“Triunfo ciudadano”: la reacción de las organizaciones frente al rechazo de Dominga

Las comunidades locales y organizaciones ambientales valoraron la decisión por tratarse de un proyecto incompatible con el entorno natural y llamaron a concentrarse en el proyecto Puerto Cruz Grande.

0
250

El Comité de Ministros rechazó la instalación del polémico proyecto minero portuario Dominga, que la empresa Andes Iron pretende emplazar en la comuna de La Higuera en la región de Coquimbo.

Los ministerios de Salud, Agricultura y Medio Ambiente votaron en contra mientras Minería y  Energía se mostraron a favor. El titular de economía, Luis Felipe Céspedes, manifestó que no se abstuvo sino que “se retiró antes” debido a que no alcanzó, dado los plazos, a realizar un análisis en profundidad.

La planta, presentada por la empresa Andes Iron, se instalaría en el sector costero de la región de Coquimbo para explotar hierro y, en menor medida, concentrado de cobre.

“La decisión no fue política”, afirmó el ministro Marcelo Mena. El titular de Medio Ambiente explicó que el proyecto no contaba con medidas de mitigación adecuadas para los impactos que provocaría en la biodiversidad y para la salud de las personas. En particular, apuntó al escenario que afectaría a la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt.

 Los argumentos desde la cartera ambiental no dejaron satisfechos al mundo empresarial. Desde la Sociedad Nacional de Minería aseguraron que es una “decisión política sin justificación”. Diego Hernández, presidente de Sonami, cuestionó al Gobierno. “Es lamentable que no haya sido capaz de tomar una decisión país en una materia de tanta importancia” agregó el ex presidente ejecutivo de Codelco.

Andes Iron anunció que recurrirá al Tribunal Ambiental dentro de los próximos 30 días para revertir la medida de Comité. Acusaron que no fueron escuchados para buscar una “salida técnica”.

El intendente de Coquimbo, Claudio Ibáñez, dijo que la decisión corrobora la postura que adoptaron como región en marzo pasado porque, según los antecedentes técnicos, existe deficiente información en la línea de base, de compensación y reparación.

“Ante la falta de una línea base que permita a las autoridades tomar una decisión contundente, han tomado la misma decisión nuestra de rechazar las obras”, recalcó.

“Un triunfo ciudadano”

Desde el movimiento ciudadano “Salvemos La Higuera” se mostraron conformes con la votación. Su vocero, Cristóbal Díaz, explicó que luego que el proyecto fuera rechazado en marzo pasado por la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo, la empresa ingresó un recurso de protección traspasando la sentencia final al Comité de Ministros.

Esta instancia solicitó argumentos técnicos a 14 entidades públicas que tenían competencia sobre algún área que integraba la iniciativa. De ellos, la subsecretaria de Medio Ambiente, Salud, Agricultura, Conaf, Sernapesca, entre otros, manifestaron su rechazo a las obras por ser incompatible con el entorno natural.

Díaz sostuvo que la empresa no hizo un buen estudio de impacto ambiental y que omitió información relevante para lograr una aprobación en el Comité.

Desde Greenpeace Chile, la  coordinadora de Océanos, Estefanía González, calificó la votación como un “triunfo ciudadano” porque a su juicio los temas ambientales se han posicionado en el debate ciudadano a diferencia de lo que hasta ahora han demostrado las autoridades políticas.

Sin embargo, desde la ONG expresaron su preocupación por el estado de la institucionalidad ambiental que rige al país por el creciente proceso de judicialización de los proyectos más cuestionados en la materia.

El abogado asesor de la comunidad de La Higuera, Pablo Sanguinetti, explicó que “deben esperar a que se publique el acta donde se precisan los argumentos técnicos entregados por los ministros, lo que debería estar disponible de aquí al viernes en el Servicio de Evaluación Ambiental, y analizando esa información se podría recurrir a alguna otra instancia”.

Para el próximo sábado 26 de agosto las organizaciones y comunidades locales de La Higuera convocaron a una marcha en La Serena y en Santiago en rechazo a otros proyectos que pretenden instalar en el borde costero de la Región de Coquimbo, entre ellos el proyecto Puerto Cruz Grande que también está en trámite y que provocaría un desequilibrio grave en el territorio.

En tanto, desde distintos sectores políticos se han pronunciado sobre esta decisión. El diputado comunista Hugo Gutiérrez señaló a través de su cuenta de twitter que “los antecedentes de la querella contra Sebastián Piñera debieron ser útiles para que los ministros rechazara proyecto Dominga”. Mientras, el diputado independiente ex UDI y candidato presidencial, José Antonio Kast, lamentó la decisión y afirmó que “el Gobierno sigue torpedeando el crecimiento y cediendo ante grupos de interés minoritarios”.