inauguró ECO1, la mayor granja vertical del mundo, ocupando unos impresionantes 30.000 metros cuadrados y con capacidad para producir más de 900 toneladas de alimentos al año.

Utilización sostenible del espacio: reducción de la huella de carbono

La capacidad de recuperación de Ucrania no se limita solo a la agricultura vertical, sino que se extiende a la adopción de diversas empresas que contribuyen a la sostenibilidad. Esto incluye bosques verticales, jardinería urbana, tejados solares, centros de reciclaje compactos y estaciones de carga eléctrica compactas, todas destinadas a reducir la huella de carbono. Iniciativas similares, como las casas diminutas, los espacios de trabajo conjunto y los casinos en línea, comparten una característica distintiva con la agricultura vertical: la capacidad para maximizar la eficiencia del espacio.

La agricultura vertical, como hemos visto, permite el cultivo en estructuras compactas de varios niveles, reduciendo la necesidad de grandes extensiones de tierra. Estas empresas se alinean con el creciente énfasis mundial en la sostenibilidad y las prácticas ecológicas al minimizar las necesidades de espacio, contribuyendo así a preservar los paisajes naturales y reducir las emisiones asociadas a los cambios en el uso del suelo.

La principal característica de la agricultura vertical, que consiste en cultivar en capas apiladas verticalmente en el interior en lugar de en el exterior, tiene muchas otras ventajas además del simple aprovechamiento del espacio. Entre ellas se incluyen mayor rendimiento, menor uso de agua, menor consumo de fertilizantes, reducción de los costos logísticos y de transporte, mínimos o nulos herbicidas o pesticidas, y reducción de la huella de carbono.

La mayoría de los agricultores ucranianos han dado el valiente paso de aventurarse en este modelo de agricultura ecológica, reutilizando almacenes y construyendo estanterías para cultivar con relativa rapidez. Esta medida tiene un gran potencial para aumentar la producción local de productos agrícolas afectados negativamente por la guerra.

La tenacidad ucraniana frente a la adversidad

En Ucrania, los agricultores verticales han demostrado una extraordinaria resistencia, adaptándose a la destrucción causada por el conflicto. Las aspiraciones de Ucrania de convertirse en una «nación start-up» se han visto favorecidas por la colaboración con la start-up israelí Vertical Field. Sus granjas verticales piloto adornan ahora las tiendas de la cadena de supermercados ucraniana Varus, sentando las bases de la innovación y la sostenibilidad en la agricultura.

Un ejemplo notable de esta tenacidad es la granja vertical de Viktor Shuleshko en Dnipro, que resistió los estragos de los bombardeos rusos al reconstruirse dentro de un refugio antiaéreo en el sótano, a salvo de temperaturas extremas y amenazas externas. Aunque el camino para recuperar los costos de reconstrucción puede ser largo, Shuleshko ya está planeando diversificar su producción, explorando una gama más amplia de cultivos.

Otra granja vertical, Green Wave Organic, produce 1.500 kg diarios de verduras y hierbas en solo 1.500 m². La creación de este singular complejo vertical de cultivo por parte de Volodymyr Novy es un logro significativo en la agricultura sostenible y ha prometido desarrollar un grupo de granjas verticales en el corazón del comercio mayorista de frutas y verduras de Ucrania.

Numerosas historias de éxito de granjas verticales en Ucrania apuntan a la posibilidad de que esta sea la próxima revolución en el sector de la agricultura ecológica en la Europa emergente. La perseverancia y la innovación de los agricultores ucranianos destacan no solo su capacidad para superar la adversidad, sino también su contribución a un futuro más sostenible y eficiente en la producción de alimentos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí